- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

El 34 Bar de Pinchos: tapeo castizo (con estrella) en A...

El 34 Bar de Pinchos: tapeo castizo (con estrella) en Atocha

EL 34 BAR DE PINCHOS

COCINA

TRADICIONAL CON GUIÑOS CASTIZOS

PRECIO POR PERSONA

25-30 € pp. (con vino y postre)

♥︎ ♡ ♡

Aquí hay una  verdad más cierta que el Evangelio. Y es que cuando eres del norte los pinchos son casa, pero cuando empiezas a bajar por la geografía española… aquello se convierte en territorio comanche y no sabe uno muy bien donde meterse. Desde locales súper pretenciosos prometiendo ”gastronomía vasca” hasta cualquier tapita malasañera gratis a base de ensaladilla chunga de pasta o patatas bravas ‘guarri oli’. La cultura del ‘todo vale’ para llenar el estómago si viene acompañando a una caña no nos representa, y sabemos que a ti tampoco. Por eso hoy te traemos un rincón del barrio de Las Letras (junto al Hotel Coolrooms) en el que vas a disfrutar pintxoteo de calidad a precios bien asequibles de la mano del chef cántabro Joseba Guijarro (dueño y señor de una estrella Michelin por su restaurante Casa Lita en Santander). ¿Estás preparado? Te lo contamos en 3, 2, 1…

 

El 34 Bar de Pinchos Madrid

 

Después de tomar un primer vino por la espina dorsal de Antón Martín nos ha entrado el hambre. Entonces se nos ocurre meternos al restaurante de tapas de un hotel en la calle Atocha. Sí, suena a trampa para guiris. Pero tranquilo, porque El 34 Bar de Pinchos es más bien lo contrario. Y es que junto al Hotel Coolrooms te vas a topar con este pequeño secreto madrileño capaz de salvarte unos cuantos fines de semana.

Dos alturas con varias mesas, una barra de pinchos y un par de pantallas (al estilo bar de toda la vida, vamos). Techos altos, muebles de madera, espejos, sillas tapizadas con flores y buenas referencias de Albariño. Así es este ultra luminoso espacio: el sitio perfecto para ir de ‘colegueo’ a comer tapas de verdad si estás por el barrio de Las Letras y no te fías de las bravas (‘guarri oli’, again) del resto de baretos.

¿Quién está detrás de El 34 Bar de Pinchos? Pues Joseba Guijarro, el chef de estrella Michelín que está al frente del restaurante Casa Lita de Santander. Se le ocurrió traer sus sabores a Madrid a través de este proyecto y hemos de reconocer que no le ha salido nada mal. Para estos chicos el concepto del ‘pincho’ son palabras mayores ya que, para bien o para mal, es un formato que representa (y mucho) la marca España. Por ello es muy importante no banalizarlo y ejecutarlo como Dios manda. Algo que no todo el mundo sabe hacer, y mucho menos con el ”arte” (andaluces, perdón) que tienen en el norte.

 

El 34 Bar de Pinchos Madrid

 

¿Cuál es la propuesta gastro de El 34 Bar de Pinchos? Este local despacha tradición por todos sus poros. Por ello te propone disfrutar de las tapas de siempre, pero sin ese terror que generan los bares de tapas madrileños. Aquí se pone mucho empeño en utilizar materia prima nacional de calidad. Bocados de alma norteña que desvelan el origen del chef, pero que al mismo tiempo ‘juguetean’ con ese universo castizo y chulapo que tanto nos mola de Madrid. Todo en clave vanguardista. Así es como te puedes encontrar un clásico pincho de tortilla de patata compartiendo vitrina con otro llamado Revolución del torrezno. Que como ya intuirás, no es un torrezno cualquiera (pero tendrás que visitarlos para descubrirlo 😉

La carta de El 34 Bar de Pinchos es sencilla y te la presentan en 3 secciones diferentes. Por un lado tienes su barra de pinchos fríos y calientes, deliciosos todos ellos, donde encontrarás sus riquísimas croquetas de ibérico, el pincho de puerro confitado y bechamel de jamón o la tapa de queso, frutos secos, pasas y aceite de oliva. Genial para ir entrando en calor.

Después te presentan una carta con la que se han mojado un poquito más: en ella verás raciones Perfectas para picotear compartiendo mesa. Entre ellas las tablas de embutidos, las anchoas de Santoña, las chulapas de calamar (rabas de calamar rebozadas a la madrileña) o Las Castellanas, que son unas albóndigas de ternera preparadas ‘a su estilo’. La tercera parte de la carta podrás probarla en el precioso patio que tienen en el interior del hotel, con una propuesta un poco más elaborada.

No te olvides de echar un ojo a su carta de vinos, porque como buen bar de pinchos que es, aquí el pedir por copas está a la orden del día. Tintos de Rioja y de Madrid o blancos como Albariño y Rueda son los protas de su lista. Si te apetece, también tienen una buena selección de Mahou y algunas referencias de vermut.

RESERVA EN EL 34

 

Ahora sí, te contamos toda nuestra experiencia en El 34 Bar de Pinchos plato a plato. O deberíamos decir… ¿pincho a pincho?

 

– EL 34, PINCHO A PINCHO –

 

Pinchos de la barra

Para ir abriendo boca le dimos a estos tres pinchos de la barra que entraron que dio gusto con una buena copa de albariño Alba Martín de las Rías Baixas. Pincho de tortilla con paleta ibérica y pimiento de Guernica (la tortilla estaba bien rica), las croquetas de ibérico y un pincho frío de queso con nueces, frutas confitadas, pasas y aceite de oliva. Buena apuesta de tapas: todas ricas.

 

Sabores de Esla

Sencillo y muuuy rico. Sabores de Esla es simplemente cecina de buey del Esla. Jugoso y con saborazo. Te lo sirven con un tartar de tomate y una cesta de pan bien esponjoso para que lo comas a tu gusto. Cuando el producto es bueno hay poco margen de error. Nos encantó.

 

La original de El 34

Si hubiésemos probado antes esta ensaladilla rusa, sin duda alguna la hubiésemos metido de cabeza a nuestra lista de las mejores ensaladillas de Madrid. Cremosa y perfecta. Aquí la preparan con una ‘sorpresa crujiente’ que dicen ellos: las huevas de trucha. Pero eso no es todo, sino que además le añaden langostinos, piparras dulces (que equilibra genial el sabor del plato en su conjunto y le da un toque picantón riquísimo), mahonesa y unas galletas de pan. Si vienes por aquí tienes que probarla sí o sí.

 

Kraken Manchego

Este fue el último plato salado al que le dimos candela. La propuesta pintaba bastante bien: pata de pulpo braseada con ali oli de mango y una base de parmentier de La Mancha. Que la base ya fuese queso manchego en vez de la clásica patata que te suelen plantar para que el plato parezca más contundente ya nos moló bastante, y de sabor estaba perfecto. Aunque hemos de confesar que el pulpo estaba un poco duro (queremos pensar que tuvo un mal día) la combinación nos sorprendió.

 

Tarta de queso

Vale, no tiene la cremosidad que hemos probado este año en otras tartas de queso, ¡pero no paaaaasa nada! Puede que esté más cuajada y con la galleta más durita, pero sin duda estaba bien rica. Aquí la elaboran artesanalmente con una receta súper tradicional cántabra que utiliza queso pasiego, así que el acierto está asegurado. La sirven con un helado de vainilla muy suave y crumble de galleta. Aunque debemos de reconocer que nos quedamos con muchas ganas de probar su postre Quimera de chocolate. Que según su carta consiste en una sorpresa de chocolate, chocolate y chocolate (suena bien, ¿eh?).

 

Esperamos que te haya gustado la  recomendación de hoy 🙂 Y con esto y un bizcocho, ¡me despido hasta la próxima!

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle de Atocha, 34 (Metro Antón Martín)

RESERVAS

Tlf. 910 88 77 87

RESERVAR ONLINE


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares