- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
Leyendo

Yakitoro by Chicote: brochetas que disparan al corazón

Yakitoro by Chicote: brochetas que disparan al corazón

YAKITORO

COCINA

FUSIÓN JAPOESPAÑOLA

PRECIO POR PERSONA

20-25 € (con cerveza y postre)

♥︎ ♥︎ ♥︎

¿A qué sabe la cocina de Chicote? Adictos confesos  a todos sus programas, teníamos pendiente contestar la pregunta del millón y, por fin,  lo hemos hecho. Y es que el televisivo chef ha descendido de la pantalla para hacerse carne en Madrid y habita entre nosotros, humildes mortales, con una propuesta celestial, a precios muy terrenales. Y ojito, porque en su nuevo fuerte, el restaurante Yakitoro (C/ de la Reina, 41, cerca de Gran Vía), Chicote dispara, como el Cupido gastronómico que es, al corazón. Su selección de brochetas variadas de estilo fusión y cocinadas al directo en la parrilla es, simplemente, divina. Pero hay mucho más: porque el cocinero ha cuidado con concienzudo mimo esos detalles tontorrones que nos alegran tanto la vida elevando al cubo la diversión de la experiencia Yakitoro. Por cierto, el popular chef no es de esos que le ponen su nombre a un restaurante y después hacen la bomba de humo: suele dejarse caer por el local los sábados por la noche, y no precisamente para ‘hacerse la foto’ con sus muchos fans. Verle ‘pasar lista’ al personal, exactamente igual que en la ‘tele’, es impagable.

¿Vamos?

Chicote, en las cocinas de su nuevo restaurante, Yakitoro

Chicote, en las cocinas de su nuevo restaurante, Yakitoro

Alberto Chicote tenía pendiente demostrarnos que, además de juzgar con mano de hierro a los hosteleros españoles (sus programas estrella son Pesadilla en la cocina y Top Chef), era capaz de dar la nota entre los fogones con su propia propuesta gastronómica. Y lo ha hecho. El cocinero, alma mater de locales como el desaparecido Nodo o el conocido Pandelujo, donde fue chef ejecutivo, nos ha dejado locos con su nueva apertura, Yakitoro, que con su concepto, sencillo y resultón (deliciosas brochetas a la brasa a precios que oscilan entre los 3 y los 6 euros), ha demostrado que ha captado perfectamente las demandas de un público que ya no tiene nada que ver con el de antes de la ‘crisis’ (ahora queremos mucho más, por menos).

Como no podía ser de otra forma, hay tortas para cenar (las reservas para el fin de semana ya están llenas para varios meses), pero te contamos un secretillo: déjate caer por el local sobre las 9 (no mucho más tarde, o no entrarás ni de coña)  porque reservan un porcentaje de las mesas para ‘esporádicos’ y apúntate en la lista de espera. En unos tres cuartos de hora tendrás tu mesa lista ; )

Yakitoro ofrece una propuesta basada en brochetas de estilo fusión que se preparan a la brasa a la vista del comensal

Yakitoro ofrece una propuesta basada en brochetas de estilo fusión que se preparan a la brasa a la vista del comensal

¿Y cómo es Yakitoro? El local cuenta con una zona de barra y de mesas exteriores, ideal para tomar alguna de sus estupendas cervezas (tienen una selección muy cuidada con opciones made in Japón y, nuestra favorita, la cerveza Rosita ¡en botella de 1’5 litros!) mientras esperas  y un amplio comedor con originales mesas de madera con ‘bañeras’ llenas de hielo para mantener fría la cerveza. La zona de la cocina, a su vez, está dividida en un área principal tras una cristalera y en la zona de las parrillas situada, la auténtica protagonista en el medio del comedor, dónde se hacen a la brasa las brochetas.

El diseño es uno de los protagonistas de Yakitoro: aquí peudes ver una de sus mesas con una 'bañera' para que las cervezas se conserven bien fresquitas

El diseño es uno de los protagonistas de Yakitoro: aquí peudes ver una de sus mesas con una ‘bañera’ para que las cervezas se conserven bien fresquitas

– YAKITORO, BROCHETA A BROCHETA –

Como te comentábamos, la carta de Yakitoro se basa casi al 100% en brochetas. De hecho, el nombre del restaurante viene de un concepto japonés, el   yakitori (tradicionales brochetas de pollo a la brasa), del que Chicote ha tomado la inspiración para reinventar su propuesta con productos y preparaciones muy españolas con toques de fusión con la cocina japonesa. Las encontrarás clasificadas en ‘del agua’ (pescado y marisco), ‘de la tierra’ (verduras), ‘de la granja’ (pollo) y ‘de la finca’ (ternera y cerdo). ¿Nuestra recomendación? Pide unas 3 por cabeza y acompáñalas de algún acompañamiento. Riégalo todo con cerveza Rosita (tienen una botella estupenda, ¡de 1’5 litros!) y saldrás con el estómago lleno y feliz.   ¿Lo mejor? Las entrecostillas de buey wagyu lacadas a la brasa (delirantes), el pollo al estilo cañí, y el arroz aliñado con sabores de Oriente.

Cebolletas frescas asadas con salsa romescu - Yakitoro

Cebolletas frescas asadas con salsa romescu

si te gustan los típicos calçots no te puedes perder este plato. El concepto es el mismo: una cebolleta asada a la brasa que tienes que pelar y mojar en una salsa romescu que está para chuparse los dedos (tradicional salsa catalana preparada con tomate, ajo, pan, pimiento y almendras).

 
Patatas asadas con salsa brava - Yakitoro

Patatas asadas con salsa brava

Unas patatillas preparadas con la riquísima salsa brava de Chicote (si ves Pesadilla en la Cocina y te quedaste alucinando pepinillos cuando la preparó, esta es tu oportunidad de hincarle el diente). Un plato simple, pero riquísimo. La salsa, preparada con tomates, cebolla, ajos, chiles, pimentón, orégano, comino… no tiene nada que ver con las salsas bravas ‘de bote’ a las que estás acostumbrado. Sabor casero e intensidad.

 
Arroz blanco con sabores orientales - Yakitoro

Arroz blanco con sabores orientales

Un simple plato de acompañamiento que es totalmente adictivo (en serio, repetimos). El arroz está en su punto al estilo japonés (un poco apelmazado sin resultar pastoso, para facilitar el uso de los palillos), y los aderezos orientales (especias, algas, semillas…) le dan un toque inesperado y espectacular. De esos platos que no se olvidan.

 
Atún rojo y pak choi lacado, sobre pan y salmorejo

Atún rojo y pak choi lacado, sobre pan y salmorejo

Esta brocheta combina muy bien la esencia mediterránea de un salmorejo auténtico y con la textura adecuada con un delicioso atún rojo aderezado con toques asiáticos. Un bocado, fresco, ligerito y muy jugoso, en el que no se pierde el sabor de un muy buen atún cocinado justo en su punto.

 
Ceviche de corvina con cilantro, ají amarillo y su leche de tigre - Yakitoro

Ceviche de corvina con cilantro, ají amarillo y su leche de tigre

Delicioso: el pescado estaba suave y muy bien macerado y el bocado, gracias al cilantro, el ají y la leche de tigre, tenía un sabor peruano/oriental intenso y muy refrescante.

 
Pollo frito crujiente con salsa agridulce cañí - Yakitoro

Pollo frito crujiente con salsa agridulce cañí

Un excelente pollo con rebozado grueso y crujiente, acompañado de una salsa agridulce al estilo chino con toques de especias españolas. Para muchos una de las mejores brochetas de Yakitoro. Nosotros ya somos fans declarados.

 
Entrecostillas de buey wagyu lacadas a la brasa - Yakitoro

Entrecostillas de buey wagyu lacadas a la brasa

Para nosotros, la mejor brocheta de Yakitoro. La carne, tiernísima y con un espectacular sabor a brasa, se deshace en la boca. El lacado y la salsa chimichurri que acompañan le dan el contrapunto perfecto sin enmascarar su sabor.

 
Dados de bonito y raíz de apio a la bilbaína - Yakitoro

Dados de bonito y raíz de apio a la bilbaína

Quizás la brocheta que menos nos convenció. El bonito estaba un poco seco y la preparación a la bilbaína resultaba algo sosa.

 

Crumble de manzana con helado de vainilla. Helado de fresa y wasabi - Yakitoro

Izda: Crumble de manzana con helado de vainilla. Dcha: Helado de fresa y wasabi

Postres

Una cena así tenía que tener un broche perfecto. Y en Yakitoro merece la pena dejar sitio para el postre. Aunque con las brochetas dulces no nos atrevimos (nunca fuimos muy de algodón de azúcar), este  helado de fresa y wasabi nos conquistó por sus sabores intensos  (el wasabi se aprecia perfectamente) y sorprendentes. Combinado con la galleta desmigada de gengibre y la crema de chocolate el postre es refrescante y muy resultón. El crumble de manzanas con helado de vainilla, de sabor casero,  también estaba bueno, aunque nos faltó el componente sorpresa.

Y tú, ¿has probado Yakitoro? Anímate y comparte tu experiencia con nosotros en los comentarios de abajo : )

¡Bon appetit y hasta la semana que viene! (mientras tanto no te olvides, como siempre de comer -rico y sano, a ser posible- y querer, sobre todo, querer).

Susana & Fabio

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

C/ de la Reina 41 (Metro Banco de España / Sevilla) – Ver en GoogleTambién en Paseo de la Castellana 130

RESERVAS

Tlf. 917 37 14 41
(haz clic para llamar)

Susana & Fabio
Somos Susana y Fabio, foodies empedernidos, viajeros y diseñadores de experiencias gastro (eat & love studio). Te recomendamos los mejores locales de Madrid. ¿Te apuntas a comer y amar con nosotros?

TE VA A GUSTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
233 Shares
Tweet
Share233
+1
Share
Email