- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

UMO: la parrilla japonesa más ‘chic’ de Mad...

UMO: la parrilla japonesa más ‘chic’ de Madrid

UMO

COCINA

PARRILLA JAPONESA

PRECIO POR PERSONA

50 – 55 € (con cóctel y postre)

♥︎ ♥︎ ♡

¡Aaaay! Japón, Japón… Cuando creíamos que ya lo sabíamos todo sobre ti, vienes y nos das candela con un concepto totalmente diferente: UMO (el hermano pequeño de Carbón Negro). Servilleta al cuello y palillos en mano, ‘disfrutón’: hoy te llevamos plato a plato por la mesa de un Japón que no conocías, el de la robata, la parrilla japonesa de los chefs Hugo Muñoz y Mariano Barrero que levanta pasiones en Madrid desde que abrió sus puertas. ¿Preparado?¿Listo?… ¡ya!

 

Restaurante UMO

 

Llegarás a la esquina de Castellana con General Martínez Campos donde se encuentra UMO y cruzarás la puerta creyéndote Carry Bradshaw en Sexo en Nueva York (spanish version, claro). Techos altísimos, ventanales que dejan atravesar la luz a borbotones, neones sobre una pared llena de botellas, diez metros de barra y 400 de local. Casi nada, ¿eh? Esa sería una floja descripción de este paraíso nipón. Un local de inspiración art decó nacido gracias a los mismos creadores de Carbón Negro (la parrilla que conquistó a todos en 2018) y al estudio de diseño Proyecto singular.

No te dejes engañar. Detrás de toda esta preciosa ‘parafernalia’ se encuentran los chefs Hugo Muñoz -curtido en Kabuki Wellington de Ricardo Sanz y jefe de cocina en KaButoKaji- y Mariano Barrero, -exchef de NODO, uno de los primeros restaurantes en hacer fusión japo-española-. Ambos son enamorados de la gastronomía japonesa, así que solo quedaba unir fuerzas y conquistarnos a todos. El espectáculo estaba asegurado.

 

Restaurante UMO

 

Entonces, ¿cuál es la propuesta de UMO? Aquí se derriten paladares gracias a sus técnicas de cocina tradicional japonesa: cortes en frío, fritura en tempura y su piedra angular, la robata (lo que aquí conocemos como parrilla, pero al estilo japo). Para elaborar su carta los chefs van jugando con la temporalidad y el producto en una propuesta con guiños mediterráneos. La carta se divide en kushiyak, entrantes, nigiris, makis, sashimi, tartar, robata y postres. Encontrarás platos como las albóndigas de atún al josper, el tartar de toro con yema de huevo de corral con jengibre fresco o la ‘todopoderosa’ costilla de vaca rubia gallega glaseada (y melosa) con puré de patatas y pack choi braseado.

El bebercio (el de verdad) también está asegurado en UMO. Tienen vinos y vinos entre los que elegir, pero nosotros te aconsejamos no pederte (bajo ningún concepto) su carta de cócteles: la otra gran estrella del local, que se centra en la mezcla perfecta de sabores cítricos, picantes y amargos. Ideal para acompañar pasito a pasito cada plato que te pongan por delante. Y, aunque sean bajos en alcohol -entre 9º y 11º-, no te confíes. Tómalos solo para ir calentando motores, y terminemos la velada con dignidad. Ya vendrán luego el jolgorio y el bailoteo 😉

Después de ponerte los dientes largos, vamos a hacerte comer a golpe de foto. Asegúrate de tener el babero bien colocado. Te contamos nuestra experiencia en UMO, como siempre, con ‘’palillos y señales’’.

 

– UMO, PLATO A PLATO –

 

 

Restaurante UMO

Tartar de atún picante

El primer momento del día ‘’me muero de hambre pero antes tengo que hacerte mil fotos’’ fue para este tartar de atún picante (hecho al momento) con algas gallegas. Un auténtico suplicio contemplarlo varios minutos antes de zampárnoslo, porque era espectacular. El atún súper jugoso, fresquito y con buen sabor. Empapado en la mahonesa picante fue un ‘platazo’ perfecto para empezar el festín.

 

Restaurante UMO

Gyozas de pintada de bresse

Estas gyozas de pintada de bresse (un tipo de gallina de corral) en pepitoria y foie fueron las segundas en entrar, y nos fliparon. Las sirven cubiertas de frutos secos picados y cebollino, con una salsa elaborada por ellos. Se deshacían casi antes de poder levantarlas del plato con los palillos, y una vez entraban en tu boca eran una auténtica explosión de texturas y sabores. Top.

 

Tamago Vago

Habíamos oído que su Tamago Vago (tortilla japonesa) había que probarlo sí o sí, así que nos lanzamos a por esta deliciosa ”sartén”. Si te gustan los camarones crujientes, este Tamago estilo Sacha te va a encantar. Distinto a cualquier cosa que hayas probado. Te recomendamos pedirla para compartir mínimo 3-4 personas, porque llena bastante.

 

Restaurante - UMO

Nigiri Toro

De su sección de la carta de nigiris probamos primero el de toro con tomate de colgar. La parte más intensa y sabrosa del atún sobre el arroz, acompañada del tomate bien fresquito y un toque crujiente muy bueno. 

 

Nigiri Steak

El siguiente nigiri fue el frito de steak tartar y cecina de vaca ahumada de León (ñam, ñam). Un pasote, vamos. El sabor y la textura de la cecina hacía que al meterlo entero en la boca explotase de sabor (y tenía un toque crujiente genial).

 

Bacalao negro macerado en miso a la parrilla

El bacalao negro de UMO se ha envuelto previamente en una hoja de magnolio con salsa de miso, así que te puedes imaginar el sabor que tenía. Bien doradito y con un dulzor sabrosísimo. Del pescado ni hablemos, las lascas caían solas cuando hincabas el tenedor. La guarnición del plato era de verduritas.

 

Restaurante UMO

Tarta de queso japonesa

Y, como no, llegamos al postre (nuestra premisa siempre, ya lo sabes). Casi todo el mundo pide su torrija de croissant caramelizada, y hemos de confesar que nos quedamos con ganas de probarla (volveremos a por ella). En su lugar nos comimos su particular Tarta de Queso del tío Rikuro. Una tarta al estilo japonés, horneada y esponjosa hasta la muerte. Muy suave y rica. Un final perfecto.

 

Restaurante UMO

Bloody UMO

No te va a hacer falta estar de resaca para pedir esta maravilla de cóctel. Su particular versión del clásico Bloody Mery (el Bloody UMO) venía con Vodka Stolichnaya, Vodka Belvedere con chiles thai, zumo de tomate, salsa UMO y salsa japomex (dos condimentos elaborados por ellos), sal Maldon, pimienta negra y eneldo. Delicia total.

 

Restaurante UMO

Ta to lico esto

Un cóctel que venía en un vaso de piedra súper fresquito. Lo preparan con Martini rojo (perfecto a modo ‘’vermut’’ previo a la comilona), licor de la polinesia, soda de sake y lima. La mezcla perfecto de ácido y dulce. ¡Muy recomendable!

Y con esto, eat&lover, y un bizcocho, ¡nos despedimos hasta la próxima!

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Paseo de la Castellana 43 (Metros Rubén Darío – Gregorio Marañón)

Tlf.910 88 88 40

 

 


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares