- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

Jack Percoca: la magia italoamericana que nos robó el c...

Jack Percoca: la magia italoamericana que nos robó el corazón

JACK PERCOCA

COCINA

ITALOAMERICANA

PRECIO POR PERSONA

25 – 30 € (con cóctel y postre)

♥︎ ♥︎ ♥︎ 

Cuentan las malas lenguas que de Little Italy, el barrio italiano de Nueva York, ya no queda ni ese último trozo de pizza que siempre vaga solitario por la caja. La ciudad que nunca duerme, poco a poco, va diciendo ‘arrivederci!’ a la cultura creadora de los gloriosos -oh, sí- espaguetis en salsa de tomate con albóndigas. Pero no estés triste, eat&lover, porque el canallismo de los años 20 y la ley seca han renacido cual ave fénix en Conde Duque 14. Si Walt Disney levantara la cabeza te diría que una de las historias de amor más grandes jamás contadas es La Dama y el Vagabundo, pero nosotros estamos convencidos de que es la nuestra con Jack Percoca: el local de cocina italoamericana con más ‘’garra’’ de Madrid. Andiamo, disfrutón!

Jack Percoca - Restaurante

 

Si algún día deambulas hambriento y sin rumbo por Malasaña y tus tripas ya no saben cómo dejar de ‘’rugir’’, solo te diremos dos palabras: Jack Percoca. Será entrar y, en pocos segundos, caer en la cuenta de que te estabas perdiendo algo muy gordo. Un bar con un ‘’rollazo’’ inesperado donde suena musicote, preparan cócteles de escándalo y sirven -muy- buena comida. Todo pasado por un filtro de informalidad y desparpajo adictivos que te van a enganchar desde el minuto uno. Pero vayamos por partes.

Hace ya unos añitos, como a principios del siglo XX, los inmigrantes italianos llegaron a Nueva York para empezar de cero (y ya de paso, liarla un poco). Les tocó adaptarse, pero no tardaron en tomar prestada la cultura americana y hacerla suya. Así crearon su propio barrio bautizado como Little Italy. El alboroto y la diversión estaban asegurados, y el bullicio les delataba. En materia foodie no se complicaron y, aprovechando los productos básicos de su cocina de origen que podían encontrar por allí, transformaron sus recetas tradicionales italianas en otras nuevas con toques neoyorquinos. Y ahora estarás pensando: ‘Que sí, que sí, pero… who is Jack?’

Jack Percoca es el nombre del tatarabuelo de Luca de Mari, el dueño del local. Un proyecto que nació del sueño más ‘’visceral’’ de este napolitano para rendir homenaje a sus ancestros: una de las primeras familias que emigró a U.S.A. Bendito el día en que este ‘garitazo’ subió la verja y nunca se fue, porque aquí descubrimos que la autenticidad de Nueva York y el jolgorio italiano están hechos el uno para el otro. Y es que el espacio se encarga de transportarte de golpe a Mulberry Street con mesas y sillas de madera, un puñado de fotografías repartidas por la pared en clave de Tetris y una barra de cócteles preciosa capaz de quitarle el protagonismo a cualquiera.

 

Jack Percoca - Restaurante

 

¿Cuál es la propuesta de Jack Percoca? Con tanto viajar y viajar, Luca terminó trayéndose la esencia ‘’Little Italy’’ al barrio madrileño, por eso aquí podrás probar cualquiera de sus platos de la cocina napolitana o italoamericana, mientras te bebes alguno de sus prohibitivos cócteles inspirados en la ley seca.

La carta de Jack Percoca desborda osadía, comida casera y elaboraciones hechas con cariño. Tradición italiana invadida por el espíritu neoyorquino y elaborada con productos de la tierra. Además es de las que nos gustan a nosotros: corta y precisa. Porque si lo haces bien (y este es uno de esos casos) no necesitas mucho más. En ella encontrarás entrantes y ensaladas para compartir, una breve selección de pasta, pizzas (o ‘’ex girlfriends pizzas’’ como él las llama), carnes, pescados y postres para el remate final. Todo está delicioso, y lo que no hemos probado tiene pintaza. Prueba desde su Jack’s Fried Basket (fritos típicos napolitanos), hasta un rico steak tartar o el ‘Nonna’s Secret’’ (un plato secreto de la abuela). Sus orgásmicos mac & cheese con bacon, queso y trufa son nuestra debilidad. Pero el premio a la ida de olla es, sin duda, para su Spaghetti Burger: una hamburguesa de carne, pan de spaghetti (sí, has leído bien) y la salsa ‘’Jack Percoca’’.

Para beber, como ya te hemos contado, lo ideal es que pruebes sus cócteles (seguro que un rico Bellini te pone ojitos detrás de la barra y acabas por no resistirte). Además tienen una pequeña selección de alcoholes que maceran ellos mismos (si te pones en plan sibarita, ejem). Si prefieres beber vino, tienes un apartado en su carta líquida que rinde homenaje a varios vinos italianos, pero sin olvidarse de los españoles 😉

Ahora que estamos en caliente, pasemos a la acción. Hoy te contamos nuestra experiencia en Jack Percoca, como siempre, con ‘’platillos y señales’’. ¡Vámonos!

(¡Chivatazo de última hora!: están a puntito de abrir uno nuevo y nosotros morimos de amor ya)

 

– JACK PERCOCA, PLATO A PLATO –

 

Jack Percoca - Restaurante

Jack-Pot

Para ir calentando motores probamos su Jack-Pot, una tempura de verduras nada ”fritangosona”. Podías empaparlas en una salsa a base de ron, piña y un punto de tabasco que les daba un saborazo riquísimo. Un plato muy sencillo para empezar la comilona. Para acompañar nos dejamos aconsejar y nos sacaron un vino italiano que mamma mía, ¡amigo! Un Masciarelli 2016 (Montepulciano d’abruzzo, de Chieti).

 

Jack Percoca - Restaurante

Fake Tartar

Fake, claro, porque este tartar no era ni de carne ni de pescado, sino de verdura. Una opción muy fresquita y sana (perfecta para compensar la juerga calórica que sigue después). Encima le ponen una yema de huevo y un toque de pimienta negra. El momento huevo ”derritiéndose” por todo el tartar nos ha puesto los pelitos de punta 🙂

 

Jack Percoca - Restaurante

Truffle Maccaroni & Cheese

El Apocalipsis disfrutón tiene forma de sartén y sabe a mac and cheese. Impresionante su versión del típico maccaroni, que aquí elaboran con nata, ricotta, cheddar y salsa trufada. Momento orgásmico (os lo prometemos) coronado con bacon y unos picatostes bien crujientes. Solo de pensar en comerlos otra vez se nos cae la baba sobre el teclado.

 

Jack Percoca - Restaurante

Pizza Margarita

Luca es napolitano y eso, foodie empedernido, es bueno para ti, para nosotros y para el universo del disfrutón en general. Por eso su pizza no es una cualquiera, es una que sabe a comida de dioses. Simple pero con ingredientes de calité. Vamos, perfecta. Esta es una pizza margarita con burrata, jamón de Parma y albahaca. 

 

Jack Percoca - Restaurante

Brownie

Aquí es dónde el brownie golpea la mesa con el puño y se planta para que le hagamos un poquito de caso a la parte americana del asunto . Este es (como no) de chocolate, elaborado con mantequilla de cacahuete y añadiendo después cacahuetes. Cuando sale del horno le ponen unos toques de sal gruesa (bien pensado) y lo emplatan con helado de frambuesa.

 

Jack Percoca - Restaurante

Spritz Campari

La guinda de nuestra cita con la Italia más gamberra no solo vino con los rayos de sol que entraban a primera hora de la tarde, sino con el Spritz Campari que nos metimos entre pecho y espalda. ¿Y qué lleva? Pues exactamente eso. Spritz y vermut Campari. Eso sí, con un toque de soda. El final perfecto para un festín que nos enamoró hasta las trancas. ¡Palabra de eatandlover!

 

Y con esto y un bizcocho, ¡nos despedimos hasta la próxima!

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle Conde Duque 14 (Metros Noviciado – Plaza de España)

Tlf.91 513 50 44

 

 

 


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares