- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

La Carbonera: el ‘cuqui-rincón’ para vicios...

La Carbonera: el ‘cuqui-rincón’ para viciosos del queso en Conde Duque

LA CARBONERA

COCINA

BAR DE QUESOS

PRECIO POR PERSONA

15-20€ (con vino y postre)

♥︎ ♥︎ ♡

Queso de nuestros derretidos corazones. Será ese olor con el que impregnas todo de placer, serán los cientos de versiones que tienes o lo amado y odiado que puedes llegar a ser a la vez. Quizá sea lo orgásmico de una Torta del Casar, o el simple y llano hecho de que contigo todo sabe mejor. No lo sabemos a ciencia cierta, pero la adicción a este ma-ra-vi-llo-so lácteo es incomparable a foodie drogas similares. Sí, sabemos que el queso no es para todo el mundo, pero sabemos que una tremenda legión -real- de fans va a estar babeando cual San Bernardo al otro lado de la pantalla (y los que no, tranquilos, que aquí hay platos para todo el mundo). Amigo, lo entendemos. Y los chicos de La Carbonera más aún. Prepárate para descubrir este pequeño paraíso especializado en queso (de la mano de sus creadores, Marcelo y Marité) escondido desde hace 3 añitos en la zona de Conde Duque. Esto promete. ¿Nos vamos?

 

La Carbonera - Conde Duque

 

Entras a La Carbonera y te envuelve una sensación acogedora, de esas de teletransporte a tu propia casa. Un local estilo taberna (con aires retro), tranquilo, sin presiones, cuco y relajado donde uno viene a echar un rato probando, descubriendo y jugando. Si quieres, puedes comprar cositas de su decoración, porque la venden toda (¡nos encanta!). Verás también una barra de bar convertida en expositor, muy del rollo quesería tradicional, en la que puedes comprar si quieres al peso. Sí, sobre el mostrador también hay queso, tanto nacionales como internacionales. Lo que ocurre es que aquí se catan sentado a la mesa, otorgándole al producto toda la importancia y paciencia que merece.

 

La Carbonera es un concepto relajado de quesería creado por Marcelo y su estrechísimo vínculo con el mundo de la restauración. Para él es un proyecto muy personal, donde coge mucha importancia el momento en el que dos amigos se sientan a la mesa a comer queso, acompañados de una botella de vino y una conversación de esas que se alargan hasta las mil. Lo bueno es que Marcelo conoció a alguien con quien compartirlo: Marit. La chef creativa y eterna defensora del producto  (y de la cocina tradicional tanto latinoamericana como europea) con quien coincidió en las Jornadas gastronómicas chilenas organizadas en el Hotel Hesperia Madrid 5* en 2006. Cuando descubrieron su pasión común, nació una conexión imparable que les llevó a lanzarse al mundo de la organización de bodas y eventos de catering. Y salió que ni ‘pintao’. Tanto, que ahora tienen un proyecto por el que suspirar día sí y día también. 

 

La Carbonera - Conde Duque

 

Entonces, ¿cuál es la propuesta gastro de La Carbonera? Como te venimos contando, se trata de un original bar de quesos donde podrás saborear una buena selección de ellos en distintos formatos e intensidades y siempre al son de un buen vino. Pero también elegir entre una buena variedad de platos de cocina tradicional donde conviven genial España y Latinoamérica. Técnicas y producto se unen para dar a luz platos sencillos y deliciosos, pero no siempre con el queso como protagonista. Los poco queseros también sois bienvenidos 😉

Los quesos de La Carbonera están para ser saboreados individualmente o en tablas. ¿Y sus referencias? De oveja (como el Tiza -Láctica de Torremocha del Jarama- o el Flor de manzana -curado en sidra de Ardón-), de cabra (Carrat -madurado en ceniza de Borreda- o el Peñoceo -azul de La Peral-) y de vaca (Comté St. Antoine -curado 36 meses de Los Alpes-). Y un buen puñado más, claro. No muchos, pero sí muy bien elegidos. Al igual que su carta de vinos, donde encontrarás tintos como un Casa de Fieras tempranillo crianza de Rioja, y blancos y rosados como el Viña de Martín (Treixidura, Torrontes y Albariño, Ribeiro) o el alemán Terraprima (Xarel.lo y Riesling). Pregunta por unos a los que llaman Generosos, porque seguro que te sacan algo aún más especial. 

Dentro de su carta de platos más elaborados vas a ver desde fríos como una ensalada de queso Payoyo, unos mejillones en conserva -con guacamole y crujiente de cecina- o un ceviche de corvina y langostinos. Por otro lado, en los calientes, zámpate platos como su costillar de vacuno, las setas asadas -con queso La Barruca ahumado y huevo a baja temperatura- o los raviolis de won ton de verduras. Para los postres seguimos con la sencillez: termina con -como no- una buena tarta de queso, el Napoleón de chocolate (y dulce de leche, ñam!) o un lemon pie con merenguito rico.

 

RESERVA EN LA CARBONERA

 

Ahora, sin más dilación (y con un hambre que te mueres) nos metemos de lleno a la faena, ¡querido/a! Hoy, como siempre, te contamos nuestra experiencia con ‘’platillos y señales’’. Esperamos que lo disfrutes tanto como lo hemos hecho nosotros  🙂

 

– LA CARBONERA, PLATO A PLATO –

 

Tabla de quesos

Marcelo es un auténtico enamorado de los quesos y, poquito a poco, se va convirtiendo en un experto. Con el paso del tiempo van incorporando a la carta quesos artesanos espectaculares que Marcelo encuentra a través de una intensa búsqueda directa productor a productor.  Para ir abriendo boca (y no cerrarla) empezamos con una selección de quesos nacionales e internacionales básica pero muy interesante. Nuestra bonita y deliciosa tabla venía con referencias como el ”Mentiroso” de ovejas de Madrid madurado en hojas de menta (flipamos), el queso ”Puebla Luis” de leche de oveja de Palencia, y un queso del Cebreiro madurado que estaba in-cre-í-ble.

 

La Carbonera

Tartar de salmón

Enseguida os vais a dar cuenta de que no es un tartar cualquiera. En La Carbonera el tartar de salmón lleva un lento marinado al estilo nórdico elaborado con cariño durante horas con sal, azúcar, jengibre, lima y pimienta. Lo acompañan de un curiosón helado de mostaza antigua, una crujiente galleta de parmesano y puntos de emulsión de aguacate. Muy bueno.

 

La Carbonera - Conde Duque

Mejillones en conserva

Ay, ¡los mejillones! Estos son de La Brújula, una conserva que nunca falla (palabrita de eatandlover). Venían bien tuneados con cosas tan ricas como una emulsión de mango y ají amarillo, una crema de queso fresco de cabra de los Pirineos catalanes y shichimi togarashi (una mezcla de especias japonesa).

 

La Carbonera - Conde Duque

 
Ravioli de wonton de verduras

Un plato vicioso de mojar y no parar, señores y señoras. Preparado con masa de wonton rellena de sofrito de calabacín con hierbas aromáticas y bañada en una salsa de curry japonés y crema de setas shiitake maceradas en soja. Un buen chute de sabor que mezcla aires europeos tradicionales y asiáticos. ¡Nos encantó!

 

La Carbonera - Conde Duque

Tarta de queso

Una tarta de queso de cabra Pirineos bien intensa y contundente, como a nosotros nos gusta. La elaboran con esa textura tan característica del queso de cabra, combinada con arándanos en el propio queso, base de galleta de harina de almendra y confitura de frutos rojos casera. El cierre perfecto.Esperamos que te haya gustado y que te pases a probarlo. A nosotros nos pareció genial 🙂 Con esto y un bizcocho, ¡nos despedimos hasta la próxima!

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

C/ Bernardo López García, 11 (Metro Ventura Rodríguez) – Ver en Google

RESERVAS

Tlf. 911 10 06 69

RESERVAR ONLINE


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares