- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
Leyendo

Comer y amar en el Valle de Arán y Baqueira – Guí...

Comer y amar en el Valle de Arán y Baqueira – Guía de viaje eat&love

Hay paraísos tropicales, de aguas color turquesa y hojas de palmera ondulantes; y hay paraísos helados, de paisajes blancos y montañas que cortan el aliento, como el Valle de Arán: el “Valle del valle” (traducción literal del aranés) o, por qué no, “el Valle de entre los valles”.  Y es que, esta pequeña zona del Pirineo central enamora, y no sólo por su espectacular estación de esquí (la impresionante Baqueira-Beret): aquí hay mucho más que descubrir. Te invitamos a desaparecer en la naturaleza, a perderte en un oasis de nieve virgen, a apagar tu mundo un instante. Cierra los ojos, cálate tu mejor gorro de lana, prepara una maleta de ganas de vivir y acompáñanos a comer y a amar a la “Val d’Arán”. 3, 2, 1 … ¡vamos!

 

Valle de Arán Vielha Viella Mauberme Unha

Vista de Unha desde el Hotel Mauberme

Ver & Love 

El viaje empieza con un Ave desde Madrid (si sales de allí). En 2 horas te habrás plantado en Lleida, y en 2 horas más estarás surcando las curvas del Pirineo en coche. 240 minutos o 16.200 segundos que lo habrán cambiado todo: porque cuando atraviesas los 5 km del túnel de Vielha (o Viella) y tus ojos se inundan del blanco fluorescente que lo llena todo en el valle algo en tu mente hace ‘clic’ y se relaja. De fondo, suena una canción: “ain’t no mountain high enough, ain’t no valley low enough, ain’t no river wide enough…“, dice. Empiezas a cantar a grito pelado. Acabas de llegar y ya eres un poquito más libre.

El Valle de Arán es terapeútico. Basta con pasear por sus coquetos pueblos de cuento entre tejados nevados para sucumbir a su magia. Pero no te confundas, que aquí el menú también incluye una ración (doble) de adrenalina en vena. Y es que la ‘Val d’Aran’ es un paraíso para la aventura y el deporte: esquí o snowboard, excursiones en moto de nieve o con raquetas, senderismo cuando llega el calorcito… la lista es infinita. ¿Abrumado? Aquí tienes nuestra selección de experiencias imprescindibles en el valle. ¡Toma nota!

Hacer un ‘tour’ por los pueblos más coquetos del valle de Arán. Desde la capital, Vielha (Viella); pasando por Arties, Bossòst, Garòs  o el encantador Salardú, los pueblos del valle de Arán, con sus coquetas casas de piedra y sus joyas del románico, son a cada cual más encantador. No te puedes ir sin hacer una ruta por todos ellos (recién nevados están especialmente bonitos). No te llevará más de una mañana, y te llevarás un recuerdo precioso de tu viaje. 

 

Valle de Arán Vielha Viella Unha Baqueira

Unha - Valle de Arán
Valle de Arán Vielha Viella Unha Baqueira

 

Surcar las nieves en una moto y bañarse en las aguas termales de Banhs de Tredos. El equipo del hotel Banhs de Tredós organiza esta excursión con la que vas a llenar tu muro de Facebook de espectaculares fotos de esas que dan envidia de la mala. La aventura arranca ascendiendo por la montaña en una moto de nieve que conducirás tú mismo (una pasada) hasta llegar al hotel, completamente aislado del mundo en un oasis de paz al que no llega ni la cobertura del móvil (los emails del ‘curro’ tendrán que esperar un poco). Allí puedes darte un baño ‘anti-ansiedad’ en su piscina de aguas termales (la más alta de Europa), relajarte en su jacuzzi y ponerte a tono en la sauna finlandesa. Cuando ya estés calentito/a, puedes echarle un poco de osadía vikinga al asunto y rebozarte en la nieve en bañador hasta que el cuerpo aguante: buenísimo para la circulación, oiga 😉 

Pasear con raquetas de nieve. Si subes a Banhs de Tredós en temporada de nieve, puedes (y debes) aprovechar para calzarte unas raquetas y vivir una auténtica experiencia into the wild perdiéndote en el impresionante paisaje alpino que rodea el hotel. Eso sí, no olvides meter en la mochila una buena brújula (o, en su defecto, un buen sentido de la orientación) porque si te pierdes en esta zona sólo los ciervos podrán sacarte del entuerto.

Esquiar en Baqueira-Beret. Vale, esta ya te la sabías, pero había que ponerla. Baqueira-Beret es la estación de esquí más grande de España y una de las más populares. Tanto si no tienes ni idea de esquiar como si naciste con los bastones en la mano, en los más de 155 km de pistas de Baqueira vas a encontrar una para ti. Desde la estación vas a poder ver la cumbre del Aneto (el pico más alto de España). Y, si lo tuyo no es el esquí, siempre puedes apuntarte a una de las excursiones que organizan en moto de nieve, trineo tirado por perros o caballos o a un paseo con raquetas.

Senderismo. Si te acercas al valle a finales de primavera, en verano o a principios de otoño, no tendrás mucha nieve, pero sí maravillosos paisajes alpinos perfectos para caminar hasta gastar las botas. No te pierdas parajes como la preciosa Artiga de Lin, cuajada de bosques, bonitos prados y surgencias de agua.

 

Excursión con raquetas de nieve Tredós - Valle de Arán

Motos de nieve en el Valle de Arán - Banhs de Tredós

balneario Banhs de Tredòs - Valle de Arán

1. Excursión con raquetas por Tredós. 2. Susana, en moto de nieve a Banhs de Tredós. 3. Piscina de aguas termales en Banhs de Tredós.

 

Comer & Love

Si nos conoces un poco sabrás que, para nosotros, comer y viajar son primos hermanos: somos foodies y, vayamos a donde vayamos, siempre suspiramos cuando nos ponen un buen plato bajo la nariz. Por suerte, en el valle de Arán hay innumerables opciones para mantener el cuerpo caliente (que falta hace) y el estómago contento. Aquí van un puñado de planes gastro que no te puedes perder: 

 

Casa Turnay restaurante Valle de Arán Escunhau

Olla aranesa / col rellena / paletilla deshuesada rellena de frutos secos con setas – Casa Turnay

La cocina casera de Montse en Casa Turnay

En el pequeño pueblo de Escunhau está Casa Turnay, un acogedor local conocido por los veteranos del lugar por haber abierto hace más de cuarenta años, cuando apenas existían una decena de restaurantes en el valle. Allí te recibirá Montse, una aranesa encantadora que aprendió de sus padres -de los que heredó el restaurante- que el cariño es el ingrediente secreto de todo lo bueno que hay en esta vida y hoy se lo añade, como la sal y la pimienta a todos sus platos. En su carta, totalmente basada en la cocina local tradicional, encontrarás clásicos como la olla aranesa (un plato de aprovechamiento típico del valle, basado en un caldo acompañado de alubias, embutido y “lo que caiga”) y otros menos conocidos, pero igualmente auténticos, como las coles rellenas. Las carnes de Casa Turnay, provenientes del valle, merecen una mención especial: están de escándalo (no te pierdas la deliciosa paletilla de cordero deshuesada rellena de setas y frutos secos). Además, en Casa Turnay fabrican su propio paté de campaña y venden productos con la denominación de origen del valle, muchos de ellos elaborados artesanalmente por Montse, como sus deliciosas mermeladas.

Dirección: Sant Sebastià, 2 (Escunhau). Precio medio: 25 / 30 € pp.

 

Era Coquela restaurante Vielha Viella Valle de Arán

Crema de aceitunas con naranja natural y sardina ahumada / lubina salvaje con verduras en tempura, aire de limón, alioli de ajonegro y tomate pasificado / Royal de pato relleno de foie con crema de mango – Era Coquela

La cocina creativa de Marc en Era Coquela

En el Valle de Arán no todo es cocina tradicional. Por ejemplo, Marc Nus -chef del restaurante Era Coquela– elabora platos más rompedores y creativos, en los que combina sin miedo ingredientes propios del valle y productos provenientes del resto de España (y parte del extranjero). Si vas al mediodía, su completo y asequible menú del día por 15 € tiene fama. Si pides a la carta, encontrarás platos de base más tradicional con toques innovadores (canelones de jabalí, pies y confit con crema de murgulas, risotto de ceps con carpaccio de ciervo, huevo a baja temperatura con foie, ceps y espuma de patata…). Pero si quieres algo más sofisticado y de aires internacionales, vete a por su original menú degustación, en el que encontrarás un amplio arsenal de creativos aperitivos (bombón de Campari y naranja, mousse de maracuyá y ginebra, donette de foie con chocolate blanco, falsa trufa de ciervo con trompetas de la muerte…) y segundos tan apetecibles como la lubina salvaje con verdura en tempura aire de limón, alioli de ajonegro y tomate pasificado o el royal de pato relleno de foie con crema de mango. Eso sí, si tenemos que destacar un plato, nos quedamos sin duda con su delicado carpaccio de ciervo con ceniza de foie: ¡buenísimo!

Dirección: Avenguda Garona, 29 (Vielha). Precio medio: 35-45 € pp.

 

tapeo Vielha Viella Valle de Arán pinchos

 

De tapeo por Vielha: La Fonda d’en Pep, Vielhitos Bar, Gourmet d’Occitania, Tauerna Urtau

Si ya has catado la olla aranesa y has brindado con un chupito de licor Casís, el próximo ritual foodie en la lista de must del valle de Arán es el tapeo por Vielha. Ármate con un buen vino, marca dos o tres locales en tu ruta y disponte a brindar entre tapa y tapa por todo lo que has vivido hoy en el valle. Estas son nuestras recomendaciones, todas muy cerca unas de otras en el centro de Viella:

1 – La Fonda d’en Pep: aunque a Pep sus hijos le cambiaron el logo del restaurante y ahora ya no lleva su nombre, quienes le hemos conocido sabemos que La Fonda es y será siempre ‘del Pep’ por derecho propio. Y es que fondas, hay muchas, pero en pocas se comen unas patatas al ali oli (casero, claro) tan buenas como en la de Pep. Por no hablar del huevo estrellado con foie y miel, o sus viciosos bastones berenjena en tempura con parmesano (ver foto), entre otras especialidades. Ojo, que además de barra de tapas y vermutería tienen una estupenda cocina de mercado con producto local que nos han chivado que merece mucho la pena.

2 – Vielhitos Bar: en pleno centro de Viella está el Vielhitos Bar. El ambiente jaranero del local enamora nada más pasar por delante: es uno de estos sitios con sabor, llenos hasta la bandera de jolgorio y risas. Son famosas sus croquetas caseras (de jamón, gambón, bolets…). Entre sus pinchos, nosotros nos quedamos con el de anchoa con kikos y crema de queso (foto).

3 – Gourmet d’Occitania: este pequeño local de dos plantas (en la de abajo puedes comer en antiguos telesillas traídos directamente de Baqueira) propiedad de los mismos responsables de Eth Restilhé es, además, una tienda de productos artesanos con obrador propio. Aquí producen todo lo que se vende y consume (quesos, embutidos…) y eso, se nota. Puedes acompañar el tapeo de refrescantes cervezas artesanas del valle.

4 – Tauerna Urtau: otra opción interesante para tapear en Vielha. Lo que era una simple taberna de pueblo ha acabado convirtiéndose en una pequeña cadena con tres locales en el Valle de Arán especializada en pinchos.

 

refugios Baqueira esquí ski Valle de Arán

 

Ruta gastro por los refugios de Baqueira

En los 155km de pistas de Baqueira-Beret hay tres refugios muy top en los que, además de calmar la gula, vas a poder relajarte y descansar en el ambiente más chic. ¡Apunta!

1 – Cinco Jotas: esquiar, como todo el mundo sabe, da mucha hambre. Más si eres novato (el esfuerzo de levantarse una y mil veces le deja a uno famélico perdido). Si este es tu caso, te recomendamos que esquíes raudo y veloz hasta el refugio de Cinco Jotas. Allí vas a poder disfrutar de una contundente carta basada en estupendos embutidos y carnes ibéricas (nosotros te recomendamos la pluma a la parrilla, ¡deliciosa!). Tu cuerpo serrano te lo agradecerá 😉

2 – Winter Lounge de Moët: si hay un place to be en Baqueira Beret, ese es el refugio de Moët. Si todavía te dan las piernas para ello y tienes más arte que nosotros moviéndote con tus botas de esquí, aquí vas a poder bailar (suele haber DJ), comer a base de tapas creativas y delicatessen y brindar con champagne (te recomendamos el Moët Ice, con hielo y fresas) por tu próximo descenso por las pistas. Eso sí, ojito con lo que bebes: bajar rodando no tiene nada de glamour 😉

3 – Refugi San Miguel: el refugio más alejado de todos pasará a nuestro recuerdo por habernos librado de una tremenda tormenta de nieve que nos sorprendió en medio de nuestra travesía hasta allí. Sobrevivir a una hazaña así bien merecía unas cañas. Además, en el refugio tienen una buena carta de tapas frías y calientes, asesoradas por  los chefs Paco RonceroDani García y Paco de Paz y ejecutadas por el joven chef Rubén Pla.

4 – Borda Lobató: este clásico restaurante del año 1976, recién reformado con mucho estilo, es uno de los referentes en el núcleo de Baqueira. La carta se especializa en cocina tradicional aranesa y carnes a la brasa. Dicen que sus fiestas al aire libre (tiene terraza) ápres-ski son memorables.

Otras paradas foodies imprescindibles

Aunque aún no hemos estado, no podemos dejar de recomendar tres destinos foodies imprescindibles en el Valle de Arán (nos los guardamos para próximas visitas!):

– Eth Restilhé:  este restaurante ocupa lo que fue una antigua cuadra de ganado en el pequeño pueblo de Garòs. Lleva 30 años especializado en la cocina tradicional aranesa, los últimos apostando por productos Km 0 -directamente cultivados o criados en sus terrenos-, y por la recuperación de especies y variedades autóctonas. En su corta carta destacan la olla aranesa con productos locales o la trucha a las finas hierbas. ¿El precio medio? Unos 35 € / pp. Dirección: Plaça de la Carrera, 2 (Garòs).

– Casa Irene: en Arties, quizás es el restaurante con más nivel y solera del valle, perfecto para ocasiones especiales. Su cocina, tradicional renovada y algo afrancesada, se basa, sin medias tintas, en el mejor producto y ofrece platos como canelones caseros de oca del Gers con confitura de tomates y colmenillas, ensalada de foie gras fresco con pies de cerdo salteados y manzana verde ácida o lomo ecológico de ternera de los Pirineos con níscalos y bearnesa. El homenaje te saldrá por unos 60 € / pp; pero merece la pena. Dirección: Carrer Major, 22 (Arties).

– Er Occitan: este restaurante de Bossòst quizás es el más vanguardista y rompedor del valle. Sus propietarios Marcos Pedarròs (chef) y Nuria Martínez (jefa de sala) revisan la cocina occitana y aranesa con ideas y técnicas contemporáneas y ofrecen platos tan sorprendentes como la olla aranesa deconstruida o delicias como el estofado de ciervo con tubérculos a la vainilla. El precio medio, acorde al nivel de la cocina, está sobre los 50 € / pp. Dirección: Carrer Major, 66 (Bossòst).

 

Salir & Love

Quizás después de un duro día deslizándote por las montañas no apetezca mucho salir a darlo todo, pero te aseguramos que la jarana post-esquí en el Valle de Arán suele merecer mucho la pena.

 

moet refugios Baqueira esquí ski Valle de Arán

Moët Ice en Moët Winter Lounge

La mayoría del ambiente está en la propia Baqueira, con las fiestas après-ski de Borda Lobató o el Winter Lounge de Moët o las copas en la terraza Gin Loe, además de míticas discotecas, para los más fiesteros, como Tiffany’s Baqueira.

Si eres un amante de los cócteles, tu dirección es Dry Snow de Javier de las Muelas, en el propio parador de Arties, dónde podrás descubrir los mejores combinados y gin tonics del valle. Sin salir de Arties hay otros bares y pubs sencillos y acogedores ubicados en casonas de piedra antiguas, como El Divino o La Luna, en los que también estarás muy a gusto.

Ya en Vielha también encontramos alguna oferta nocturna interesante. Uno de los lugares con más encanto es Eth Clot, ubicado en una casona de piedra en la que tomarse una copa relajada rodeado de antigüedades y al calor de la chimenea. Otros sitios como Eth Gahus, Saxo Blue o Trokotro Jazzclub -el más animado- también merecen la pena.

 

Dormir & Love

¿Necesitas una recomendación para dormir en el valle de Arán? Estas son las nuestras 🙂

 

hotel Mauberme Salardú Baqueira esquí ski Valle de Arán

Hotel Mauberme: las mejores vistas del valle

Si quieres esquiar, pero no quieres estar en el mogollón de Baqueira, el hotel Mauberme te va a encantar. Esta preciosa casona ubicada entre Salardú y Unha (a tiro de piedra de Baqueira) cuenta con vistas preciosas a la montaña y cálidas habitaciones decoradas con mucha madera y un estilo montañés contemporáneo. Su saloncito es la mar de agradable, y Montse, su propietaria (ella misma vive en la planta de arriba del edificio), un encanto. El desayuno también es otro de los puntos fuertes del hotel Mauberne: un buffet completo en el que encontrar zumos naturales, bollería y pasteles artesanos, embutidos, quesos y yogures del valle. ¡Perfecto para coger fuerzas antes de un intenso día de esquí!

Dirección: Carretera a Bagergue, 3 (Salardú). Precio medio: 160 € / noche habitación doble con desayuno incluido.

 

hotel El Ciervo Viella Vielha Valle de Arán

Hotel El Ciervo: el más ‘chic’ de Vielha

Si prefieres estar cerca del ambiente de Vielha, la localidad más grande del valle, no lo dudes, quédate en el hotel El Ciervo. Decorado con mimo y mucho gusto en un estilo alpino vintage, El Ciervo enamora por méritos propios. Pero lo mejor no es su bonita decoración,  sino el cariño que Chus (la dueña) le pone a cada detalle para que tu estancia sea perfecta: desde la máquina Nespresso con pastas que te llevan a la habitación, a las meriendas aprés-ski con sorprendentes canapés de todo tipo y cava que regalan a sus clientes. Su desayuno, por cierto, tiene fama y es por algo: estamos seguros de que pocas veces has probado uno así de original, divertido y abundante. Todo en El Ciervo está pensado para que lo último que quieras sea volver a casa.

Dirección: Plaça Sant Orenç, 3 (Vielha). Precio medio: 80 € / noche habitación doble con desayuno y merienda incluidos.

 

hotel Banhs de Tredós Valle de Arán

Banhs de Tredos: ‘into the wild’

Si lo que buscas es desconectar totalmente del mundanal ruido y sumergirte de lleno en la naturaleza, Banhs de Tredòs es tu hotel. En invierno sólo podrás acceder en moto de nieve  y no hay ni cobertura móvil: imposible sentirse más aislado. Podrás olvidarte de todo y ocupar tu tiempo descubriendo los increíbles paisajes que rodean el parque nacional de Aigüestortes, bañándote en aguas termales sulfurosas (buenas para las articulaciones, la piel…) y disfrutando de su sabrosa cocina tradicional (con alguna que otra opción internacional).

Dirección: Naut Aran, Carretera Aiguamog. Precio medio: 75 € / noche habitación doble con desayuno incluido.

MAPA EAT&LOVE DEL VALLE DE ARÁN

Y, con esto, nos despedimos hasta nuestra siguiente guía de viaje eat&love. No dejes de compartir tu experiencia en el Valle de Arán con nosotros en los comentarios: ¡nos encantará conocerla!

Con cariño,

Susana & Fabio

Agradecimientos: desde aquí queremos darle las gracias al Grèmi d’Ostalaria dera Val d’Aran y a Foment Torisme Val d’ Aran, que han movido cielo y tierra para ayudarnos a planear nuestra visita al Valle. Gracias a Lourdes, Carina, Ambrós, Oriol y a todas las fantásticas personas que nos han acompañado en esta aventura. ¡Volveremos!

Susana & Fabio
Somos Susana y Fabio, foodies empedernidos, viajeros y diseñadores de experiencias gastro (eat & love studio). Te recomendamos los mejores locales de Madrid. ¿Te apuntas a comer y amar con nosotros?

  1. Anónimo

    1 abril

    Bon reportatge i molt ben descrita tota La Val d’Aran que efectivament val l pena de visitarla i disfrutarla.

    • Equipo eat&love
      Equipo eat&love

      10 abril

      Moltes gràcies! 🙂

  2. Lo mejor es poder disfrutar de una rica comida en un lugar hermoso! En Chile tenemos un lugar llamado Olmué, con mucha vegetación y fauna es realmente hermoso y hay un restaurante con piscina donde se puede disfrutar de un buen plato en un calido lugar a diferencia del valle aquí mostrado que es igual de hermoso.

  3. Los refugios están maravillosos!! gracias por las ideas para recorrer y conocer el mundo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
539 Shares
Tweet
Share539
+1
Share
Email