- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
Leyendo

Comer y amar en Copenhague – Guía de viaje eat�...

Comer y amar en Copenhague – Guía de viaje eat&love

Imagina una ciudad fría -gélida, de hecho- y, a la vez, amorosa como una manta de lana en un día de invierno; imagina una ciudad con una cocina sencilla y honesta, pero trangresora como ninguna; imagina una ciudad en la que las bicicletas -decenas de miles de ellas- han conquistado el asfalto y el diseño se hace fuerte en cada esquina: imagina Copenhague. Hoy compartimos contigo nuestras recomendaciones para viajar a Copenhague, la ciudad nórdica de moda, la cuna del hygge -¿todavía no sabes qué es?- y un templo foodie europeo -comandado por el archifamoso Noma, el mejor restaurante del mundo- que no te puedes perder. ¡Vámonos!

 

Presente y pasado se dan la mano en Copenhague: una ciudad que, más allá de su famoso Nyhavn, brilla por su cultura contemporánea y vanguardista.Presente y pasado se dan la mano en Copenhague: una ciudad que, más allá de su famoso Nyhavn, brilla por su cultura contemporánea y vanguardista.

 

Ver & Love

Por aquí somos expertos en exprimir nuestras escapadas como naranjas maduras: nos gusta verlo y hacerlo todo en nuestros viajes. Te recomendamos las experiencias imperdibles de nuestra visita a Copenhague que ningún eat&lover debería perderse. ¡Toma nota!

Alquilar una bici. Desplazarse en bici en un país en el que hace un frío pelón, como Dinamarca, puede parecer una empresa de locos. Pero lo cierto es que, a fuerza de pedalear como un poseso, el cuerpo entra en calor bastante rápido y la experiencia es, sin duda, de lo mejorcito del viaje (nosotros nos lo pasamos como dos niños). Dinamarca es un país 100% bike-friendly. Todo el mundo se desplaza en bici y hay carriles incluso en las zonas rurales fuera de la ciudad. Además, es una de las pocas cosas baratas que se pueden hacer en Copenhague. Aunque hay un montón de tiendas en las que alquilar bicicletas por un buen precio, nosotros os recomendamos especialmente Luca’s Cykler, en Nørrebro, donde podrás conseguir tu bici por poco más de 10 € al día: no las vas a encontrar más baratas. 

Sumergirse en el hygge. El hygge es un concepto danés que carece de traducción, pero que cada vez tiene más adeptos en el mundo. Hygge es lo acogedor, lo hogareño, lo gustoso: como un espacio íntimo iluminado con velas tenues y una chimenea, o una taza de te caliente en una tarde de frío. Los daneses están obsesionados con el hygge y es lógico, porque atrapa: déjate envolver por el ambiente que generan las luces bajas, velas, maderas, hogueras crepitantes, pieles de animales… y empezarás a entenderlo. ¿Dónde puedes hacerlo? Pues en locales como LidkoebHöstSpisselopenkst o en el hotel 66 Guldsmede (te los recomendamos todos más abajo).

Descubrir la ciudad en barco. Puede parecer una turistada en toda regla (y, en parte, lo es), pero ver Copenhague desde el agua bien vale esta pequeña violación de los Mandamientos del viajero Alternativo. Puedes coger  uno de los barquitos que salen desde el famoso Nyhavn (famoso puerto histórico de Copenhague) y recorren los canales de la ciudad. Además, te ahorrarás ir a pie o en bici hasta la Sirenita (un monumento algo sobrevalorado que normalmente está completamente rodeado de guiris) y la podrás ver directamente desde el agua. Abrígate bien si no quieres salir del paseo con un resfriado de aúpa. 

Callejear por el centro de Copenhague. Aparca la bici y descubre el corazón de la ciudad a pie. Seguro que pasarás por Strøget (la calle peatonal más larga de Europa), pero no dejes de salir de la arteria principal y perderte callejeando por los recovecos de la vieja Copenhague.

 

copenhague6

Merece la pena escaparse con tu bici fuera de la gran ciudad. Por ejemplo, a conocer el precioso castillo de Frederiksborg.

 

Contemplar la ciudad a vista de pájaro. Copenhague está llena de torres a las que merece la pena subir. La del Christiansborg Slot (Palacio del Parlamento) es gratuita y da una buena panorámica del centro. La Rundetaarn, a un paso de Strøget, es antigua y pintoresca. Pero la mejor, si no tienes vértigo, es la de la Iglesia de Nuestro Salvador (Vor Frelsers Kirke) en Christiansavn: los últimos tramos de las escaleras salen al aire libre, encaramados al empinado techo de la torre. Merece la pena subir con la puesta de sol: ¡espectacular!

Vivir la utopia ‘hippy’ de Christiania. Al final del tranquilo barrio de Christiansavn, en una antigua área militar abandonada, se encuentra la ciudad libre de Christiania, un enclave utópico declarado independiente de Europa que tuvo momentos de mayor esplendor, pero en el que aún florece una cierta contracultura alternativa e interesantes iniciativas sociales. Además, en una parte de Christiania se tolera la venta y consumo de marihuana: es algo así como un pequeño Amsterdam. Si vas y decides regalarte un homenaje (ya nos entiendes) ojito con la bici después 😉 

Descubrir la Copenhague más moderna. La verdadera vidilla cultural, gastronómica y nocturna de Copenhague no sucede en el centro de la ciudad, sino en los barrios de Nørrebro y Vesterbro, auténticos epicentros de la cultura hipster. Si bien Vesterbro cuenta con la genial área industrial renovada del Meatpacking District y la interesante calle comercial y foodie de Værnedamsvej, Nørrebro tiene un ambiente más alternativo y multicultural en general (no te pierdas la calle Jægersborggade y sus tiendecitas).

Pasear por los jardines de Copenhague. La ciudad está repleta de jardines preciosos. Desde el Jardín Botánico (con un bonito invernadero decimonónico) a Frederiksberg Have (al final del lujoso barrio de Frederiksberg), pasando por el cementerio de Nørrebro (sí, has leído bien) y los jardines del castillo Rosenborg.

Perderse entre las luces del Tívoli. El Tívoli es uno de los parques de atracciones más antiguos y con más encanto de Europa. Merece mucho la dejarse perder por sus rincones, aunque no te subas a ninguna atracción. Es especialmente bonito de noche y en Navidad, gracias a su preciosa iluminación: ¡magia hygge!

Culturizarse un poco. Siempre es interesante dejar algún hueco para museos. Si te gusta la escultura, pásate por la Gliptoteca Ny Carlsberg; si eres más de pintura, por el Statens Museum for Kunst y, si como nosotros eres más de historia, no te pierdas el Nationalmuseet, con una retrospectiva de la historia danesa desde el principio de los tiempos. Y, de regalo, una visita a otro imperdible para los amantes, como nosotros, del diseño nórdico: el Museo de Diseño

Escaparse a las afueras. Si estás más de dos días en la ciudad merece la pena escaparse a hacer una excursión fuera de Copenhague (además, puedes meterte con las bicis en el tren). Nosotros fuimos a ver el famoso castillo de Hamlet (en Helsingør) y el de Frederiksborg, y la experiencia fue una gozada. También nos encantó el museo moderno de Lousiana, con colecciones de arte contemporáneo expuestas en un precioso edificio moderno de aires escandinavos completamente integrado en la naturaleza y en los jardines anexos (nosotros salimos en bici desde Frederiksborg, pasamos por Helsingør y acabamos en el Louisiana, es bastante paliza, pero la experiencia mereció el esfuerzo). Además, si tienes más tiempo, también puedes visitar el museo de barcos vikingos en Roskilde, cruzar el puente de Oresund (el segundo más largo de Europa) para hacer una pequeña incursión en Suecia, o perderte en el Jægersborg Dyrehave, un frondoso parque-bosque al norte de Copenhague repleto de ciervos.

 

Dicen que Amass es el heredero del Noma. No sabemos si llegará a tanto, pero lo que está claro es que es un mas que digno representante de la nueva cocina nórdica

Dicen que Amass es el heredero del Noma. No sabemos si llegará a tanto, pero lo que está claro es que es un mas que digno representante de la nueva cocina nórdica

Comer & Love

Copenhague es un paraíso foodie europeo imprescindible. Cuna de la nueva cocina nórdica -especializada en fusionar productos tradicionales del campo, la huerta y el mar con técnicas de vanguardia-, del hygge -palabra de moda intraducible que define espacios y sensaciones extremadamente confortables- y hogar del gran Noma, comer aquí es, simplemente, un absoluto placer. Hasta que llega la cuenta, claro. Porque comer en Copenhague es caro. Caro hasta el punto de que Londres y Nueva York son, súbitamente, baratos. Y es que Dinamarca es uno de los países más caros del mundo (aquí el sueldo mínimo son 2.000€, ¡ahí es nada!). Así que mentalízate, ve preparando el cerdito para la matanza y respira hondo, porque aquí un menú del día te costará, más o menos, 30€ por persona; una cena “económica” (en una hamburguesería, por ejemplo) 35-40€ y una cena informal, pero especial, 50-70€ (con cerveza, eso sí: la botella de vino suele rondar los 80€, poca cosa). Menos mal que estamos aquí para velar por la salud de tu cartera y nuestra selección de recomendaciones para comer en Copenhague te va a ahorrar unos cuantos cuartos. Toma nota, que esta información vale su peso en oro 😉

 

El Papiroen, el mercado 'street food' de Copenhague, es una de las opciones más asequibles y auténticas para comer en la ciudad, adorada por los locales.

El Papiroen, el mercado ‘street food’ de Copenhague, es una de las opciones más asequibles y auténticas para comer en la ciudad, adorada por los locales.

Papirøen: auténtica ‘street food’ en el corazón industrial de Copenhague

La isla del papel o “Papirøen” se ganó ese nombre por ser el lugar en el que se encontraban los almacenes en los que se guardaban todos los periódicos que eran distribuidos en Copenhague. Situada en una antigua zona industrial del puerto, pero a un paso del Nyhavn (centro neurálgico del turisteo), la zona ha sido recuperada y transformada en uno de los mejores mercados street food de Europa. No esperes mucho postureo: aquí todo es alternativo y muy auténtico, con puestos de todo tipo dedicados a comidas de todas las partes del mundo. Entre los preferidos de la gente están algunos clásicos “guarretes” como las inigualables patatas fritas dulces de Fisch Art o las hamburguesas de carne de pato de Duck It, pero también encontrarás cocina healthy como los platos vegetarianos colombianos de Latienda y opciones exóticas como los platos chinos de Red China, la barbacoa coreana de Bulko o las tortillas rellenas marroquíes de Marrakech. Si quieres comer bien por relativamente poco (una media de 15€-20€ por plato), es tu sitio para repetir y repetir en Copenhague.

 

Meatpacking district Copenhague

Un matadero convertido en meca hipster

Meatpacking District: un polígono industrial con mucho rollo

El Meatpacking District, en la zona de Vesterbro (uno de los barrios hipster de Copenhague), es un gran polígono industrial en el que se encuentra el matadero de la ciudad, hoy meca del hispterismo local para salir a cenar y de copeo. La oferta es infinita y cada bar y restaurante es más molón que el anterior. La mayoría de los locales tienen un rollo industrial, canalla y carnívoro muy vinculado al espacio del matadero en el que se encuentran. Nosotros nos decidimos por el Gorilla, un restaurante desenfadado y divertido lleno de ‘modernos’ en el que la opción más popular es un menú degustación bastante ecléctico con algunos platos inspirados en la nueva cocina y otros de aires más internacionales y fusión (el precio con cervezas rondará los 60€ por persona). Pero hay otras propuestas muy interesantes en la zona, como Fleisch (carnicería y restaurante, 50€ pp. aprox.), War Pigs (barbacoa texana y cervezas artesanas, 35 € pp. aprox), Hija de Sánchez (cocina mexicana rápida con tacos reinterpretados por una antigua chef del Noma, 20 € pp. aprox.) o Kødbyens Fiskebar (un espacio de cocina marina de mercado para olvidarse un poco de la carne, 50 € pp. aprox.).

Bæst: la charcutería y pizzería artesana de moda en Nørrebro

Nos vamos ahora hasta Nørrebro (el otro barrio moderno de Copenhague) para hablarte de uno de los sitios que más nos gustaron en nuestra escapada. El Bæst es un restaurante orgánico italiano dirigido por el siciliano Christian Puglisi, formado en Noma y consagrado en Relæ -otro de los grandes de la cocina nórdica- que aquí se suelta la melena con charcutería artesana ecológica elaborada por ellos mismos en el propio local y una selección de deliciosas pizzas artesanas. La charcutería, tenemos que decirlo, está de vicio (brutal su sobrasada, ¡aunque parezca mentira!) y las pizzas (preparadas con harinas ecológicas, ingredientes top como sus embutidos artesanos, quesos elaborados diariamente en su propia granja y horneadas en un horno especialmente construido en Nápoles) son de las mejores que hemos probado nunca. ¿El precio? Unos 45 € pp. (con cerveza). Caro, sí, pero merece la pena.

 

Mirabelle es una coqueta cafetería eco en Norrebrö en la que desayunamos así de bien

Mirabelle es una coqueta cafetería eco en Norrebro en la que desayunamos así de bien

Mirabelle: de ‘brunch’ en Nørrebro

Sin salir de Nørrebro (de hecho, está pegado a Bæst) te proponemos un sitio en el que disfrutar de un buen brunch a la danesa. Mirabelle es un pequeño y encantador café ecológico perfecto para empezar el día con unas buenas tostadas de pan de masa madre (de los mejores de la ciudad), pasteles, repostería artesana y clásicos salados como los eggs benedict. Además, tienen cocina ligera, sana y ecológica para comidas y cenas (25 € pp. aprox.)

Torvehallerne: el mercado ‘foodie’ de Copenhague

Torvehallerne es un mercado gourmet (mira que nos gusta poco esta palabra, pero aquí tocaba) al estilo del mercado de San Miguel en Madrid estrenado hace unos años en la zona de Nørreport. A pesar de tener un carácter un pelín sofisticado par nuestro gusto, es un espacio precioso en el que, además, podrás encontrar propuestas gastronómicas interesantes locales (como el famoso smørrebrød, pan de centeno con mantequilla abierto y relleno de ingredientes fríos) e internacionales. 

Noma: uno de los mejores restaurantes del mundo

¿Qué decir del Noma? Aunque no pudimos ir por falta de planificación (no somos de los que nos organizamos con un año de antelación), si tienes la suerte de conseguir una reserva y estás dispuesto a pagar la friolera de 300€ por persona no te puedes perder el que es, para muchos, el mejor restaurante del mundo. Eso sí, ten en cuenta que el local actual cierra en febrero y hasta junio de 2017 estarán planificando su vuelta a un espacio todavía más espectacular, entre árboles y naves abandonadas, en la zona de Christiania. La cosa promete porque allí el chef René Redzepi no solo tendrá un restaurante, sino toda una ecogranja en la que dar rienda suelta a su espectacular cocina nórdica basada en el mejor producto de cercanía y estacional. Apuntamos la visita a nuestra lista de deseos para los Reyes Magos, ¡a ver si hay suerte!

 

amass-copenhague

Amass: la alternativa al Noma

Si no has podido ir a Noma, no te preocupes: cada vez son más los chefs formados en su escuela que alcanzan un nivel sobresaliente y empiezan a volar solos desarrollando su propia versión de la nueva cocina nórdica. Una de las mejores opciones (y la que nosotros escogimos), es la que propone Amass, un restaurante comandado por el chef Matt Orlando que, para algunos críticos, es el auténtico sucesor del Noma. Situado en un espectacular y desenfadado espacio industrial decorado con graffitis un par de kilómetros al norte de Papiroen, Amass ya cuenta con su propia huerta para desarrollar una cocina muy vegetal y estacional, con alto nivel técnico, muy similar a la del Noma, pero con su propia personalidad. Aquí todo está delicioso: desde los panes artesanos para acompañar la comida a las combinaciones de vegetales llenos de sabor (por ejemplo, zanahorias con ricotta de nueces y flor de saúco en conserva), las carnes (un espectacular cordero con crema agria y apio) o los vinos ecológicos y biodinámicos (echamos en falta alguno español, eso sí). El precio por persona del menú corto con maridaje de vinos está en 140 € (el largo sale en unos 200 €). Es un pastón, pero teniendo en cuenta los precios de Copenhague y lo interesante que es probar la nueva cocina nórdica de vanguardia, merece la pena.

Y aún tenemos más…

Aunque el tiempo no nos dio para más (y nuestra cartera pedía a gritos un respiro), las arduas investigaciones de Fabio nos dejaron una amplia lista de sitios interesantes para comer y amaren Copenhague que queremos compartir contigo. Te los proponemos por barrios:

Centro

Paludan: librería-restaurante-café muy frecuentado por estudiantes (20 € por persona) 

Aamanns Etablissement: smørrebrød danés en espacio moderno (25 € pp.)

The Red Box: restaurante de fusión chino-francesa (45 € pp.)

Höst: cocina nórdica asequible en un espacio con un interiorismo hygge contemporáneo que te encantará (50 € pp.)

Bror: nueva cocina nórdica con productos de temporada (50 € pp.)

Vakst: nueva cocina danesa en espacio espectacular decorado con mucho verde y toques hygge (60 € pp.)

Uformel: nueva cocina danesa de vanguardia con ingredientes de la granja en ambiente informal (menú degustación con maridaje 120 €)

 

El rollo de canela de Meyers Bageri, una oastelería artesana en Norrebrö, tiene fama, ¡y es por algo!

El rollo de canela de Meyers Bageri, una pastelería artesana en Norrebro, tiene fama, ¡y es por algo!

Nørrebro

Meyers Bageri: no es un restaurante, sino una pastelería, en la que podrás probar algunos de los mejores dulces artesanos de Copenhague, como su gran cinnamon roll 

Aroiidee: bistró asiático asequible de los responsables de Kiin Kiin (thai con estrella Michelin) (25 € pp.)

Social: pequeño café con comida healthy, brunch y buen ambiente (25 € pp.)

Nørrebro Bryghus: moderna cervecería artesanal y restaurante (30 € pp.)

Manfreds & Vin: nueva cocina nórdica asequible en un ambiente desenfadado, centrado en vegetales y carnes raw (50 € pp.)

Relæ: nueva cocina nórdica de vanguardia con productos eco (menú degustación con maridaje 200 € pp.)

 

Vesterbro

Magasasa: en su local de Vesterbro sirven cocina cantonesa, dim sums y cócteles (20 € pp.)

Øl & Brød: moderno restaurante especializado en smørrebrød y cerveza danesa Mikkeler (30 € pp.)

Cofoco: cocina europea con toques nórdicos asequible (35 € pp.)

 

Otras zonas

Rabes Have (Christiansavn): local clásico con cocina danesa a la vieja usanza -de los pocos sitios que quedan realmente auténticos- (30 € pp.)

Spisselopen (Christiania): restaurante de cocina creativa internacional y ambiente muy hygge escondido al final de una escalera llena de graffitis en plena Christiania (45 € pp.).

Chai Wong (Frederiksberg): bistró asiático moderno, versión informal de los responsables del Kiin Kiin (con estrella Michelin) (45 € pp.)

Radio (Frederiksberg): restaurante urbano acogedor con platos nórdicos preparados con productos eco de la huerta del chef (menú degustación con maridaje 100 € pp.)

 

Salir & Love

Salir en Copenhague es una de las mejores oportunidades que vas a tener para experimentar el hygge en toda su intensidad. Te invitamos a envolverte en tu jersey y tu mejor bufanda, coger tu bici, pedalear con fuerza para entrar en calor mientras vuelas por las calles de la ciudad y guarecerte en la calidez de estos locales de luz tenue y velas.

Lidkoeb (Vesterbro): Es un bar que ocupa un edificio entero -un pelín oculto-. Todo muy hygge, especialmente el último piso, en el que hay un elegante y moderno Whisky Bar espectacular que parece sacado de la época de la Ley Seca -aunque no te guste el whisky, aquí hacen unos cócteles deliciosos que fueron capaces de convertir a Susana y, por ende, podrían convertir a cualquiera-.

The Jane (Centro): Ya sabéis que nos encantan los locales al estilo de los ‘speak easy’ de los años 20 (una pena que en Madrid siga sin haber ninguno). The Jane es otro de los mejores sitios de este estilo en Copenhague: decoración de época, cócteles sobresalientes, y una pista de baile ‘secreta’ escondida detrás de una falsa puerta en una librería 😉

Mesteren & Læringen (Meatpacking district): un pub tradicional renovado muy animado, con música variada y gente de todas las edades, perfecto para tomar una copa barata después de una cena en los restaurantes de la zona.

Jolene (Meatpacking district): un pub canalla de música electrónica con ambiente muy hipster situado también en la zona del Meatpacking district, en el que NO hay cócteles (lo advierten con un cartel y todo).

Duck & Cover (Vesterbro): cocktail bar con una decoración elegante, sobria y acogedora estilo años 50.

Kind of Blue (Nørrebro): pequeño bar clásico y desenfadado con buena música (rock, jazz…), estupendos cocktails y un ambiente bastante alternativo.

Mikeller & Friends (Nørrebro): el mejor sitio para disfrutar de birras artesanas en un ambiente modernillo.

Brus (Nørrebro): otra cervecería artesanal en una preciosa nave antigua restaurada en pleno corazón de Nørrebro.

Gilt (Nørrebro): uno de los sitios más clásicos de la ciudad para disfrutar de buenos cócteles.

Jazzhouse (Centro): la meca para escuchar buen jazz en directo en Copenhague.

 

El barrio de Norrebrö es uno de los más alternativos de Copenhague: aquí encontrarás modernos restaurantes, tiendas y cafés.

El barrio de Norrebro es uno de los más alternativos de Copenhague: aquí encontrarás modernos restaurantes, tiendas y bares como Brus.

Dormir & Love

El precio de los hoteles en Copenhague, como te podrás imaginar, anda un poco disparado. Por suerte, esta ciudad es uno de los mejores sitios del mundo para usar Airbnblos precios son más ajustados de lo que te podrías esperar y, además, es una oportunidad estupenda para entrar en contacto directo con el auténtico espíritu danés (aquí la mayoría de la gente alquila su vivienda principal cuando se va de viaje). Nosotros te recomendamos que busques alojamiento en las zonas de Nørrebro y Vesterbro: no solo son los barrios emergentes de moda, sino que los precios son más asequibles que en pleno centro.

Y si lo de alquilar casas a extraños no va contigo, te proponemos como alternativas a un precio razonable Urban House (un hostel molón en Vesterbro de aires muy hipsters en el que las habitaciones compartidas son muy económicas, y las dobles están a partir de 145 € la noche) o Carlton Hotel 66 Guldsmeden (un hotel boutique ecológico super hygge, también en Vesterbro, con habitaciones dobles bastante chulas a partir de 135 €).

MAPA EAT&LOVE DE COPENHAGUE

Y, con esto, y un bizcocho, nos despedimos hasta nuestra próxima escapada, no sin antes recordarte algo muy importante: come, ama (y, si puedes, viaja). Lo demás, ya vendrá ; )

Con cariño,

Susana & Fabio

 

Susana y Fabio - eat&love

Us 😀

 

 

Susana & Fabio
Somos Susana y Fabio, foodies empedernidos, viajeros y diseñadores de experiencias gastro (eat & love studio). Te recomendamos los mejores locales de Madrid. ¿Te apuntas a comer y amar con nosotros?

TE VA A GUSTAR...

  1. Luna

    7 febrero

    ¡Genial chic@s! Gracias, ¡menudo listado!!! Tendré que volver 😉

    • Equipo eat&love
      Equipo eat&love

      7 febrero

      Gracias por comentar! 🙂

  2. Rose

    7 febrero

    Voy a Copenhagen en Semana Santa y vuestra guía me viene genial. Mil gracias por compartir toda vuestra sabiduría ?

    • Equipo eat&love
      Equipo eat&love

      7 febrero

      Un placer! Esperamos que te sea útil! 😉

  3. ferran

    12 febrero

    Hola cuando es la mejor epoca para viajar a Copenhagen?

    • Equipo eat&love
      Equipo eat&love

      12 febrero

      Hola! Es un poco personal, pero cuando más encanto tiene es en el mes de diciembre: está todo lleno de mercados navideños, puestos de vino caliente, adornos… y la decoración del Tivoli es una chulada en esa época. Además, en los restaurantes hay más presencia de caza, setas… Si no, pues de mayo a septiembre: días más largos, clima más suave, y más posibilidades de disfrutar de la bicicleta y de las excursiones de alrededor.

  4. Roberto

    25 agosto

    Fabuloso. Este “post” ha ayudado mucho a que nuestra experiencia en Copenhagen haya sido perfecta

    • Equipo eat&love
      Equipo eat&love

      31 agosto

      Muchas gracias Roberto! 🙂

  5. Jaime

    3 noviembre

    Hola chicos:
    Gracias por el post. Una pequeña precisión: El parlamento está en Christianborg. Rosenborg es precioso y alberga la colección de joyas de la corona danesa.
    Además, el Øresundsbroen es largo, ¡pero nada que ver con el puente Vasco de Gama de Lisboa!
    Aparte de estas pequeñas precisiones, me parece que habéis hecho una selección muy acertada: ¡enhorabuena y saludos desde Frederiksberg!

    • Equipo eat&love
      Equipo eat&love

      3 noviembre

      Hola Jaime, mil gracias por las correcciones, ya están cambiadas en el texto! Agradecemos un montón que nos escribáis si véis algo erróneo en un post 🙂 Ah, y nos alegramos de que te haya gustado el artículo! Un abrazo!

  6. MJ

    3 noviembre

    ¡Hola chicos! ¡Primero deciros que soy muy fan de vuestro Blog! ¡Enhorabuena! Mi chico y yo nos vamos a pasar esta noche vieja a Copenhague y nos gustaría saber si nos recomendáis en concreto alguno de los restaurantes de vuestra lista para ir a cenar en Nochevieja. Buscamos algo que sea cálido y romántico por los barrios de Nørrebro y Vesterbro pero que no se nos dispare de precio demasiado (algo alrededor de 100-150€) ¡Gracias por vuestra ayuda! Un saludo 🙂

    • Equipo eat&love
      Equipo eat&love

      6 noviembre

      Hola! Pues para Nochevieja nos pillas un poco, porque normalmente la mayoría de restaurantes cierran y los que abran tendrán menús bastante más caros de lo habitual. Los restaurantes del grupo Cofoco (Høst,Vækst, Cofoco…) tienen buenos precios, ambiente chulo, cocina buena y sí ofrecen cenas de Nochevieja. Os recomendamos probar en alguno de ellos! Ya nos contaréis qué tal!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
69 Compartir
Twittear
Compartir60
+12
Compartir7
Email