- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
Leyendo

7 locales ‘top’ con sabor español para supe...

7 locales ‘top’ con sabor español para superar la resaca veraniega

Se acabó. El verano ha recogido todas sus cosas, nos ha dado un beso en la frente y ha subido al tren hasta el año que viene. Nos ha dejado ahí, pasmados. Un ejército de caras mustias que anticipan una depresión postvacacional de las gordas. La misma de todos los años. Por suerte, por el andén de al lado viene el otoño para quitarnos los ojos vidriosos de un tortazo en seco y darnos caña a base de callos y tortillas de patata. Y es que las vacaciones han sido para viajar, patear, conocer y saborear mil y una gastronomías. Pero tú sabes (y yo lo sé) que como la nuestra no hay ninguna. Que nos tira -y mucho- lo nuestro, nos seduce lo castizo y tradicional y, sobre todo, nos pone lo bien hecho. Al final vas a tener que dejar el drama para la cuesta de enero y hartarte de comer con nuestra ”operación invierno” particular, porque la vuelta a casa hay que celebrarla por todo lo alto y aquí te proponemos siete locales estupendos para desprenderte de la jauja estival que aún recorre tu cuerpo con gusto (sí, se puede). Así que guarda en un bolsillo el pañuelo blanco con el que te despedías de la playa. Lo necesitarás para limpiarte las manos 😉 ¡Vamos!

carmencita-taberna

1. Taberna La Carmencita: la niña bonita

Nos transportamos a 1854 a la que sigue siendo la segunda taberna más antigua de Madrid. La Taberna La Carmencita es una casa de comidas de las de toda la vida, como las que se destilaban antes. Con alma de verdad, mesitas de madera, preciosos platos de cerámica y una carta que no te importará leer enterita mientras te tomas un vermú bien fresquito, de esos con los que empiezan a fluir las conversaciones a media luz. Cada detalle hecho con cariño. Con el de antes y el de ahora.

Encontrarás desayunos honestos -pan de harina ecológica, mantequilla fresca de sus ganaderos de la Sierra, queso de San Pedro del Romerall, miel de Patones, yogures artesános y más- pasando por almuerzos domingueros llenos de zumos de frutas y huevos poché, hasta la comida de tabernaza de siempre, donde te ofrecen 75 recetas de cocina tradicional como cazuelitas de montaña, rabo de ternera de Cantabria, arroz marinero, verduritas salteadas o callos a la madrileña, entre otros. Todo orgánico, natural y bien hecho.

Precio medio 25€ sin bebida
Calle Libertad 16 (Metros Chueca – Banco de España)

RESERVAR EN LA CARMENCITA

 

2. Celso y Manolo: la locura en 10 metros cuadrados

Este vecino (y hermano) de Taberna la Carmencita tiene una carga heredera encima de cuidado: es la antigua Taberna Argüelles, uno de los bares más emblemáticos de Chueca fundado en 1971: tras su barra (ahora neocastiza) se sirvieron vermús, cañas y pinchos de tortilla durante casi medio siglo. De esta taberna emana un ambiente desenfadado y divertido que engancha desde el minuto uno (como te contamos aquí en detalle), pero su comida te mantiene ahí horas al pie del cañón (y también la cerveza, ¡para qué nos vamos a engañar!). En Celso y Manolo proponen volver a las raíces con raciones y tapas tradicionales de toques contemporáneos y materia prima de calidad, pero ojo, no caen en el ”pitorreo de modernez” que puedas esperarte. Sus proveedores son eco y artesanos. Vamos, comida de siempre de la que, cuando está bien hecha, te lleva al cielo: empanadillas de atún, bocadillos de calamares, pepitos de ternera, ensaladilla rusa (memorable), arroces, conservas, verduras de la huerta, pescados… un jolgorio donde el protagonista indiscutible es el recetario español.

Precio medio: 30-35€ con vino y postre.
Calle Libertad 1 (Metro Banco de España)

RESERVAR EN CELSO Y MANOLO

 

puertalsol

3. PuertalSol by Chicote: cocina española con vistas al Sol

Chicote suele liarla parda -y para bien- y esta vez no ha sido menos eligiendo la azotea de uno de los edificios de la Puerta del Sol como ubicación de su terraza restaurante. PuertalSol by Chicote es un lugar para disfrutar de vistazas madrileñas, de las que quitan el hipo, y lo mejor es que las vas a acompañar de una propuesta gastro llena de tapas y platos típicos españoles sin pensar que te están engañando como a un guiri por comer en el punto más céntrico y abarrotado de toda la península. Ojea la carta, pero no va a ser difícil elegir, ya que todo lo que propone, aunque básico, está rico. Empieza fuerte con ibéricos, chacinas y quesos. Puedes seguir con entrantes como el mojete de bacalao con pan rústico, croquetas de cocido, arroz meloso de carabineros y queso curado de Campo Real, o unos simples y clásicos calamares fritos. El plato fuerte viene con hits como la chuleta de vaca a la brasa y la guinda del pastel con unos fresones de Aranjuez salteados con mantequilla, pimienta (sí, lees bien) y helado de nata.

Precio medio: 35-40€
Puerta del Sol 10 (Metro Sol)

 

materia

4. Materia: sabores en extinción

Son muchos los cocineros que están recuperando antiguas recetas tradicionales españolas para ponerlas al día, pero si hay uno que va más allá es Alfonso Castellano, chef del restaurante Materia. Aquí se pone en valor de verdad el origen de los ingredientes, siempre provenientes de pequeños productores artesanos de toda España, que son trabajados en recetas de bases clásicas heredadas en gran parte de la antigua casa de comidas de su familia. La carta, como no, es estacional y muy cambiante, pero en ella encontrarás siempre cosas tan ricas como albóndigas de buey gallego picado a cuchillo, su famoso huevo campero pochado con manteca colorá, gallina gallega en pepitoria, embutidos de León, ensaladilla con vegetales de la huerta Navarra, chipirones de anzuelo rellenos y en su tinta… ¡Pura memoria gustativa!

Precio medio: 40-45€ con vino y postre
Calle Juan Bravo 25 (Metro Nuñez de Balboa) 

 

pedraza

5. Taberna Pedraza: vuelta al origen

Volver a los orígenes siempre es un buen plan. Y si encima se hace de forma fiel, todavía mejor. Eso vas a encontrar en la Taberna Pedraza: pasión y originalidad volviendo a sabores de antaño con un producto (como dirían nuestras abuelas) de primera. Y es que Santiago Pedraza y Carmen Carro son una pareja -de cocina y de manita- que han recorrido la geografía española de cabo a rabo para elegir ellos mismos los productos y sus proveedores. Te puedes imaginar entonces la calidad del asunto, ¿no? Así, y con un poquito de su magia, es como consiguen elaborar las recetas y platos más emblemáticos de la cocina española de una forma fiel y auténtica. Poniendo un cariño brutal en cada paso, y pariendo platos como su icónica tortilla al estilo Betanzos (con patata cortada a daditos y yema casi líquida), sus croquetas de jamón de bellota, su deliciosa ensaladilla rusa, y otros más contundentes como los buñuelos de bacalao al punto de sal, el chuletón de lomo de vaca rubia gallega madurado, y especial mención para sus guisantes de Llavaneras a la parrilla con alcachofas y patatas. Como remate final, además de otros postres, Carmen te hace una quesada pasiega de escándalo.

Precio medio 25-40€
Calle Ibiza 38 (Metro Ibiza)

RESERVAR EN TABERNA PEDRAZA

 

FOTO: Punto Gastronomia.como

FOTO: Punto Gastronomia.como

6. Casa de cocidos Carmen: el sabor de la casa de la abuela

Carmen Carro (sí, la misma genia de Taberna Pedraza) se quedó con ganas de crear un proyecto más especial si cabe: una casa de cocidos. Pero qué cocidos. De esos que te va a dar igual comerlos aunque aún haya 30 grados a la sombra. Porque Casa de cocidos Carmen es mucho más que un local: es un golpe maestro en el que ella cocina con todo el cariño de siempre el plato más icónico de la ciudad, y donde lo hace con la paciencia y ternura aprendidas años atrás. Y, a parte de lo obvio, puedes pedir entrantes como las anchoas de Santoña, las sardinhas, los mejillones en escabeche fresco y cecina curada. Ve cogiendo calor, que el otoño ya está aquí y no hay mejor excusa para empezar a probar nuestro plato pre-siesta favorito.

Precio medio: cocido completo 31€ por persona.
Ibiza 40 (metro Ibiza)

 

FOTO: gastronomicum.net

FOTO: gastronomicum.net

7. La Santpere: un catalán se ha plantado en Madrid

Casa de cocidos Carmen tiene dos vidas. El lado madrileño lo saca a plena luz del día, pero se transforma en gastronomía regional catalana al caer la noche. Santpere debe su nombre a la Reina del Paralelo, la mítica cómica barcelonesa Mary Santpere. Aquí la carta despliega su armamento de producto estacional con una materia prima impecable, por lo que venir es un acierto sí, o sí. Y es que tienen platos que difícilmente pueden encontrarse en la capital como el frincandó de ternera con senderuelas, la esqueixada o las judías de Ganxet con butifarra negra. Pero también otras joyitas como la gamba de Palamós, la butifarra del Perol, el bacalao a la llauna, las albóndigas guisadas con sepia de playa y picada… y la estrella de la noche: el arroz bomba en lata. No te vayas sin probarlo porque te vas a chupar los dedos de tres en tres.

Precio medio: 40-50€
Calle Ibiza 40 (metro Ibiza)

Beatriz Jarauta
Redactora creativa. Heavy eater.
Una vez Brandon Boyd me contestó a un tuit.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
109 Shares
Tweet
Share109
+1
Share
Email