- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

Savas: coctelería (y hogar) con ‘chispazo’ ...

Savas: coctelería (y hogar) con ‘chispazo’ creativo en Lavapiés

 

SAVAS

EL FLECHAZO

CÓCTELES BRUTALES + LOCAL SIN PRETENSIONES

PRECIOS

Cócteles 7,50€ – 9€

 

Lavapiés coge fuerza. A veces para mal (Rest in Peace, Baobab), y otras para bien. Y en este último saco entra el flechazo que te traemos hoy. Cuentan las buenas lenguas que la palabra lituana ‘Savas’ en castellano quiere decir que te gusta mucho tener a alguien cerquita, así como ‘arrejuntadico’. Algo que, a fin de cuentas, gritan los bares madrileños de toda la vida a sus clientes más fieles. Esos con barras a las que encaramarse durante años y que acabas considerando tu familia adoptiva. ¿O es que nunca has sentido que ‘el bar de abajo’ era como tu casa? Savas, ahora, también será el hogar de muchos. Una coctelería de culto y muy ‘de barrio’ donde triunfan las elaboraciones clásicas con giro creativo cortesía de su barman (ex Sudestada). El sitio perfecto para engancharte a una buena charla con cervezas o, quién sabe, marcarte un Lebowski y tragar rusos blancos como si fueran batidos. ¿Estás listo para el chispazo? ¡Vámonos!

 

eat&lover

Los creadores de Savas son Dovi y Gintas. Dos eat&lovers lituanos (además literal): les encanta salir a gozar comiendo por ahí y encima son pareja. El amor vino hace muchos años, pero desde hace 12 se mudaron a Madrid. Casualmente a Lavapiés, cerquita del local donde ahora han dado vida a su proyecto más personal. Son un vecino más y desde ya entran dentro de ese circuito de locales que nos chiflan (Hola CoffeeLa Canibal, Bendito o La Lorenza) y que son visita obligada cualquier finde que nos dejamos caer por el barrio. Echa un ojo a la Guía de barrio para comer y amar en Lavapiés que hicimos hace un tiempo 😉

A Lavapiés le faltaba una buena coctelería con pocas pretensiones en la que cerrar la noche con un buen copazo después de una sesión entre amigos de birras y picoteo. Además, es hablar un minuto con ellos y ya te ‘pispas’ de que la hostelería no les viene de nuevas. Gintas era barman en el mítico Sudestada y Dovi jefa de sala y sumiller no solo del mismo restaurante, sino también de otros como Punto MX, Arallo Taberna (donde volvieron a coincidir) o Propaganda 12. Ahora se dividen las tareas: ella gestiona el cotarro, él hace magia líquida con cada botella que toca. Ambos con la naturalidad por bandera, y eso nos encanta.

El interior se Savas es bastante ‘pulcro’. Azulejos blancos, cañerías rojas, taburetes y una ventana de verano estupenda para pasarte ahí 4 horas sentadico cóctel en mano. Un rollo nórdico muy depurado que, al mismo tiempo, produce una sensación de ‘castizo’ que lo mimetiza genial con el barrio.

 

drinks&love

A Savas se puede venir de birreo-tardeo de ese que empieza a las 18 de la tarde y no sabes cuándo acaba. Ahora están estudiando incluir referencias de vinos y algo de picoteo. Pero de momento su pequeño ”bebé” centra toda su atención en la coctelería clásica a la que su dueño, Gintas, le mete mano cuando quiere (y siempre sorprende para bien). Los años le han dado la experiencia suficiente para sacarse un twist de la manga en un Ruso Blanco y dejarlo aún mejor que el original. Prueba diferentes combinaciones, añade y quita lo que quiere cuando quiere.

Pero no creas que los elabora en 5 minutos: él se toma su tiempo, porque las cosas bien hechas lo requieren (a veces esperas 10-15 minutos -merece la pena-). Aquí no hay carta, solo una pequeña pizarra que va mutando según les apetece, y si eres un poco rarito con los ingredientes tranqui: se adaptarán a tu morro fino sin rechistar. ¿Los ingredientes? Handmade, así que maceran los que darán juego a sus mezclas y con ellos hacen almíbares y siropes súper ricos. Por ejemplo el almíbar de panela, el lapsang (un té negro ahumado -en Lituania se le da mucha caña a los ahumados-) o el chile mulato. Fíjate en unas enormes botellas que tienen en la barra: también elaboran su propio Ginger Beer.

Los cócteles de Savas son una maravilla. Su clásico más fresquito es un Tom Collins a base de ginebra, zumo de lima, soda y trozos de lima (fresquito, ácido y dulce a la vez, delicioso). Seguimos con su riquísimo Ruso Blanco (no se ha notado nada que nos encantó, ¿no?) a base de Pimm’s, bourbon, Averna (un licor italiano que es Gloria Bendita -te lo beberías solo-) y espuma de leche. Otro rollo. Por último probamos el que fue nuestro favorito, preparado con ginebra, zumo de lima, azúcar, almíbar de yerba mate y clara de huevo. Para saber su nombre vas a tener que ir 😉

La flecha de hoy ha ido directa al corazón, así que pásate un día por Savas. Si te molan los cócteles hechos con mucho cariño y el  ambiente de barrio… este es tu sitio 😉

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle de la Sombrerería, 3 (Metro Lavapiés)

 


TE VA A ENCANTAR...

  1. Avatar

    Pero bueno, qué pintaza tienen estos cócteles. Aunque soy de Madrid y me suelo mover por este barrio, la verdad que no me sonaba este local.

    Gracias por compartir.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares