- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

Luma: el Perú que añoraba los sabores del pasado

Luma: el Perú que añoraba los sabores del pasado

LUMA

COCINA

PERUANA Y ESPAÑOLA

PRECIO POR PERSONA

65-70 € (con vino y postre)

♥︎ ♥︎ ♥︎

Fusión. Las seis letras del mal. Perteneciente a ese grupo de términos bien ‘’manoseados’’ que, si te la oyese pronunciar tu abuela dentro de una cocina, te soltaría una colleja ejemplar (y con razón). Y es que sí, hay que reconocerlo: se nos ha subido la palabra a la cabeza más rápido (y ya es decir) que el primer sorbo de un pisco sour. Por eso, lector de morro fino,  hoy te vamos a pedir un favor: resetea. Pon la mente en blanco y olvídate por un momento del loco popurrí de ingredientes que invade tu cabecita. Vamos  a llevarte por un viaje de sabores, aromas y recuerdos que te va a hacer coger un avión a Perú sin soltarle la mano a España. Porque Luma, como diría su chef Omar Malpartida (Barra /M, Tiradito & Pisco Bar y Chambi) no es fusión, es la unión de dos culturas donde una jamás hará sombra a la otra. ¿Quieres saber por qué? Presta mucha atención…

 

Luma

 

Terminamos un soleado paseo por el Retiro y los nervios aporreaban a la puerta. Llegamos a Luma con el jersey remangado y el corazón haciéndonos ‘pum, pum’ en el estómago, y es que ya sabíamos que aquí se cocinaba algo auténtico y muy ‘de verdad’. 

Cuando cruces la puerta de Luma respirarás cultura, orígenes y mucho respeto. Verás cómo el salón está impregnado de colores de la tierra, con distintos materiales de aquí y de allá. Plantas de yuca, rocas de sal de Pilluana en las mesas y preciosas lámparas creadas por mujeres latinoamericanas (junto a un artista contemporáneo español) con material reciclado. Detalles en madera, hierro, arcilla y granito, que han culminado en una barra donde sentarse uno a picotear y probar uno de los mejores piscos de Madrid. Además tienen una zona más especial llamada ‘la mesa del chef’ y un patio por el que no solo se cuela toda la luz, sino que presume de los colores de Lima en forma de murales. Ah, y echa un ojo al huerto urbano de plantas aromáticas, que te vas a morir por tomarte un vinito ahí cuando acabes de comer 😉

 

Luma

 

¿Y de quién es este proyecto tan personal? Si hablamos de Perú, no podía ser otro que el chef Omar Malpartida. El crack que desarrolló la cocina de Barra /M (uno de nuestros proyectos favoritos del latino), el clásico Tiradito & Pisco Bar y el pequeñín de la casa: Chambi. Un sencillo puesto dentro de La Chispería, la zona más ‘comilona’ del mítico Mercado de Chamberí.

Con Luma, Omar ha consolidado su proyecto más bonito, íntimo y perfeccionista hasta el momento, con el que se ha empeñado en hacernos descubrir y viajar entre España y Perú. Para él, las madres son el origen de todo (y las abuelas ya, ni te cuento), por eso el nombre del restaurante hace homenaje a sus dos abuelas: Lusmila, la peruana, y María, la española. A sus orígenes y primeros recuerdos ha querido volver para reencontrarse con los sabores del pasado, para después traerlos a una carta que no fusiona, sino que une con respeto cada sabor de ambas culturas. ¿Y cómo se hace eso? Para él, está chupado: juntándolas de manera muy natural y sencilla, sin opacar el sabor de los productos.

Por eso la propuesta de Luma es bien clara: cocina de origen en la que Omar utiliza ‘productazo’ traído directamente desde Perú y productos de proximidad españoles. Así es como ha creado una carta viva, que pone especial importancia en la técnica y en la que los platos van mutando según se lo van chivando el mercado y la temporalidad. Y no, aquí no encontrarás los típicos platos peruanos, sino una sucesión de obras de arte tan bonitas, ¡que hasta te va a dar pena comértelas!

Podrás elegir entre sus dos menús degustación, el Recuerdos (55€) y el Orígenes (75€ + -atención- 50 opciones de maridaje con el propio menú), o si lo prefieres, siempre tienes la opción de ir eligiendo cositas de su carta poco a poco. Entre ellas prueba, por ejemplo, su Origen Amazónico (tostón de plátano macho con ibéricos, sachatomate y ají charapita), la Jalea Tintada (chipirones crujientes con alioli cítrico de ajo negro y polvo de ajíes amazónicos) o la Huatia (carrillera estofada, huacatay, menta, ají dulce, chicha de jora, vino tinto y guiso de garbanzos con hidromiel de cacao). Si por el contrario prefieres ir de ‘’valiente’’, coge carrerilla y ‘’déjate hacer’’ pidiéndoles que te saquen lo que quieran. Pero, para Omar, dos must entre sus platos son el saltado regional con ciervo y cúrcuma, ajíes encurtidos y tubérculos a la sal, o su cogote de merluza a la brasa con fermento de ají amarillo, ajos y alcaparrones fritos. Lo que los eatandlovers te recomendamos sin duda es probar alguno de los que catamos nosotros. Hoy, disfrutón, te contamos nuestra experiencia en Luma (como siempre) con ‘platos y señales’. ¿Estás preparado para volver al pasado?

 

RESERVA EN LUMA

 

Luma

Aperitivo

Empieza este homenaje al paladar con este pequeño aperitivo al que llaman ”Pachamama”, y que consiste en un sencillo (pero intensito) bocadito crujiente de yuca con azafrán, crema de queso, frutos secos y salsa huacatay. Y, para acompañar toda la comida, nos fueron sacando una buena selección de panes artesanos para tomar con palta (aguacate), con salsa de cacahuetes y ñoras, mantequilla ahumada con maíz y crema de rocoto. 

 

Luma

Churos

¡Arrrr, marinero! Que se viene un churo de ‘cuidao’. Pero, ¿qué es exactamente? Este delicioso plato de sabor a mar se toma sin cuchara, directamente de la concha de un enorme churo (caracol típico peruano) y va directo a tu boquita de tragaldabas. Dentro tiene un bisque preparado con un caldo de bígaros y galeras y una espuma de patata con polvo de ajíes amazónicos, aderezada con limón a la parrilla y una crema de tomare de árbol. No vas a dejar ni el plato. Palabra de eat&love 😉

 

Ceviche frío

Ahá… aquí vienen los ceviches, amigo mío. Y la propuesta de Luma en este plato va variando según se tercie la creatividad del chef y (of course) de lo que dicte el mercado y la temporada cada día. El ceviche en frío que nosotros probamos fue un escándalo elaborado con navajas, leche de tigre a base de aguacate, cilantro y menta, y compañado de  lechuga de mar. Súper fresco y muy, muy rico. Además, incluyen un platillo de boniato con naranja y aceite de rocoto, para contrastar con el siguiente plato.

 

Causa limeña

No, no es la causa limeña a la que probablemente estés acostumbrado, y esa fue una de las cosas que más nos gustó. Aquí se sirve de forma muy poco tradicional, con una base de papa y remolacha, jurel ahumado y mayonesa de rocoto. Un bocadito muy sabrosón en el que se combina genial la untuosidad de la base de la causa con la intensidad del jurel y el pimiento rocoto.

 

Luma

Ceviche caliente

Si no lo sabías, ya te lo chivamos nosotros: una de las grandes especialidades de Omar (entre otras) son los ceviches calientes, así que no nos admitimos un ‘no’ por respuesta. En este caso, nos prepararon un ceviche de corvina y almejas, que venían muy bien acompañadas de su leche de tigre de ají amarillo y de su zumo de lima y naranja para dar más frescura a cada bocado. Sorprendente, delicioso… ¡e incluso más apetitoso que el ceviche frío!

 

Ají de gallina

No te has comido un ají de gallina igual, ni por su formato ni por su sabor. Este lo sacan sobre una base de pan chapla que le da un toque crujiente perfecto, servido el guiso de ají de gallina con polvo de avellana. Ñam ñam.

 

Luma

Patacón

El patacón es un plato de contundente plátano machacado con guiso de -ojito, morro fino- chorizo gallego y pluma ibérica, que sirven acompañado de una rica salsa de tomate de árbol y chalaquita, que ayuda a rebajar un poco la potencia de la receta.

 

Luma

Cabrito

Y llegó el plato fuerte de la comilona y nosotros no podíamos estar más deseosos de seguir probando la cocina de Omar. Nuestras papilas gustativas daban palmas mientras posaban el plato de cabrito sobre la mesa. Una receta que elaboran con ‘jugosona’ paletilla de cabrito lechal asada de forma tradicional, a la que añaden cilantro, ají amarillo, chicha de jora y que, como remate, viene glaseada en su propio jugo. Venía acompañada de oca (un tubérculo típico de Perú) confitada en grasa a la parrilla con salsa huancaína preparada con queso de Burgos, ají amarillo y avellanas tostadas, además de calabaza del norte de Perú también confitada a baja temperatura y a la parrilla con tomillo, romero  mantequilla quemada. Y, por si eso no fuera ya suficiente, le añaden una ensaladita de rúcula, berros y brotes. Acompañamientos de puro lujo, ¡oiga!

 

Luma

Pie de limón

Llevamos una temporadita bien ”perros” con los lemon pies y ese toque dulce-cítrico que nos deja siempre in love, así que la elección de postre no pudo ser mejor. Aquí te lo emplatan en este precioso plato efecto mármol (fotogénico a más no poder) y sobre él viene la gloria: una cremita de pie de limón tradicional con galleta brisé, merengue deshidratado con pisco y helado de tomillo. Un final de auténtico vicio.

 

Y con esto, y un bizcocho, ¡nos despedimos hasta la próxima!

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle de Valenzuela, 7 (Metro Retiro)

RESERVAS

Tlf. 910 69 12 05

RESERVAR ONLINE

 


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares