- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

Mar y Tierra: el cuco local de arroz (y paella) que tra...

Mar y Tierra: el cuco local de arroz (y paella) que trae el Mediterráneo a Madrid

MAR Y TIERRA

COCINA

PAELLAS Y ARROCES

PRECIO POR PERSONA

25-30€ pp. (con vino y postre)

♥︎♥︎♡

Reconozcámoslo. Pocas cosas te ponen sobre la mesa tan adictivas (y tan de nuestra tierra patria) como un buen plataco de arroz hecho en condiciones. ¿Que viene en paellera? Mejor. Poco importa si es abanda, en tinta de calamar o meloso con bogavante. La paella en tupper que sobró de tu abuela o el arroz que hornea tu señora madre cada domingo. Sea como sea, estos pequeños granos tienen el don de hacernos enloquecer a golpe de sabor. Por eso hoy te llevamos de paseo por el Mediterráneo gracias a Mar y Tierra, la marca de arroces y paellas que llevaba desde 2010 petándolo con su servicio a domicilio y en 2017 por fin abrió sus primeros locales (en Colombia y en Montecarmelo). Si han conseguido que hablen maravillas de ellos,  algo tendrán, ¿no? Prepárate, porque esta arrocería no es solo una cara bonita. ¿Estás listo? ¡Vámonos!

 

 

Entrar a Mar y Tierra es como aterrizar en cualquier playa del Mediterráneo y ponerse a ojear en qué restaurante del puerto te apetece comer. Ahora, que se parece cero al típico chiringuito con tejado de paja: aquí se viene a mesa puesta (de las de mantel) a tomarse unos vinitos mientras corre la brisa marina y te van trayendo las cartas. Su decoración está llena de contrastes: por un lado es fresquita y actual. Por otro, el local conserva estructuras de otra época (como arcos, puertas y ventanas). De cuando este sitio aún era una especie de casa gallega, donde callaban boquitas a golpe de vaca vieja. Un encanto (y curiosa mezcla de estilos) a la que los dueños de este sarao no quisieron renunciar. Allí encontrarás dos salones diferentes: el de la entrada, muy veraniego y con grandes ventanales que dejan atravesar la luz a bocajarro; y el segundo, que es interior y está hasta arriba de plantas.

¿Sus creadores? Ignacio y Pablo, dos socios que decidieron ponerse a cocinar arroces allá por 2010 en la típica cocina central, que utilizaban a demás para ofrecer un servicio de catering y hacer algunos eventos. La cosa se les fue de madre y al ver el éxito que tuvo su cocina y el tirón de las paellas a domicilio (ojo, arroces y paellas de calité) decidieron lanzarse abriendo dos locales en 2017. Aquí no se arriesgaba mucho: su rica cocina llevaba demasiados años triunfando y era cuestión de tiempo que abriesen espacios físicos para que todo el mundo pudiera ponerles cara. Y así lo hicieron.

 

 

¿Cuál es la propuesta gastro de Mar y Tierra? Cocina mediterránea, del mar y de la tierra, basada en el producto de mercado y de temporada. A domicilio trabajan con arroces y paellas (que son su especialidad) siempre secos, no melosos (por las condiciones en las que llegaría un meloso a casa, que no son las adecuadas), pero también ensaladas, entrantes, pescaitos fritos, tartares y postres. En sus dos locales podrás probar también entrantes, carnes y pescados. Sus elaboraciones son bien sencillas, y es que prefieren centrar el tiro en el sabor y la calidad de una simple pieza de merluza y no enredarse con la complejidad de técnicas que puedan estar de moda (no, no vas a encontrarte una salsa XO o una reducción de Pedro Ximénez). No enmascaran el producto, les gusta que sea transparente y honesto, así que aquí la materia prima es la que maneja el cotarro.

¿Y su carta? Bueno, la carta de Mar y Tierra tiene un punto fuerte extra. Y es que sus dueños son fieles defensores del menú de medio día de toda la vida, pero no muy partidarios de bajarle la calidad para dejarlo tirado de precio. Por eso se marcan un menú por 14,90€ con bebida y postre de buena calidad y que lleva mucho tiempo petándolo por el barrio.

Entre las páginas de su carta vas a encontrarte una primera parte de entrantes como las sardinas, los mejillones tigre o la ensaladilla, pero con un interesante apartado de tartares (salmón, atún rojo, solomillo…) y pescaito frito (bienmesabe, puntillitas y otras frituras). Para seguir está su apartado de mariscos, con sus gambitas blancas, el pulpo a la gallega o las zamburiñas. Continuamos con la estrella de la casa: arroces y paellas, unas tradicionales y otras de creación propia. Son elaboradas diariamente en el mismo momento en el que el cliente la pide (tanto en local como a domicilio) así que ármate de paciencia y sigue bebiendo un poco de vino 😉 Podrás catar secos como el mar y tierra (mixta de ciega de gambas, mejillones, calamar, magro y pollo) o a banda (con fondo de Moralla de Santa Pola), entre otros. Para los melosos, elige entre ciego marinero, bogavante, pulpo y langostinos o boletus y rape (este último tiene pintón). Si aún queda hueco no te olvides de pescados como su tataki de atún rojo o el lomo de merluza de pincho, pero tampoco de sus platos de carne, como el entrecot de vaca alta maduración o su hamburguesa de ternera rosada La Finca en pan brioche. Menuda comilona, ¿no?

Para empaparlo bien todo no te lo pienses y si te gusta el vino lánzate con su carta, porque no es muy extensa pero tiene una buena selección de etiquetas que maridan a la perfección (se preocupan muchísimo de eso formando cada dos semanas al personal) con sus platos. Los cerveceros podéis estar tranquilos: hay cervezas artesanas (Er Boquerón y La Virgen) y alguna que otra ipa. Su servicio (que son majos no, lo siguiente) os lo van a servir todo estupendamente.

Y ahora sí que sí, os contamos con ‘platillos y señales’ todo lo que nos zampamos en Mar y Tierra. Esperamos que os entre el hambre 😉 ¡Vamos!

 

RESERVA EN MAR Y TIERRA

 

– MAR Y TIERRA, PLATO A PLATO –

 

Tartar de salmón

Este tartar de salmón bien rico llegó justo a tiempo. Buen comienzo con este golpe de frescor que nos supo muy sabroso y suave. Venía marinado (lo que le daba un toque bien interesante) y con su aguacate troceado mezclado entre las piezas de pescado se convirtió en el entrante perfecto. Nos quedamos con ganas de probar el tartar de atún rojo, pero el mercado manda y ese día no había.

 

Taco de solomillo

Queríamos dejarlo para el final, pero como el arroz tarda su tiempo en quedar perfecto, nos lanzamos a por un segundo plato para compartir pero de su aparte de principales. Este taco de solomillo de ternera a la plancha y a su punto no tenía adorno alguno. Solo te cocinan un buen trozaco de carne de calidad con saborazo, toque de sal Maldon y unas patatuelas fritas. Básico y muy bueno.

 

Arroz negro

Llegó el peso pesado. No sabemos muy bien que nos pasa últimamente con el arroz negro, pero teníamos mono y había que pedirlo sí o sí. Llegó en su enrome sartén, con su jugosidad máxima entre la tinta de calamar y con los trozos de sepia y chipirones bien mezclados. Nos encantó porque estaba en su punto y sin estar salado, tenía saborazo. ¿Lo mejor? Mezclarlo y comerlo a la vez con su ali-oli casero. CA-SE-RO. Y se notaba a cuatro leguas.

 

Tarta de manzana

Para ir cerrando la comilona fuimos de cabeza a por esta tarta de manzana que es bastante espectáculo, hemos de decir. Tienes que esperar un ratito a que salga porque te hacen el hojaldre y lo hornean al momento. Después te lo preparan antes de salir a tu mesa y le añaden una bola de helado artesano de vainilla (todos sus helados son handmade, pero los traen de un obrador de Pinto.

 

Tiramisú

Y como todos los postres de su carta son artesanos (y a falta de su tarta de queso, que ese día no quedaba) quisimos probar su tiramisú. El truco para ellos está en no pasarse ni con el café ni con el amaretto. El mascarpone enterito, nada de mezclas rarunas. Cremoso y sencillo. Bien rico.

 

Esperamos que te haya molado nuestra experiencia en Mar y Tierra 🙂 Y con esto, y un bizcocho, ¡me despido hasta la próxima!

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle Oruro, 11 (Metro Colombia)

RESERVAS

Tlf. 910 59 22 15

RESERVAR ONLINE


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares