- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

Hunan: el chino-chino (solo para valientes) que prende ...

Hunan: el chino-chino (solo para valientes) que prende Malasaña

HUNAN

COCINA

CHINA TRADICIONAL DE HUNAN

PRECIO POR PERSONA

20 € (con cerveza y postre)

♥︎ ♥︎ ♡

Cuentan las almas viajeras que existe un mágico lugar de montañas flotantes, cascadas monumentales y escenarios dignos de una película. Se llama Hunan y es un oasis en medio de China capaz de dejarte sin habla, pero (ojo) también sin saliva. Y es que hasta el Dios del Fuego lo sabe: su cocina convertiría tu boca en agua a golpe de guindilla. Hoy, ‘disfrutón’, te llevamos a conocer Hunan, el local de la calle Ballesta con el que vas a gozar de la gastronomía más auténtica (y desconocida) de esta región del país asiático. Saca esas ‘’agallas gustativas’’ porque aquí se viene a comer, amar y arder. ¿Listo para darle un ‘’viaje’’ a tu paladar? ¡Nos vamos!

Restaurante Hunan

 

Cuando entras por primera vez en un local puedes comer de escándalo (o no), puedes sentirte la persona más chic de la ciudad rodeado de una decoración i-de-al (o no) y puedes llorar de alegría con una cerveza artesana (o no). Pero solo necesitas un dato para no equivocarte al cruzar la puerta de un restaurante chino: ver que se peta de chinos. Si eso no pasa, corre. Si entras a Hunan tranquilo: estás a salvo.

Entre las vértebras de Gran Vía, más concretamente donde empieza la calle Ballesta, te vas a encontrar con Hunan. Un local con poco tiempo de vida pero mucha autenticidad. No te dejes engañar por su espacio llen0 de plantas y ‘’cuquirincones’’, no hace falta irse a un ‘cutrebar’ de Usera para saborear cocina china de verdad.

Un lugar para venir en parejita, entre amigos o en ocasiones especiales. Y es que se divide en tres estancias: la primera, nada más entrar, tiene unas cuantas mesas pequeñas en clave informal. Después encontrarás la clásica mesa enorme donde sentarse varias personas, conozcas o no, a ‘’no-compartir’’ confidencias (de esas que escuchas de todos modos). Pero, si quieres ir en ‘grupete’ con más intimidad, también puedes pasar a un rincón ‘’reservado’’ que tienen al fondo. Comas donde comas, el majísimo Yanbo Li (su creador, junto a Felipe Zhou), tienen preparado un festín lleno de sabor y tradición para apaciguar a tus hambrientas papilas gustativas.

 

Restaurante Hunan

 

¿Y cuál es la propuesta de Hunan?  Aquí probarás la gastronomía más clásica y auténtica de Hunan (valga la deliciosa redundancia), una región al sudoeste de China que concentra sabores complejos, pero muy puros y sin artificios, con un toque bien picante. Y es que los ‘’ardientes’’ condimentos con los que juegan en su cocina son súper característicos de la zona (si no lo toleras bien no temas, estos chicos tan majos se adaptan requetebién a tu paladar 😉 Yanbo nos cuenta que tienen 7 tipos diferentes de guindillas y que sus niveles de picante van de lo más suave a lo más hardcore. Por eso en este local podrás catar sabores reales con los grandes clásicos de esta lejana gastronomía. Los productos que utilizan en Hunan son siempre lo más frescos posibles y los van comprando en algunos de los mercados madrileños. Las especias y algunos de sus aderezos (puntos clave en casi todos sus platos) por el contrario, vienen directamente de Asia.

En la carta de Hunan no vas a encontrar lo que siempre has conocido como ‘comida china’, sino algo que no te esperas. Y es que esta es una de las regiones con más riqueza gastronómica de China, pero casualmente la menos conocida por aquí. Así que siéntate a gozar y pide, sí o sí, un plato principal de fideos o de arroz para ti solito. Y, el resto, pruébalo en plan picoteo para compartir. Su ternera salteada con guindilla pica hasta la muerte, y es una de las elaboraciones más esenciales de la región de Hunan, y también una de las favoritas de los visitantes chinos del local. Sigue con cualquiera de los 40 platos que tienen en carta, como la lubina braseada en su jugo (muy top), la cabeza de merluza, la calabaza china salteada o las tiras de pollo deshilachado en sésamo y pepino -macerado en una rica salsa ligeramente picante-. ¿Para acompañar? Como no, una cerveza china que calme un poco el ardor de paladar, ¡que seguro que no te viene nada mal!

No nos enrollemos más, porque llega el momento que estabas esperando: nuestra experiencia, como siempre, con ”palillos y señales”. ¿Estás listo? ¡Vámonos!

 

– HUNAN, PLATO A PLATO –

 

 

Restaurante Hunan

Yuba picante

No sabemos muy bien cómo definir este plato. La yuba, en China, es soja. Pero su textura era de lo más extraña. Al principio, cuando desenfundas con hambre los palillos y te arrancas con un trozo, te invade una sensación de…. ‘¿qué-es-esto?’ Después das un segundo bocado y ahí pillas también un poco de cilantro, y entonces la cara te cambia. Y poco a poco le vas cogiendo el gusto, y al final, de lo raro que es, te acaba encantando. Aunque es un plato que de primeras no tiene por qué gustar a todo el mundo, en Hunan es súper típico. Ah, y sí, como dice su nombre en la carta: pica.

 

Restaurante Hunan

Tou-Fu al estilo Changsha

Por si no lo sabías, Changsha es la capital de Hunan, y ahora de nuestros corazones. Esta especie de ”buñuelitos” de tofu con caldo picante por dentro se convirtieron, sin duda, en una de las atracciones de la feria foodie. Cuando los metas en tu boca de una sentada verás de lo que hablamos. ¿Lo mejor? No parece que estés comiendo tofu (y no, no es porque el picante lo camufle). Su sabor tenía un toque exótico perfecto para entrar en calor.

 

Restaurante Hunan

Coliflor orgánica

Vale, ¿a qué restaurante vas a pedir coliflor? Si le dijeras a un niño de 5 años que es lo que va a comer en China, probablemente no querría ir. Pero si le das a probar las de Hunan, te aseguramos que se convertiría al veganismo y sería el niño menos ”rarito” con la comida del planeta. Porque esta coliflor orgánica salteadita en la cazuela estaba de muerte. Muy sabrosa, perfecta para comer, por ejemplo, con alguno de sus platos de arroz.

 

Restaurante Hunan

Berenjena china

Esta berenjena china en cazuela fue todo un acierto, y aunque creíamos que sería un plato muy simplón, nos sorprendió un montón. Estaba bien aderezada, cocinada y súper sabrosa. Plato perfecto para boquitas vegetarianas (y para las que no, también, ¡estaba muy rico!).

 

Restaurante Hunan

Arroz salteado con verduras y huevo

Un arroz salteado con verduras y huevo perfecto para acompañar cualquiera de los platos que te saquen, sobre todo los que tienen bien de caldito, como por ejemplo las gambas (algo que nos recomendó hacer el propio Yanbo, dueño del local. En su punto justo, y como para no. En Hunan (el territorio, no el local, que también) son especialistas en arroz dentro del país asiático.

 

Restaurante Hunan

Panceta salteada con guindilla

Este plato de panceta frita y salteada con guidilla nos encantó. Es un plato súper clásico en la región de Hunan y uno de los must del local. Cuando pruebas el primer bocado parece que no pica, pero revuélvelo todo bien, y luego nos cuentas.

 

Restaurante Hunan

Gambas con fideos

Puede que no sea el plato estrella en Hunan, pero lo fue en nuestra boca. Estas gambas vaporizadas con finos fideos de arroz son los favoritos de los morros finos españoles que visitan el local. Las gambas estaban bien jugosas y sabrosas, aunque te aconsejamos no venirte demasiado arriba e intentar pelarlas usando los palillos (a no ser, claro está, que domines ese arte nivel extreme). Mete mano como haríamos cualquiera y mánchate un poquito, que siempre se agradece 😉 PD: Los fideos no, ¿vale? Los fideos con el tenedor, no la vayas a liar.

 

Restaurante Hunan

Fideos de pasta de arroz pequeños

Ojo a estos fideos con carne de cerdo en caldo de su hueso (a veces lo hacen con ternera). Si tienes suerte podrás probarlo, y es que de este plato solo sacan 40 raciones a la semana por su complicada elaboración (montan un ‘tinglao’ en la cocina cada vez que lo hacen). Como manda la tradición en Hunan: un trabajo de chinos (literal) que consiste en cortar los fideos muy muy finos, a un tercio de lo que suele ser un fideo normal en cuanto a grosor. Son tan delicados que se escurren con solo mirarlos, no te vayas a hacer el valiente otra vez con los palillos, ¿eh?

 

Restaurante Hunan

Té de queso y mango

Sí, has leído bien. Llega la primavera y con ella los chicos de Hunan se vienen arriba y te elaboran un batido base de té y mango (también lo probamos de fresas) que lleva queso por encima. Suena muy guarro, pero no lo es (o sí). El queso, aunque tiene un toque salado, está elaborado con nata, así que termina siendo una buena combinación con el resto del ”mejunje”.  Primero se bebe un poco de la parte del queso y después, con la pajita, bebes la parte del fondo, la de la fruta. Y, aunque aquí su cocina es lo más tradicional que te puedes echar al cuerpo, nos confiesan que les encanta meter alguna cosilla que en China, ahora mismo, lo esté ‘putopetando’. Esta vez fue el té con queso.

 

Y con esto y un bizcocho, ¡me despido hasta la próxima! 😉

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle de la Ballesta 4 (Metros Gran Vía – Callao)

Tlf.919 19 35 64

 

 


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares