- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

5 aventuras que vivir ‘sí o sí’ en la Costa...

5 aventuras que vivir ‘sí o sí’ en la Costa Azul (y el vodka francés que nos enamoró)

Ah, ¡la France! ¿Que tendrá este país que nos ha enamorado sin remedio? Será la joie de vivre, será París, será su idioma sensual -¿hay algo que suena mal en francés?-, serán los desayunos con croissants de mantequilla y macarons, serán las sombrillas de rayas azules de la Costa Azul: todo en Francia tiene charme, hasta su vodka, oh là là!. Grey Goose (elaborado con trigo de Picardy -el “granero de Francia”- y agua del manantia de Gensac-La-Palluel) acaba de lanzar una nueva edición de su elegante botella diseñada por el ilustrador francés Quentín Monge en homenaje al verano francés. Y como siempre hay una excusa para brindar (y sino, nos la inventamos) vamos a celebrarlo con un aperitive de la guía de nuestro viaje a La Provenza y la Costa Azul que estamos preparando. Viajamos con Grey Goose a la Riviera Francesa que inspiró a Quentin Mongue para diseñar sus nuevos enfriador y botella: te chivamos cinco experiencias ‘sí o sí’ (o, ya que estamos ‘oui ou oui’) que vivir en la Costa Azul. ¡Chin, chin!

 

Grey Goose - Nueva botella Quentin MongueExperiencias imprescindibles Costa Azul y Riviera Francesa

La Riviera Francesa: verano à gogo (y un vodka con mucho charme)

Hablar de la Riviera francesa es evocar un paisaje de playas y calitas de gravilla, sombrillas de rayas azules -como las del Promenade des Anglais en la playa de Niza-, mansiones y yates que contemplar con envidia mala -oh, pobres mortales-, pueblecitos medievales y postales naturales (las gorges du Verdon o las bellas Calanques, por ejemplo). Todo ese mundo ha sido la fuente de inspiración del ilustrador Quentin Mongue para el diseño de la nueva botella de nuestro vodka -francés, bien sûr– favorito: Grey Goose, que puedes encontrar en licorerías y en El Club del Gourmet. Y es que La Costa Azul -bien lo sabía Francis Scott Fitzgerald cuando la eligió para su ‘Tender is the Night’- es uno de los lugares de veraneo favoritos de la jet set mundial. Por suerte, también es un sitio perfecto para la gente sencilla y bonita, como tú, querido disfrutón. Sírvete una copa de Grey Goose, que nos vamos de viaje: te chivamos 5 experiencias “oui ou oui” (imprescindibles, vamos) que vivir en la Costa Azul.

 

Experiencias imprescindibles Costa Azul y Riviera Francesa

1. Alquilar una bici (molona) para recorrer el Cap d’ Antibes

Antibes es uno de los lugares favoritos de los milliardaires (hay incluso una playa llamada Plage de la Baie des milliardaires rodeada de lujosas mansiones que, en algunos casos, puedes entrar a fisgonear visitar). Este coqueto pueblo medieval junto al mar conserva intacto todo su encanto: casitas de piedra, callejuelas estrechas, un auténtico y colorido mercado de productores y restaurantes muy, muy eat&love para los foodies declarados. ¿Nuestra propuesta? Alquila una bici y recorre con ella el perímetro del cap por carretera: podrás envidiar ver el fabuloso Hotel du Cap -escenario de la novela Tender is the Night de Scott Fitzgerald-, ostentosos casoplones y modestas playitas de guijarros (muy típicas de la Riviera Francesa). Aparca la bici y escápate a recorrer el cap a pie por el Sentier du Littoral: un bello camino costero que recorre varios kilómetros y que es la única vía de acceso a muchas de las calitas de Antibes. Termina recorriendo las calles del centro histórico y, por qué no, regálate un helado de la Gelatería del Porto, la heladería más famosa del cabo (¡si resistes su cola infinita!) o, mejor, una copa de Grey Goose en alguna terraza. ¡Te lo has ganado!

 

Experiencias imprescindibles Costa Azul y Riviera Francesa

2. Hacer la compra en un auténtico mercado de productores (y llevártela a la playa de picnic)

Los mercados de productores en Francia son una auténtica pasada y atraen por igual a locales y a visitantes maravillados. La lista de tesoros gastro que se pueden encontrar en ellos es infinita. Si eres de los fanáticos del “tomate que sabe a tomate” aquí tienes decenas de variedades; deliciosos quesos franceses; panes de masa madre; embutidos artesanos sazonados con hierbas provenzales o auténtica pasta italiana -recuerda que estamos al lado de la frontera- son solo algunos de ellos. ¿Nuestra recomendación? Visita el mercado de Antibes (dcha.) o el de Niza (izda.) -muy famoso también por su mercado de flores- y aprovecha para preparar un picnic memorable que gozar en la playa (no te olvides de llevar tu botella de Grey Goose con enfriador de diseño para regalarte un copazo súper chic de vodka francés en la arena, oh là là!).

Experiencias imprescindibles Costa Azul y Riviera Francesa

3. Revivir el paseo de cine de Grace Kelly y Cary Grant por las ‘Corniches’ y conocer el lujoso Mónaco

Las ‘Corniches’ (cornisas) son tres espectaculares carreteras que serpentean por la linde de los Alpes marítimos de Francia desde Niza hasta el Principado de Mónaco. Famosas por haber fascinado a cineastas como Alfred Hitchcock (que las filmó en su película ‘Atrapa a un ladrón’, con Grace Kelly y Cary Grant como protagonistas) y por -jugarretas de la vida- ser el triste escenario en el que la bella Kelly nos dejó para siempre, son una visita imprescindible en tu viaje por la Costa Azul. En la película, Grace y Cary recorren en un súper chic descapotable la Moyenne Corniche (la intermedia de las tres y la más fotogénica) se aman mucho y descubren encantadoras villas medievales (como Éze o La Turbie, donde encontrarás el espectacular Trofeo que el emperador romano Augusto construyó para celebrar su dominio sobre los Alpes e impresionantes vistas de Mónaco). Si te animas a copiarles el plan (nosotros lo hicimos, sin el descapotable, claro -¡snif!-) no te olvides de dar un rodeo y añadir a la ruta una visita a los preciosos pueblos cercanos de Saint-Jeannet y Saint-Paul-de-Vence y, por supuesto, de bajar hasta Mónaco, una de las ciudades más lujosas del mundo.

 

Experiencias imprescindibles Costa Azul y Riviera Francesa

4. Hacerse un selfie en las escaleras del Festival de Cannes (si puedes)

En la Costa Azul hay varias localidades que marcar en rojo en el mapa: Niza, Saint-Tropez y, por supuesto, Cannes, la ciudad del cine (y del postureo, todo sea dicho). Cannes tiene muchos atractivos (el paseo marítimo de la Croisette salpicado de hoteles de lujo o su encantadora ciudad vieja son solo algunos de ellos). Sin embargo, cosas de Instagram, el lugar más fotografiado de la ciudad es la escalera del Palacio que acoge cada año el famoso Festival de cine de Cannes y la alfombra roja en la que posa en cada cita el famoseo con sus looks más chic. La tentación de hacerse una foto desfilando cual Pe por sus escalones, hay que confesarlo, es irresistible, claro que posar con glamour entre decenas de palos selfie y objetivos de posturetas espontáneos, como tú, ya no tiene tanto charme. C’est la vie!

 

Experiencias imprescindibles Costa Azul y Riviera Francesa

5. Recorrer en barco las bellas playas de las Calanques

Al sur de Marsella, durante unos 20 km, dominan el mar las Calanques: una sucesión de bonitísimas y diminutas bahías de aguas turquesas rodeadas de montes pedregosos que es imprescindible conocer. Lo mejor para hacerlo es apuntarse a alguna de las muchas excursiones en barco que se organizan (las hay en grupos grandes y pequeños, como la de Bleuvasion que hicimos nosotros y que nos encantó), ya que bastante a menudo sólo es posible acceder a las calanques por mar. Los barcos suelen salir desde Marsella y desde el pequeño y popular Cassis. Prepárate para surcar las olas durante un buen puñado de horas (un consejo de abuela: ¡no comas mucho antes de coger el barco! Si el mar está picado -bastante habitual- te puedes arrepentir) y para bañarte en rincones llenos de encanto. ¡Planazo!

¿Ganas de más? Atento a tu pantalla, disfrutón, porque mañana lanzamos al guía completa para comer & amar en La Provenza y la Costa Azul. De momento nos despedimos, no sin antes recordarte nuestro leit motiv vital: “come y ama, lo demás ya vendrá” 🙂

*este post ha sido patrocinado por nuestros amigos de Grey Goose. Con todo, lo hemos escrito, como siempre, con el corazón: nunca te recomendaríamos algo que no nos enamorase. Palabra de disfrutones ; )

Susana & Fabio

Somos Susana y Fabio, foodies empedernidos, viajeros y diseñadores de experiencias gastro (eat & love studio). Te recomendamos los mejores locales de Madrid. ¿Te apuntas a comer y amar con nosotros?


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares