- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

Sr. Ito Lab: el ‘japo’ viajero que te pondr...

Sr. Ito Lab: el ‘japo’ viajero que te pondrá (literalmente) los ojos en blanco

SR. ITO LAB

COCINA

JAPONESA FUSIÓN

PRECIO POR PERSONA

30-35 € (con vino y postre)

♥︎ ♥︎ ♥︎

Ay, disfrutón. Nos ha pasado una ‘cosota’. Hemos ido a comer (y amar, of course) a un local de comida japonesa y cada vez que nos llevábamos algo a la boca sucedía exactamente lo mismo: el éxtasis. Como si de un ritual incontrolable se tratara, nuestra respiración se entrecortaba, los ojos se volvían de su blanco más crudo y las papilas gustativas gozaban y gozaban sin querer dejar escapar la comida hacia nuestro estómago. La ”droga” más dura atravesando nuestros cuerpos y haciéndonos yonkis a cada mordisco. Y de esto solo hay un culpable (o dos, más bien dicho): Sr. Ito, el japo fusión al que ya éramos adictos en la calle Pelayo 60 (lo encontrarás en nuestra lista de los mejores japoneses de Madrid), y a su hermanísimo pequeño Sr.Ito Lab, el chic-fusión, divertido y orgásmico proyecto del que vamos a empaparte hoy. Puedes ir dándonos las ‘gracias’ en los comentarios al final de este post 😉

Restaurante Sr. Ito Lab

 

Sí, es verdad. Tiramos un palillo chino al aire y aparecen 50 asiáticos, 100 restaurantes fusión y 800 sushi bars (como mínimo). Pero ojo, que no te engañen. Porque el 80% son hijos de la pretensión, del producto mediocre y de los precios ‘’rascacielo’’. Por suerte, hermanos, todavía hay sitios que merecen la pena de verdad, donde la pieza lo vale sin necesidad de sacarte un riñón y medio hígado para pagar la cuenta. Paraísos foodies en los que, por si fuera poco, la decoración y el rollo es ‘lo más’. Entre ellos, para los eatandlovers, siempre estuvo el Sr.Ito. Un japonés al que acudíamos religiosamente casi cada mes como si de una Meca nipona en pleno Chueca se tratase. Ahora tienen una nueva, jugosa y adictiva propuesta ubicada en el madrileño barrio de Chamberí: se llama Sr.Ito Lab y conserva la esencia de su hermano mayor, pero se deja llevar por la experimentación. Así que claro, hemos tenido que ir a probarlo de cabeza y sin frenos.

 

Restaurante Sr. Ito Lab

 

Ni ‘piji-estudios’ de interiorismo ni ‘’ostras’’ en vinagre: si pasabas por allí y cotilleabas mientras iban dando forma al local por dentro, te encontrabas a Iban (uno de los dueños) a pico y pala, literal, decorándolo todo. Él mismo le ha dado al espacio esa bonita vida de aires vintage (con mucho -mucho- gusto) que tiene. Tan pronto le pegaba un martillazo a una pared para dejarla ‘’rota’’, como le ponía debajo una mesa de El Rastro con 4 sillas de wallapop. Y la cosa no quedaba ahí: preciosas lámparas de cristal, impolutos azulejos y un ejercito de plantas dispuesto a pelearse con la luz por un merecido hueco entre los ventanales. Un estilo que baila entre lo clásico y lo informal con un ‘rollazo’ que a los eatandlovers nos chifla.

Así, entre detalle y detalle (fíjate en cada cosita, por ejemplo, en el medio corcho que utilizan para apollar los palillos)…voilá, ¡se hizo la maravilla! Por si fuera poco, la relación amor-arte les ha llevado a vender obras de artistas (echa un ojo a las paredes de la sala cuando entres al local) e incluso, a transformar cada mes un mural que tienen en su otro local. El remate viene con su terraza: un esquinazo que va a dar mucho juego este verano y que se va a convertir en el rincón a la intemperie más bonito del barrio, palabra 😉

Y entonces, ¿quién es el Señor Ito? No, no es que sean unos ‘señoritines’ estos chicos de Sr. Ito Lab. Es que ‘Ito’, el apellido nipón equivalente al Fernández en nuestra tierra patria, también era el apellido de la familia japonesa para la que trabajaban hace unos años en el mítico restaurante Samurai (donde Iban fue jefe de sala durante 10 años). Dijeron ‘sayonara baby’ al local, pero conservaron el apellido que les unió y les dio el rodaje necesario para arrancar su propio proyecto. Y oiga, les ha salido fino, fino, fino.

A la cabeza encontramos a Iban González y a Leire Velasco (esta vez acompañados por Marino Cid y Juan Alfaro) junto al chef Sergio Monterde, que ha ido aprendiendo a base de currar en locales con estrella Michelín (Diverxo, Berasategui y Arzak). De técnica va que lo tira, pero la gracia del asunto es la osadía y el atrevimiento con el que experimenta en la cocina. Virguerías en clave fusión pero bien cercanas, porque persona que pasa por sus mesas, persona que sale contenta, ¡oiga!

 

Restaurante Sr. Ito Lab

 

¿Y qué se come en Sr. Ito Lab? Su propuesta, digamos, es un concepto abierto. Una base bien consistente de cocina japonesa juguetona, que convive haciendo guiños fusión a otras gastronomías. Lo suyo no es una fusión ‘de pega’, sino una fusión que funciona. Llena de sabores atrevidos sin fallo que valga. Si a esto le añadimos el ‘productazo’ con el que elaboran cada receta y sus precios bien asequibles… pues morimos de amor, claro.

En la carta de Sr. Ito Lab vas a encontrarte una estrecha relación con la carta de Sr.Ito, ¡que para algo son hermanos! En ella te van a derretir la boca a base de platos como el pulpo Nikkei al Kamado con puré de coliflor al miso, el tartar de atún Balfegó con yema de galo macerada, o un hit que ya triunfaba en Chueca: el Japo Taco. Aquí es un poquito diferente, pero igual de escandaloso, preparado con salmón, anguila ahumada y ajo negro. Brutal. Para seguir, elige sí o sí alguna de sus gyozas porque están para caerse de la silla. ¿La más aclamadas? Las de rabo de toro, pero también puedes probar sus dumplings de gamba, suquet de ajococo blanco, sobrasada asiática y anguila blanca. El resto viene dividido en baos (como su Pepito-manchego dee panceta ahumada o el de Malaguita, que es un bao negro de langostino crujiente); rollos de sushi como su California roll, que hacen de atún picante, tanuki, cebolleta , aguacate y soja dulce; y por último sus nigiris, como el Gunkan de pez mantequilla con yema de codorniz trufada o el de anguila flambeada y foie. 

El momento dulce va cambiando, más o menos, por temporada (al igual que algunos platos de la carta). Podrás catar por ejemplo su versión del chesee cake, un coulant etéreo de chocolate – con frutos rojos, sorbete de mandarina, petazeta y crema de violetas y lima-, pero nosotros pusimos el broche final con una oda a la fresa de temporada. Más abajo te lo contamos 😉

Pero antes… ¿Qué hay del ‘buen bebercio’ para acompañar? A ver si te ibas a pensar que se nos había olvidado. Su carta de comida es cortita, precisa, sabrosona y contundente, y la líquida viene siendo igual. Aquí vas a gozar de lo lindo con sus vinos, pudiendo probar una pequeña selección de blancos, tintos, rosados y espumosos (nosotros le dimos a un blanco y un tinto que elaboran ellos mismos, y nos gustó mucho). La tela marinera viene con sus cócteles, donde apuestan por algunos combinados, Spritz, mojitos y un par de opciones de pisco para hacerles un monumento. Tampoco faltan el sake y el cafecito para cerrar la jarana como Dios manda. (Chivatazo de última hora: están pensando en poner un brunch, ojito).

Queríamos que entrases en calor, pero seguramente estés ya ardiendo en llamas por ver lo que nos zampamos. Por eso hoy, una vez más, te contamos nuestra experiencia plato a plato con ”palillos y señales”. ¡Dale al play!

 

 

– SR. ITO LAB, PLATO A PLATO –

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Edamame

Este edamame no es de primera cita (está ‘comprobadísimo’), pero es probarlo y subir al cielo. Tal cual. Lo sirven como un platito de picoteo perfecto para el aperitivo y seguramente fue el edamame más rico que nos hemos comido. Aquí te lo preparan salteado en barbacoa japonesa, yakiniku, salsa de kimchi y sésamo. Simple y sabroso. Un gustazo. Luego te ponen unas toallitas para limpiarte bien las manos, porque estos edamame se comen así y no de otra forma. ¿Cómo? Los coges, los mojas bien y te los llevas a la boca para ‘chuperretearlos’, y sin soltarlo, vas sacándole las alubias para dejarlas en tu boca como si estuvieras pelando pipas (la maniobra merece la pena). Si puedes, ponle los cuernos al vermut y pídete un vino que tienen de cosecha propia, el Sr. Ito. Hay blanco y tinto, pero el blanco es más fresquito y le va que ni ‘pintao’ al tonteo de media mañana.

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Rollito

Empezamos la cosa buena con este rollito relleno de langostino tigre y piparras sobre lechugón con cilantro, hierbabuena, kimchi y un pepinillo macerado en yuzu. Cada uno de estos ‘saborazos’ mezclándose en tu boca son el golpe de sabor perfecto para empezar a comer. Crujiente y sabroso a tope. Para todo aquel que no entre al ajo con el cilantro, puedes estar tranquilo, que apenas se nota 😉

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Japo Taco

Si ya les has visitado en Sr. Ito (el local de Chueca) sabrás, o te sonará, un delicioso Japo Taco que tienen en la carta. Pues bien, aquí se llama igual, pero es un poco distinto. Su masa es de gyoza frita y la ponen en un molde para que se mantenga dura. Después la fríen y queda una textura bien compacta y muy fácil de rellenar. Para hacernos volar, la sirven rellena de tartar de salmón salvaje con kimchi, cebolla, encurtidos cítricos, hoja de sisho (una especie de hierba buena japonesa), anguila ahumada y praliné de ajo negro. Probablemente uno de los platos que más nos gustó. Entre su masa casera, el ‘productazo’ de mar y el saborcito picante del kimchi mezclado con los encurtidos…escándalo (real).

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Tartar de gamba tigre

Seguimos con este tartar de gamba tigre, muy ligeramente tempurizada, con mayonesa de chiles y sisho. También llevaba tobiko, que son huevas (estas, concretamente, de pez volador). Un plato muy suave, pero con un toquecito picante. Genial para compartir entre dos 🙂

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Gyozas de rabo de toro

Nos tiemblan los dedos escribiendo esto. No sabes tú, disfrutón, qué bocado. No es la gyoza al uso, no: es mejor. Es perfecta. Elaborada con rabo de toro y la reducción de su jugo, torta del casar, con una yema de huevo de codorniz por encima y rematada con trufa blanca flameada. O. M. G, ¡cuánta sabrosura mami!

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Taco de cochinita pibil

Así es, de repente tienes un taco cochinita: y está que te mueres. Esta maravilla de cerdo ibérico viene macerada en achiote, zumo de naranja y canela, y después de envolverlo en hojas de plátano lo meten al horno y lo cocinan a baja temperatura durante horas. Después, una vez blandito, lo deshacen para dejarlo deshilachado. Lo sirven con mayonesa de chipotle, cebolla frita, filamentos de pimiento rojo y pico de gallo. ¿La carne? Súper sabrosa, con un perfecto toque crujiente de la cebolla que le iba perfecto al esponjoso pan bao. Qué delicia, ¡amigos!

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Obama Roll

Sí, has leído bien. Se llama Obama y está de rechupete (nunca pensamos que íbamos a decir ‘Obama’ y ‘rechupete’ en la misma frase, peeeeero…). ¿Qué es lo que lleva? Estos rolls vienen rellenos de langostino en tempura, atún, ricotta y tobiko negro por encima (huevas negras). Coronado con salsa de kimchi, sésamo y sopa dulce.

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Nigiris

Gloria Bendita en un bocado (en este caso, en 4). Primero se come el de salmón, que preparan flambeado, con lima y azúcar caramelizado. Una explosión de sabor top top top. Para seguir, le dimos al nigiri de vieira, también flambeada, pero esta vez acompañada de sobrasada de mariscos y un toque picantón genial. Los dos para repetir, y repetir, y repetir…

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Fresas maceradas

Como sabes, no somos NADA en la vida sin postre. Esta vez compartimos este plato de fresas maceradas con zumo de naranja y limón, helado de fresa y nata muy suavecito, galleta de mantequilla, chocolate blanco, vainilla y crema de cereza (esto último es la ”bombita” roja que veis junto a las fresas). El toque final fue la ralladura de lima que llevaba por encima. Un postre perfecto, súper ligero y fresquito. ¡Ñuuuuuuumi!

 

Restaurante Sr. Ito Lab

Termina con uno de sus cócteles, nosotros le dimos al pisco (que estaba increíble) y bueno, ya se sabe como acaban esas cosas 😉

Y con esto y un bizcocho, ¡me despido hasta la próxima!

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle de Trafalgar 7 (Metro Bilbao)

Tlf.918 61 61 26

 

 


TE VA A ENCANTAR...

  1. Avatar
    Lorena

    8 abril

    En primer lugar, mil gracias por existir!!! Soy fan fatal de eat&love, nunca me pierdo vuestro blog e intento no perderme vuestras recomendaciones que siempre son acertadas.
    El caso es que tengo un problemilla, se llama Kira y es una perrita de tamaño mediano, ella también es una foodie y cuando salgo a comer me encanta que me acompañe, está muy educada y súper acostumbrada a estar en restaurantes.
    Ya sé que no es vuestro cometido y que hay otras páginas que se dedican precisamente a estos menesteres, de aconsejar sitios dog friendly, pero ninguno como el vuestro. A Kira y a mi nos haríais muy felices si pudieseis especificar si los sitios que recomendáis son o no dogfriendly
    Gracias 🙂

    • Equipo eat&love
      Equipo eat&love

      8 abril

      Hola Lorena! Ay, qué ilusión tan grande que seas “fan tatal” nuestra (nos encanta!!!! jeje). Pues nos parece muy buena idea lo que dices. Vamos a trabajar esta primavera en mejorar eat&love e incluiremos en nuestras fichas este dato seguro : ) Un besazo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares