- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

Comer y amar en París – guía de viaje eat&lo...

Comer y amar en París – guía de viaje eat&love

Paris, ¡ah, París! La ciudad del amour no ha inspirado versos, romances y canciones porque sí. Elegante cisne y bohemia gata callejera, refinada aristócrata y sensual cabaretera; todas las caras de París son bellas, cual Amélie Poulain. Si vas a viajar allí, estás de suerte porque te traemos una guía millennial, espontánea y súper auténtica de París. Te invitamos a acompañarnos en un viaje por la ville lumière: a saltar de tejado en tejado por los quartiers de la cité; a comer y amar en los rincones favoritos de los foodies parisinos y en bistrots “de toda la vida” de esos que nunca pasan de moda y, en definitiva, a vivir la vie en rose como lo haría un auténtico parisien.

Síguenos, y descubre qué ver, dónde dormir, dónde salirdónde y qué comer en Paris (y si te pierdes, te dejamos un supermapa). ¿Vamos, belle? ; )


Sacre-Coeur Montmartre guía viajes Paris

El Sacré-Coeur en un día invernal

Ver&Love

Notre Dame guía viajes Paris

Paseando desde el barrio Latino hacia Notre-Dame

Porque no todo va a ser comer, comenzamos por las experiencias más eat&love para descubrir y amar Paris. Desde el chic y burgués Le Marais hasta el cosmopolita Belleville, cada quartier (barrio) de París tiene su propia historia que contar: cálzate tus zapatos más cómodos, ¡pon a punto tu cámara y prepárate para patearte la ciudad!

 

Cubrir el expediente ‘guiri’

Vale, esto es evidente. Pero si es tu primera visita a París sería pecado capital que no cumplieras con algunos de los ‘ritos iniciáticos’ básicos, como subir a la torre Eiffel, admirar las gárgolas de Notre Dame, fascinarte con las vidrieras de la Sainte Chapelle, perderte durante horas por los museos del Louvre y D’Orsay, visitar la Ópera Garnier, admirar la vista de París desde el Sacré-Coeur, surcar el Sena en un bateau-mouche o pasear por los Campos Elíseos

 

Pasear por el Canal St. Martin y convertirse en un bobo

Los bobos (bohemios-burgueses) parisinos, una especie de protohipsters, se han instalado desde hace tiempo en los distritos 10 y 11, dónde encontrarás la mayor concentración de cafés, tiendas y restaurantes alternativos de París. Toda la zona gira en torno al canal St. Martin, una antigua vía fluvial que se ha convertido en una de las zonas de paseo preferidas de los parisinos. En el norte del canal, una zona abandonada hasta hace poco, es dónde más se notan los vestigios del pasado industrial de la ciudad. Hoy está en pleno auge gracias al ambiente del moderno Parc de la Villette y a iniciativas alternativas como el centro cultural Point Éphémère. A medida que vayas bajando hacia el sur y pases pintorescas esclusas y puentecillos irás descubriendo más vidilla local en cafés de barrio, bar à vins como Le Verre Volé o tiendas cuquis como Antoine & Lili. Finalmente, el canal se soterra, pero puedes continuar tu paseo hasta desembocar en la plaza de la Bastille.

 

Rue des Barres Le Marais guía viajes Paris

La preciosa Rue des Barres, en Le Marais

Perderse en las callejuelas de Le Marais

Le Marais, con sus callejuelas y placitas de aires medievales, sus restaurantes de moda, sus bares, sus salones de te y sus tiendas chic es uno de nuestros barrios preferidos de París. Es la zona del centro que más sobrevivió a la reforma urbanística de Hausman en el siglo XIX, y quizás por eso conserva un encanto que lo hace muy especial. No te puedes perder la calle des Barres (una de las más fotografiadas de la ciudad), la judería alrededor de la calle des Rosiers y la sobria y elegante plaza des Vosgues, una de las más antiguas de Paris (por cierto, puedes visitar gratis la casa de Victor Hugo en la esquina sudeste de la plaza, y buscar un portón oculto en la esquina sudoeste y entra al bonito patio del Hôtel de Sully, un suntuoso palacete del siglo XVII). Ojo, porque la vidilla gastronómica y nocturna más actual se está desplazando hacia el norte del barrio: pasea por los alrededores del Marché des Enfants Rouges (el mercado cubierto más antiguo de París) y descubrirás infinidad de locales que merecen mucho la pena.

 

Visitar el Paris más multicultural

Belleville y Ménilmontant son los barrios más multiétnicos de la ciudad (algo así como el Lavapiés de París). Aquí vas a encontrar mil restaurantes africanos, asiáticos y árabes, tiendas de alimentación exótica y espacios de arte alternativo (no te pierdas el Les Ateliers d’Artistes de Belleville), mezclados con mercados, cafés y bares de barrio hoy llenos de gente joven. Si quieres descubrir el Paris más actual, no puedes perderte el paseo.

 

Pasear por los parques ‘secretos’ de París que enamoran a los parisiennes

Más allá de Las Tullerias y los Jardines de Luxemburgo, dos visitas imprescindibles en París, hay muchos otros parques que merecen la pena. Uno de los menos conocidos por los turistas pero favoritos de los parisinos es el de Buttes-Chaumont, (al este del canal St. Martin) en el que vas a encontrar un lago y una gruta decorada con falsas estalactitas de la que brotan cascadas y arroyos (sus vistas también son una pasada). Otro “parque” más reciente que encanta a los parisinos es la Coulée Verte René Dumont: una vía de tren elevada reconvertida en paseo con vegetación a los lados que une la zona de Bastille con el Bois de Vincennes. Este último, junto con el enorme Bois de Boulogne -al oeste de la ciudad-, son las “Casas de Campo” de Paris, perfectas para una larga escapada verde.

 

Les Abbesses Montmartre guía viajes Paris

Les Abbesses: Una de las paradas de metro más bonitas de Paris

Descubrir los rincones del bohemio Montmartre

Montmartre, con sus cuestas, bistrots, casitas y plazuelas repletas de pintores es uno de los barrios más típicos y turísticos de Paris. Que el elemento guiri no te eche atrás: merece la pena dedicarle tiempo y descubrir los pequeños rincones encantadores que se esconden por toda la zona. Puedes empezar tu paseo en el famoso cabaret Moulin Rouge, en Pigalle, y desde ahí pasar por Les Deux Moulins -el famoso café de la película Amélie- para continuar por la plaza de les Abbesses, dónde se encuentra el romántico mural de los “te quiero” y una bonita entrada de metro modernista. Sigue luego por la pequeña place Ravignan, y de ahí a los moulins de La Galette y Radet, los últimos molinos que quedan en Paris. Desde ahí puedes continuar hasta la cuca Maison Rose, un restaurante que fue epicentro de la vida artística parisina y que está enfrente del último viñedo de París. Un poco más abajo llegarás al Lapin Agile, el cabaret más antiguo de la ciudad, en el que aún hay divertidas y auténticas funciones de variedades a las que merece la pena apuntarse. Ahora que has dado un paseo por los rincones más pintorescos de Montmartre, ya puedes seguir hacia la concurrida placita del Tertre y la imponente basílica del Sacré-Coeur para disfrutar de una de las mejores vistas sobre París.

 

Conocer los museos secretos de París (porque hay vida más allá del Louvre)

Visitar el Louvre es una maravilla, pero si sólo vas a París unos días sólo vas a tener tiempo para correr de una galería a otra cual gallina sin cabeza: verlo bien puede llevarte muchas horas, e incluso días. Por suerte el Louvre no es el único museo que merece la pena en parís: hay otros muchos pequeños museos que también merecen una visita. Algunos de nuestros preferidos son el Museo Carnavalet (museo de la historia de Paris situado en un espectacular palacio de Le Marais), el Musée du Quai Branly -un amplio museo etnográfico-, el Museo Rodin (con un espectacular jardín en el que relajarse paseando entre preciosas esculturas), el Musée de la Vie Romantique (en la mansión de un pintor y con un salón de te en el invernadero que es un remanso de paz), el Centre Pompidou -en el que encontrar arte contemporáneo– o, incluso (este es para frikis, lo reconocemos) el de les égouts de Paris: un museo íntegramente dedicado a descubrir los secretos de la red de alcantarillado de la ciudad.

 

Atreverse con el Paris de los muertos

Auténticos museos son también (aunque suene un poco macabro), los románticos cementerios de París. Los más famosos son los de Père Lachaise (dónde están enterrados Oscar Wilde, Jim Morrison, Marcel Proust o Edith Piaf) y el de Montparnasse (Baudelaire, Julio Cortázar, Sartre o Simone de Beauvoir), pero el cementerio de Montmartre (Degas o Alejandro Dumas), también merece la pena. Ah, y ya si quieres hacer el pleno macabro, puedes recorrer la parte visitable de las famosas catacumbas de París, una red de túneles y cuartos subterráneos de la época romana que fue convertida en un cementerio común a finales del siglo XVIII.

 

La Ópera Garnier galerías Lafayette guía viajes Paris

La Ópera Garnier y los tejados de Paris desde galerías Lafayette

Enamorarse de París desde las alturas

Subir a la torre Eiffel es un rito de iniciación imprescindible, pero las vistas desde allí tienen un pequeño problema: no se ve la torre Eiffel (je, je). Por eso, todos los parisinos están de acuerdo en que las mejores panorámicas se consiguen desde la imponente Tour de Montparnasse (desde la que, además, no se ve la Tour de Montparnasse, bastante feílla, todo sea dicho). También merece la pena subir a las torres de la catedral de Notre-Dame y al arco del triunfo. Por suerte, en París también hay estupendas vistas gratis (lo que te ahorres te lo gastas luego en un Bordeaux) como las de la azotea de las famosas galerías Lafayette, las escaleras del Sacré-Coeur en Montmartre, el Palais de Tokyo (la mejor vista de la torre Eiffel) y el parque Buttes-Chaumont.

 

Volver a casa con un vino (y un queso, y un foie) bajo el brazo

Un eat&lover como Dios manda debe volver a casa de París con una delicatessen francesa bajo el brazo. Dos de las mejores zonas para cumplir esta misión foodie imprescindible son la rue Mouffetard y la rue des Martyrs. La primera sigue el sinuoso trazado de una antigua vía romana que salía hacia el sur de Paris, y hoy tiene el aspecto de la calle de un pueblecito francés cualquiera. En ella hay muchas tiendas de alimentación con exposición al aire libre, en las que vas a encontrar muy buenos vinos, quesos y foie gras (recomendamos especialmente la quesería Androuet). Por otro lado, la rue des Martyrs sigue el antiguo camino que unía Paris con Montmartre. En ella hay más de 200 pequeños negocios con mucha alma -no se permiten multinacionales-, entre los que encontrar librerías, panaderías, cafés y, por supuesto, muchas tiendas de gastronomía especializada: Chambre aux Confitures se especializa en mermeladas artesanas, Chataignier en quesos, Aux Saveurs d’Auvergne en charcutería…


Le Verjus restaurante Paris

El acogedor restaurante Le Verjus

Comer&Love 

Paris para un foodie disfrutón como tú, querido eat&lover, es muchas cosas y todas ellas deliciosas. Mojar un un sabroso croissant de mantequilla en un cafe au lait; pasear por sus calles mordisqueando una crêpe caliente; brindar por el amour con un vino de Burdeos en un bar à vins; disfrutar cual Ratatouille de un confit de canard en un bistrot de los de siempre o, por qué no, regalarle a tus papilas gustativas una cena en un estrella Michelin (no por nada Paris es la ciudad más estrellada de Europa). En nuestra guía te vamos a proponer un poquito de todo: te descubriremos los locales de moda favoritos de los foodies parisinos (tranquilo: no vamos a recomendarte sitios de “postureo” en los que se come regular ni carísimos y estirados restaurantes de esos de traje y corbata obligatorios -¡nunca lo hacemos!-); los bistrots y brasseries de toda la vida que enamorarían al mismísimo crítico de Ratatouille y los locales más informales  y sin pretensiones (pero igualmente geniales) para un apaño rápido y para, por qué no, ahorrar unos euros, que nunca viene mal. ¡Vamos a ello!

 

Verjus restaurante Paris

Coliflor riquísima… Y mucho vinito.

Los favoritos de los ‘foodies’ parisinos: ‘neobistrots’ y movimiento ‘bistronomique’

Si lo clásico no es lo tuyo y estás sediento de novedades foodies, los neobistrots son tu opción ideal. Un neobistrot es un espacio acogedor y casual -como nos gustan a nosotros- en el que los chefs hacen una apuesta por una cocina más rompedora y sofisticada que en los bistrots de siempre. En Paris hay ahora mismo un montón de estos pequeños locales que están revolucionando el panorama (bastante conservador) de la cocina francesa a través del movimiento conocido como bistronomique. Todos se caracterizan por sus propuestas más atrevidas, informales y actuales y por su apuesta decidida por el producto estacional (cartas que cambian casi a diario) y (casi siempre) sostenible, maridado con increíbles vinos naturales (muy de moda en Paris).

 

Verjus

Este coqueto neobistrot escondido justo detrás de los jardines del Palais Royal es también un rinconcito muy especial. Cuando cruces su puerta te vas a encontrar en un local muy parisino, acogedor a más no poder, con una propuesta de carta basada principalmente en vegetales de temporada y vinos naturales (la pareja de moda en Paris). Verjus es el proyecto de un chef estadounidense (¡pecado para muchos parisinos!) que ha apostado por la fórmula del menú degustación (sale por 68 € con postres y sin bebidas. El maridaje con vinos naturales sube a por 55€ / pp. extra –uehhhhhh, ¡caro, caro!, sale mejor cogerte una sola botella-).  La carta, como siempre en este concepto de restaurante, cambia cada día, pero mantiene su  originalidad y la potencia de sabor de sus combinaciones. A nosotros nos tocó probar platos tan apetecibles como una fondue de calabaza y queso reblochon; remolacha con caviar y yogur y apionabo, y castañas y lentejas con foie gras. Todo muy rico, es verdad, pero tenemos que confesar que la relación amor / precio nos pareció en este caso menos ajustada por sus precios un poco excesivos. ¡Por cierto! Si buscas algo más informal, en la cava de su sótano han montado un animado bar à vins en el que parisinos modernetes se juntan a darle al Bordeaux. ¡Planazo!

Precio medio: 68 € pp. (menú degustación sin vino). Con las bebidas sube fácilmente a casi 80€ / pp. 

Dirección: 52 Rue de Richelieu (1er Arrond. / metro Pyramides)

 

Au Passage

El 11eme Arrondissement es ahora mismo la zona más alternativa, animada y original de Paris. Los disfrutones encontrarán aquí gran parte de los locales de copas y ambiente de la citéalgunos de los restaurantes más informales y rompedores de la Paris: Au Passage es uno de ellos. Fue una de las paradas de nuestro viaje y está entre nuestros locales favoritos por su ambientazo, su cocina francesa renovada y su carta de cocina estacional que renuevan a diario. Esta taberna vintage de atmósfera auténtica y parisina escondida en un callejón sombrío es el proyecto del chef australiano James Henry (trabajó en Spring, el bistró de alta cocina dirigido por el estadounidense Daniel Rose en París). Aquí James pone todo su talento en cocinar sencillos platos de cocina natural e ingredientes frescos para compartir que marida con una selección genial de vinos naturales (cómo no). Un lugar perfecto si lo que buscas es una cena sin pretensiones, animada por el griterío y la buena música y un local con una cocina chapeau por una muy buena relación amor / precio. No olvides reservar con antelación (si no quieres formar parte de una de las largas colas de desesperados que se forman aquí cada noche a partir de las 21h). 

Precio medio: 40-45€ pp. con vino y postre

Dirección: 1bis Passage Saint-Sébastien (11e Arrond. / Metro Saint Sébastien – Froissart)

 

Septime

El local al que los foodies parisinos suspiran por ir. Septime (que también nos recomendó mucho el chef de Fismuler, Nino Redruello), también en el 11eme Arrondissement, es la referencia en frente gastro revolucionario parisino y está causando sensación con su cocina natural y de producto que parte de la tradición francesa para  jugar sin complejos con atrevidos contrastes de sabores y texturas (y, para muestra, un botón: venado con estragón y aceitunas de Kalamata, pescadillas con achicoria y mantequilla de naranja  …). Su éxito, por cierto, se debe al chef “rebelde” Bertrand Grébaut, que ha buscado su inspiración en sus viajes por todo el mundo. Ahora que ya te hemos puesto los “dientes largos” te confesaremos que reservar en Septime es, casi, casi, misión imposible (oops): hay que reservar con tres semanas de antelación exactas al día en el que se quiere comer (toma ya). Por si te cuadra, te chivaremos que se puede comer (que no cenar) sin reserva si llegas lo suficientemente temprano como para pillar un taburete al vuelo. Eso sí, no vayas en finde, porque aquí son tan chulos que no abren ni el sábado ni el domingo (¡yeah!). Si con todos estos inconvenientes consigues probar su famoso menú degustación (puedes maridarlo con una selección de estupendos vinos naturales) ven y nos lo cuentas: nosotros nos quedamos con las ganas.

Precio medio: 42 € al mediodía / 80 € pp.  cenas (menú degustación sin maridaje de vino)

Dirección: 80 Rue de Charonne (11e Arrond. / metro Charonne)

 

Clown Bar

El Clown Bar (abierto en 1902), vinculado al cercano Cirque d’Hiver (Circo de Invierno) de Paris, es uno de esos locales genuinos y auténticos a más no poder que enamoran nada más acercar un pie a la puerta. A primera vista, su animada barra siempre abarrotada, su estrechez y su peculiar decoración lo hace parecer un clásico bar à vins informalón y divertido. Pero detrás de su curioso aspecto circense entre retro y kitsch (no dejes de levantar la cabeza para admirar sus techos ornamentados decorados con ilustraciones de payasos) hay mucha más potencia gastronómica de lo que se podría esperar. Para beber, aquí no faltan estupendos vinos naturales procedentes de todos los rincones de Francia, y para comer, el chef de procedencia japonesa Sota Atsumi reinterpreta los productos franceses con muchísima elegancia y personalidad en la línea de la nueva cocina parisina: respetando al máximo el producto, contrastando sabores y texturas y adoptando sutilmente algunas influencias extranjeras. En nuestra visita, nosotros probamos vieiras crudas con ricotta ahumada, pescado azul marinado con berros y frutos secos y tarta de pato con foie gras, dátiles y yuzu. Todo increíble pero, eso sí, subido de precio. Con todo merece la pena pasarse (como poco) a encaramarse a su barra tomar unos vinos y unas tapitas. 

Precio medio: 50-60€ € pp. con vino y postre

Dirección: 114 Rue Amelot (11e Arrond. / Metro Filles du Calvaire)

Reservas (sólo por tlf):   +33 1 43 55 87 35

Abren los domingos por la noche

 

Fulgurances

La renovación que está experimentando la gastronomía parisina tiene su máximo representante en Fulgurances, un innovador proyecto culinario que funciona como incubadora de jóvenes chefs en un restaurante en el mismo estilo informal y casual que tanto se lleva ahora. Cada 6 meses el chef residente cambia, así como la carta. Aún así, ciertos elementos en común se mantienen, con una cocina contemporánea sin pretensiones ni artificios, en la que el producto y las combinaciones arriesgadas son los protagonistas.

Precio medio: 44 € pp. (menú degustación sin vino)

Dirección: 10 Rue Alexandre Dumas (11e Arrond. / Metro Alexandre Dumas)

 

Akrame

Si te quieres dar un auténtico homenaje en uno de los representantes de la nueva cocina francesa más reconocidos, el restaurante Akrame, con dos estrellas Michelin -conseguidas en tan solo 3 años-, es tu sitio (sin consigues mesa, claro). Capitaneado por el joven chef Benallal -nacido en Francia y criado en Orán- su propuesta gastronómica es hoy en día una de las más atrevidas y renovadoras de la alta cocina francesa. Su pasión y su creatividad se notan en platazos como su lubina al horno al aroma de huesos de aceitunas o la anguila a la salsa de carbón, que conservan el estilo definitorio de la nueva cocina que está redefiniendo la gastronomía europea: estacionalidad, recuperación de sabores del pasado, aparente sencillez en los platos, gran presencia de vegetales, contraste de sabores y utilización sutil de sabores internacionales. Como era de esperar, aquí la propuesta va por menús degustación : al mediodía encontrarás uno por 60 €, y a la noche dos opciones de 130 € y 160 € (maridaje aparte).

Precio medio: 60 € al mediodía / 130 € / 160 € (menú sin maridaje)

Dirección: 7 Rue Tronchet (8e Arrond. / Metro Madeleine)

 

Le Chateaubriand

Terminamos nuestras recomendaciones destacadas de restaurantes de nueva cocina francesa con un pionero: Le Chateaubriand. Desde el año 2006 el chef de orígenes vascos Iñaki Aizpitarte es el abanderado de los chefs parisinos que apuestan por una cocina de raíces locales menos encorsetada, aparentemente sencilla -pero con técnica- y toques innovadores e internacionales, en un ambiente informal y con precios más asumibles de lo normal. El restaurante, situado en un bonito y sencillo local, y conocido por ofrecer un menú único según lo que ofrece el mercado cada día, sigue siendo uno de los hits de la ciudad, por lo que el disfrutón tendrá (como siempre, qué desgracia) que emplearse a fondo para conseguir mesa: ¡suerte! ; )

Precio medio: 70 € pp. (menú degustación sin vino)

Dirección: 129 Avenue Parmentier (11e Arrond. / metro Goncourt)

 

& aún hay más …

Semilla (6e Arrond. / St. Germain des Prés)nueva cocina francesa en un local sin pretensiones. Increíble selección de vinos.

Le verre volé (11e Arrond. / Canal St. Martin)  bar à vins con impresionante carta de vinos naturales y biodinámicos. Cocina tradicional francesa estacional.

Papillon (17e Arrond. / Monceau) el restaurante de aires bistronómicos del chef Christophe Saintagne, discípulo de Alain Ducasse.

Tomy & co. (7e Arrond. / Invalides) – Tomy Gousset es otro chef que se ha pasado del mundillo de las estrellas Michelin al movimiento bistronómico. Sabores silvestres y naturales triunfan.

L’Affable (6e Arrond. / St. Germain des Prés) –  un buen bistrot de nueva cocina francesa en un local clásico del barrio de St. Germain des Près.

Le Pantruche (9e Arrond. /Pigalle) un acogedor bistrot con cocina francesa moderna a un paso de Montmartre.

Le 52 (10e Arrond. / Porte Saint-Denis) – bistrot de aires industriales con buena cocina francesa moderna.

Philou (10e Arrond. / Canal St. Martin) – acogedor bistrot en el barrio de moda del Canal St. Martin. Cocina estacional y vinos naturales.

 

 

Le Sorbon café braserie Paris guía

Una clásica brasserie parisina

‘Bistrots’ y ‘brasseries’ de toda la vida que enamoran

Un bistrot era para los franceses algo así como una tasca o una casa de comidas de las de toda la vida. Hoy en día ha acabado definiendo un a un típico restaurante parisino de pequeño tamaño, cocina de raíces francesas y trato cercano. Mientras tanto, las brasseries, que originariamente se referían a cervecerías con especialidades de la Alsacia, hoy definen a restaurantes igualmente tradicionales, más amplios y con un servicio algo más formal, que abren todo el día. En todo caso, los bistrots o brasseries parisinos con sus atentos camareros, sus mesas con mantel pegadas unas a otras y su interiorismo genuinamente retro con toques dorados y refinados son una de las postales del Paris clásico que más enamoran a quienes lo visitan. Por muy moderno que seas, visitar uno de ellos en tu viaje es, casi, casi, obligatorio: además en la mayoría de ellos se come de maravilla y a un precio asequible gracias a las formules que ofrecen muchos locales (algo así como el menú del día) que te van a permitir probar un buen menú de cocina francesa por menos de 25 € en muchos casos.

 

Le Casse Noix

Un clásico y bonito bistrot cerca de la Torre Eiffel, frecuentado por muchos locales. Tiene un menú cerrado en el que elegir entre 3 opciones de primero, 3 de segundo y un par de postres por 32 €, en el que encontrarás platos clásicos con toques gourmet como pavé de merluza al pimiento de Espelette con emulsión de bearnesa o magret de pato asado al jugo de estragón con legumbres salteadas.

Precio medio: 35-40 € pp. con vino y postre

Dirección: 56 Rue de la Fédération (7e Arrond. / metro Bir-Hakeim)

 

La Petite Périgourdine

Una brasserie en pleno barrio Latino muy frecuentada por locales, con un animado y acogedor ambiente. Aquí encontrarás las típicas especialidades del Périgord (foie-gras, pato, queso de cabra…) y platos de la región de Auvergne, entre los que destaca el solomillo con aligot (un espectacular puré de patatas mezclado con un queso francés sin afinar llamado tome fraîche que el camarero lanzará en tu plato desde lo alto) Para rematar, una riquísima tarte tatin.

Precio medio: 35-40 € pp. con vino y postre

Dirección: 39 rue des écoles (5e Arrond. / metro Maubert-Mutualité)

 

Le Bouillon Chartier

Probablemente la brasserie más popular (y turística) de Paris, eternamente con cola en la puerta (no admiten reservas). Merece la pena visitarla para probar platos tradicionales sencillos (caracoles, embutidos franceses, steak haché, confit de pato o andouillette…) tanto por el bonito salón de época que se mantiene igual desde hace más de 100 años como por el súper asequible precio: puedes comer con vino y a la carta por menos de 25 € pp.

Precio medio: 20-25 € pp. con vino y postre

Dirección: 7 Rue du Faubourg Montmartre (9e Arrond. / metro Grands Boulevards)

 

Aux Lyonnais

Fundado en 1890, este bistrot se consolidó como uno de los lugares más emblemáticos de la historia gastronómica de la ciudad. El chef Alain Ducasse lo reformó en el 2002, reinterpretando la cocina tradicional de Lyon de forma más actual y ligera. Podrás probar embutidos de Lyon, boudin noir, quenelles a la lionesa o lucioperca gratinada.

Precio medio: 40-45 € con vino y postre

Dirección: 32, rue Saint-Marc (2e Arrond. / metro Richelieu-Drouot)

 

Au virage Lepic

El barrio de Montmartre está bastante invadido por el turismo, pero en su corazón aún se encuentran bistrots de cocina casera asequibles y sin pretensiones como Au virage Lepic. Los platos, sencillos, reconfortantes y auténticos, repasan clásicos del sudoeste francés como la terrine campagnarde, el cassoulet, la andouillette o un rico confit de canard hecho en casa.

Precio medio: 30-35 € con vino y postre

Dirección: 61 Rue Lepic (18e Arrond. / metro Blanche)

 

& aún hay más …

Bistrot Paul Bert (11e Arrond. / Bvd. Voltaire)uno de los bistrots preferidos de los parisinos, situado entre Bastille y Nation, con clásicos sencillos como el steak tartar o el steak frites preparados con un producto de primera.

Au petit Tonneau  (7e Arrond. / Invalides) un encantador bistrot de aires clásicos, con platos tradicionales bien cocinados y generosos.

La Tour Montlhéry – Chez Denise (1ere Arrond. / Les Halles)  uno de los bistrots más míticos de la zona de Les Halles en el que disfrutar de un menú con grandes clásicos franceses (riñones de ternera con mostaza, cassoulette, costilla de ternera charolaise…).

La bourse et la vie (2e Arrond. / Bourse)un bistrot clásico definido como “burgués”, en el que el chef Daniel Rose presenta buenos platos sencillos y reconfortantes como el steak frites o el pot au feu.

Brasserie Bofinger (4e Arrond. / Bastille)considerada por muchos como la brasserie más bonita de Paris, en este local clásico encontrarás una cocina igualmente clásica con buen producto y mucha presencia de marisco, a precios algo más elevados.

Au Pied de Cochon (1ere Arrond. / Les Halles) – otra de las brasseries más míticas de Paris, con horario de comidas 24 horas, situada en un amplio y bonito local en el que probar una gran selección de platos de marisco y cocina tradicional francesa, con especial presencia del cerdo.

Josephine – Chez Dumonet (6e Arrond. / St. Germain des Prés) – un bistrot con aires muy vintage que parece anclado en el pasado, en el que disfrutar de platos franceses auténticamente caseros.

 

hotel Amour brunch Paris

Brunch en hotel Amour

Brunch, cafés y pattiseries muy eat&love en Paris

Si eres un eat&lover goloso, como Susana, la repostería francesa va a hacerte sonreír de papila a papila gustativa: croissants memorables, macarons, éclairs… Las pastelerías parisinas están viviendo un auténtico boom. En esta guía de Paris te recomendamos algunas y, también, locales perfectos para desayunar, tomar un café de los que saben a café y, claro, ir de brunch en Paris.

 

Hotel Amour

Este hotel parisino de aires a la par genuinamente franceses y hipster te va a enamorar (y nunca mejor dicho) a primera vista. Además de ser una genial opción para dormir (abajo te contamos más) también lo es para venir de brunch. El restaurante suele estar abarrotado por locales y turistas y, además, no dejan reservar, pero no suelen tener problemas de sitio. Si tienes suerte podrás sentarte en las coquetas mesas parisinas de su preciosa terraza cubierta rodeada de vegetación. Los platos, los de siempre (huevos benedict, etc): cumplen, pero tampoco te esperes ver fuegos artificiales. Precio por persona, unos 30 / 35€ pp.

Dirección: 8 rue de Navarin (9e Arrond. / metro Saint-Georges)

 

HollyBelly

El HollyBelly es hoy por hoy uno de los locales favoritos de los foodies parisinos para brunchear (y, de hecho, para casi cualquier cosa: ofrecen deliciosas comidas hasta las 4 de la tarde, además de un café de 10). Con varios locales en la ciudad, todos de estilo contemporáneo, su propuesta se basa en una carta de temporada que va cambiado según los productos frescos disponibles. Yummy, yummy. PD: no admiten reservas.

Dirección: 5 Rue Lucien Sampaix (10e Arrond. / metro Jacques Bonsergent)

 

Ellsworth

De los propietarios de Verjus (del que te hablamos arriba) llega Ellsworth. Otro local muy recomendado por los bloggers parisinos que trabaja, como su hermano mayor, con carta de temporada, en este caso muy cortita (puedes también venir a comer). En su brunch, clásicos de siempre como los huevos benedict y otros de influencia internacional. Muy buena carta de vinos (por si te da un aire o si quieres pasarte a otra hora del día).

Dirección: 34 Rue de Richelieu (1ere Arrond. / metro Pyramides)

 

Claus

Otro local muy de moda, este especializado en “postres” (de hecho se hace llamar “la casa de los postres”, ¡OMG!) definido por Le Monde como “la institución parisina del desayuno”. Coqueto y sofisticado, aquí se sirven desayunos, brunch y comidas generosas (ojo con comer con los ojos, porque puedes salir de allí rodando) de calidad y siempre caseros. La inspiración de la carta es francesa, nórdica y anglosajona (con toques creativos de cuando en cuando).  Para el desayuno opciones como su muesli, granola, yogur, panes y tartas artesanos, huevos, rösti con salmón ahumado, croissants o tés y cafés orgánicos. ¡La boca agua!

Dirección: 15 Rue Jean-Jacques Rousseau (1ere Arrond. / metro Les Halles)

 

Café Méricourt

Este local de fachada mint que hará las delicias de los instagramers es otro foodie spot, muy popular por sus pancakes (hay quien dice que son de los mejores de Paris). Los platos del brunch -todos elaborados con ingredientes frescos de temporada– se salen un poquito de lo tradicional (y se agradece): puedes echar un ojo a su carta aquí. Puedes pasarte también para una comida rápida a base de sándwiches o picoteo. 

Dirección: 22 Rue de la Folie Méricourt (11e Arrond. / metro Oberkampf)

 

Coutume café

Si el café es tu religión Coutume es una parada imprescindible en tu viaje a París. Fundado por el mejor tostador de café de Francia en 2011 (Antoine Nétien) Coutume selecciona los mejores cafés sostenibles de los cinco continentes y los sirve en esta popular y concurrida cafetería en la que también puedes desayunar y comer deliciosos platos caseros y de temporada.   

Dirección: 47 Rue de Babylone (7e Arrond. / metro St François Xavier)

 

Odette barrio Latino Paris

Odette, una cuca pastelería del barrio Latino

& aún hay más …

Cafe Oberkampf  (11e Arrond. / Oberkampf) – Local diminuto de los propietarios de Café Méricourt, con café de sobresaliente, platos redondos con ingredientes frescos y trato encantador.

Fragments (3e Arrond. / Le Marais) relajada cafetería de barrio parisina. Platos y repostería caseros y un café de matrícula de honor.

Odette (5e. Arrond. / Quartier Latin) – coqueta pastelería y salón de te en el barrio Latino especializada en choux de hojaldre rellenos

L’éclair de génie (4e Arrond. / Le Marais) – una conocida pastelería que se enorgullece de tener los mejores éclairs de Paris.

Le loir dans la théière (4e Arrond. / Le Marais) – un salón de té de aires hippy-hipster muy concurrido por la bohemia parisina.

Carette (3e Arrond. / Le Marais) – salón de te en la preciosa plaza de Les Vosgues con decoración estilo años 20.

Ladurée (varios locales) el grupo de pastelerías de lujo más conocido de Paris, famoso por haber inventado los macaron.

Angelina (1ere Arrond. / Louvre)el chocolate caliente más famoso de Paris en un ambiente rococó.

The Broken Arm (3e Arrond. / Le Marais) – café y concept store muy de moda.

La Bellevilloise – coqueta sala de conciertos muy famosa por su terraza interior y por su brunch de los domingos con jazz en directo y buffet libre.

 

Crêpe y café Carette (Le Marais) Paris

Crêpe y café calentito en Carette (Le Marais)

Crêperies en Paris

Visitar Paris y no comer un crêpe es algo así como viajar a España y no catar una croqueta: pecado capital. Puedes hacerlo en las míticas crêperies bretonas (informales, pero “de sentarse”, y que sirven platos principales salados preparados con galettes ) o en alguno de los mil puestos callejeros y take away que encontrarás por todas las esquinas: patearse Paris crêpe en mano es un ritual parisino tan imprescindible como recorrer Nueva York con un café caliente. Must. (Por cierto, si vas a visitar Nueva York tienes nuestra guía foodie y de viaje aquí, y si estás en Madrid, no dejes de probar La Creperia Rosa: ¡la crêperie bretona más auténtica que encontrarás en la capital de España!).

 

Crêperie Bretons (11e Arrond. / Oberkampf)  Una de las crêperies de estilo bretón más cuidadas y auténticas: ofrece más de 20 crêpes dulces y saladas preparadas con harinas ecológicas acompañadas de sidra ecológica bretona.

Crêperie Josselin (14e Arrond. / Montparnasse) – Una de las crêperies bretonas icónicas de Paris, con su característico encanto tradicional francés y habitualmente abarrotada. 

Chez Nicos (5e Arrond. / Rue Mouffetard) – Un local sencillo (y algo cutre) en el que vas a encontrar una variedad infinita de crêpes dulces y saladas a precios que van desde los 3 a los 7€ aproximadamente.

Breizh Café (3e Arrond. / Le Marais) – Otra de las crêperies bretonas preferidas de los parisinos, con una gran variedad de galettes y crêpes preparadas con ingredientes orgánicos y de calidad.

 

Un toque internacional

La oferta gastronómica de Paris va mucho más allá del magret de canard. Si tienes ganas de algo exótico, puedes probar los restaurantes africanos o árabes de Belleville y Menilmontant y los restaurantes vietnamitas, thais o chinos-chinos (de esos que hasta tienen patos laqueados enteros colgados en el escaparate) en el barrio chino de Paris (en la Avenue de Choisy, situada a al sur de Place d’Italie), pero hay mucho más:

 

Dersou (11e Arrond. / Bastille) original restaurante con platos creativos de fusión francesa-asiática, que propone para las cenas un menú corto y uno largo maridados con cócteles. Fue nombrado por Le Guide Fooding el mejor restaurante de 2016.

Pink Mamma (9e Arrond. / Pigalle)trattoria italiana moderna del grupo Big Mamma, que triunfa por todo Paris con sus propuestas italianas en preciosos locales.

Carbon (3e Arrond. / Le Marais) – restaurante muy de moda de inspiración argentina especializado en productos a la brasa cocinados en horno Josper, que se maridan con vinos naturales.

Etsi (18e Arrond. / Montmartre) – precioso restaurante de aires mediterráneos con cocina fusión greco-francesa.

The Cod House (6e Arrond. / St. Germain des Prés) – local de aires hipster industriales inspirado en las izakayas japonesas, especializado tapas japonesas y platos con bacalao negro islandés.

Liza (2e Arrond. / Bourse) – restaurante libanés en un local contemporáneo, con platos libaneses actualizados.

The beast (3e Arrond. / Le Marais) – barbacoa texana de carnes ahumadas en pleno Paris.

L’as du falafel (4e Arrond. / Le Marais) – popular local situado en una preciosa calle de la judería de Le Marais en el que podrás probar platos de cocina kosher rápida como shawarma de cordero o falafel (sí, el falafel es tan apreciado en Israel como en los países árabes).


Moulin Rouge Paris

El mítico Moulin Rouge

Salir&Love

La noche en París es una de las más especiales y chispeantes de toda Europa. Fina, canalla, íntima, clandestina, glamurosa o bohemia, París tiene rostros para todos los gustos. El cogollín de la fiesta parisina más divertida y moderna está sin duda en la zona que va del norte del Marais y Oberkampf a Bastille. Otras zonas que fichar son los Campos Elíseos, la zona de Pigalle, y la zona de Montorgueil y Grands Boulevards (al norte de Les Halles). En la Rive Gauche, hay menos fiesta y algo más guiri y estudiantil, pero puedes encontrar pubs en las zonas de Odeón, Saint Michel y en los alrededores de la Sorbonne, así como la mítica discoteca Mix en la zona de Montparnasse. Nosotros, por si acaso, te dejamos aquí algunas recomendaciones para disfrutar el París nocturno como sólo los eat&lovers sabemos hacerlo.

 

La Machine du Moulin Rouge (Pigalle)

La que fuera una de las salas más míticas de la noche parisina, La Loco, fue adquirida en 2010 por el famoso cabaret Moulin Rouge, que se ha encargado de revitalizarla (conservando, eso sí, ese aire decadente tan parisino que nos encanta). El nuevo club tiene tres pisos, cada uno con una atmósfera propia. La chaufferie, en la antigua sala de calderas del Moulin Rouge, más pequeñita y clandestina, es una de nuestras favoritas, pero si tienes ganas de marcha puedes pasarte por La Central, una de las pistas de baile más espectaculares de todo París. Ah., también hay rooftop ; )

90 Boulevard de Clichy (Metro Blanche)

 

La Bellevilloise (Ménilmontant)

Antigua cooperativa del s. XX reconvertida en sala de conciertos de ambiente bobo (bohemio-burgués). El espacio es de esos súper versátiles en los que lo mismo puedes venir a ver una exposición, que comer en su restaurante, brunchear a ritmo de jazz los domingos y, sí, también bailar en su club nocturno y decadente. Cuentan quienes han estado allí que las noches aquí (de carácter siempre alternativo) son épicas.

19-21 Rue Boyer (Metro Ménilmontant)

 

Little Red Door (norte de Le Marais)

¿Qué se esconde detrás de la pequeña puerta roja de Little Red Door? Uno de los 50 mejores bares del mundo, según worlds50bestbars.com y uno de los cocteleros más imaginativos del mundo, según Bombay Sapphire. Títulos a parte, el Little Red Door puede convertirse en tu mejor refugio en las frías noches de París. Un local para tomarse un cóctel sentado y relajadamente. Eso sí, no vayas muy tarde porque sus colas también son memorables.

60 Rue Charlot (Metro Filles du Calvaire)

 

L’Alimentation Générale (Oberkampf)

Detrás de una fachada azul con grandes ventanales de una aparente tienda de alimentación de toda la vida se esconde este peculiar speakeasy a la francesa. En el que vas a encontrar un club bohemio que es a la vez sala de conciertos, bar y cantina. Aquí lo mismo puedes tomar una copa, que unas tapas, que aprender a bailar boogie boggie o sudar hasta el amanecer en alguno de sus conciertos. Ellos dicen que no se limitan a ningún estilo, pero en su pista suelen sonar electro rock, groove, funk, soul, hip hop y disco. Si eres un moderno (de pueblo, como nosotros) seguro que te va a encantar.

64 Rue Jean-Pierre Timbaud (Metro Parmentier)

 

Experimental Cocktail Bar (Montorgueil)

Bar clandestino a lo speakeasy francés en el que los cocteleros hacen virguerías con alcoholes exóticos, zumos frescos y especias (como la Tommy’s Margarita Especial, con tequila Arette, lima prensada, miel de agave orgánica con bourbon, vainilla y clavo). Sus propuestas no son tan creativas como el nombre del local da a entender, pero aún así, juramos que aquí catamos uno de los cócteles más ricos y naturales que nos hemos llevado a la boca este año. Te encantará su ambiente, íntimo y acogedor y su decoración barroca, con grandes cortinas de terciopelo presidiendo la discreta entrada, confortables sofás tapizados y vigas de madera vistas.

37 Rue Saint-Sauveur (Metro Sentier)

 

& aún hay más …

Candelaria (3e Arrond. / Le Marais) – comida mexicana y algunos de los cócteles más espectaculares de la ciudad.

Silencio (2e Arrond. / Bourse) – El club más bizarro de Paris, propiedad de David Lynch (entrada solo para socios antes de las 00:00).

No Entry (9e Arrond. / Pigalle) – Speak-easy del grupo italiano Big Mamma, con riquísimos cócteles.

Café Charbon (11e Arrond. / Oberkampf) – Un café y night bar que siempre está entre los favoritos de los hipsters.

Le Motel (11e Arrond. / Bastille) – Bar con bebidas baratas y buena música indie-rock.

 


hotel Panache Paris

Habitación del hotel Panache

Dormir&Love 

Hay infinitas opciones para dormir en Paris . Puedes hacerlo, como lo hacen muchos jóvenes parisinos, es algún diminuto y encantador piso en el centro (nosotros te recomendamos que te alojes en Le Marais, barrio coqueto, modernete y muy de moda: algo así como nuestra Chueca) a través de Airbnb o puedes reservar unas noches muy especiales en algún hotel parisino. Aquí te recomendamos cuatro hoteles boutique en París muy eat&love: pequeños, confortables y súper actuales. Mira y empieza a soñar.

 

Hoteles Amour y Grand Amour

Estos dos hoteles de evocador nombre nos han enamorado (y nunca mejor dicho) por su estilo súper contemporáneo y, a la vez, genuinamente francés. Las habitaciones parten de un diseño vintage que evoluciona de formas variopintas (todas son muy diferentes) hasta transformarse en esperpéntico en algunas ocasiones (objetos extravagantes, ambiente voyeur …). Los dúplex son una auténtica pasada. Algunas de las habitaciones tienen bañeras vistas de garra. El restaurante -precioso- va a hacer las delicias de tu cuenta de Instagram.

Precios desde 175€ la noche aprox.

RESERVAR EN HOTEL AMOUR

 

Le Hoxton

Una elegante residencia aristocrática del siglo s XVIII reformada con estilazo y frescura para el público millenial. Las habitaciones están decoradas en un estilo vintage masculino muy elegante. Todas tienen grandes ventanales y, algunas, terraza. En el bar vas a encontrar una sugerente barra de coctelería con mucho glamour y en su restaurante Rivié platos de cocina tradicional francesa más que aparentes. Eso sí, los precios de la noche van en consonancia con el ambiente, tenlo en cuenta para no llevarte un susto ; )

Habitaciones desde 250€ la noche aprox.

RESERVAR EN LE HOXTON

 

Hotel Panache

Haciendo esquina en un bonito y elegante edificio residencial del siglo XIX en pleno corazón de París se encuentra el chic y elegante Hotel Panache. Con un diseño muy actual que revisita el Art Noveau, el Panache enamora por su elegancia ligera y moderna nada pretenciosa. Las habitaciones, de estilo vintage cálido, te van a encantar.

Habitaciones desde 150€ aprox.

RESERVAR EN HOTEL PANACHE

 

Hotel Paradis

Este encantador hotelito de decoración vintage contemporánea está justo entre la estación de tren Gare du Nord station y la Opéra Garnier. Te encantará por su elegancia “de andar por casa” muy, muy cálida y sin pretensiones, y por su amor por cuidar los pequeños detalles (por ejemplo, en el baño tienen champús y geles de la genial marca de productos naturales Malin+Goetz: ¡prepárate para lucir pelazo!).

Habitaciones desde 100€ la noche aprox.

RESERVAR EN HOTEL PARADIS

 

Le Grand Pigalle

En el encantador y a la par decadente, pero siempre bullicioso barrio de Pigalle (la zona del Moulin Rouge) se encuentra este hotel extraordinario de un lujo muy casual y actual. En un edificio clásico de estilo aristocrático, las 37 habitaciones del Grand Pigalle están decoradas en un estilo vintage contemporáneo. Te enamorarán por sus a los tejados de la avenida Frochot, sus molduras clásicas, sus acogedores y elegantes papeles pintados.

Habitaciones desde  150€ la noche aprox.

RESERVAR EN LE GRAND PIGALLE

Mapa de Paris by eat&love

Utiliza nuestro mapa durante tu viaje para saber en cada momento dónde encontrar un local muyeat&love cerca de ti : )

 

 

Y con esto, y un macaron, nos despedimos hasta la próxima guía de viaje eat&love. ¿Dudas? Pregúntanos lo que quieras en los comentarios. 

Con cariño,

Susana & Fabio

Susana & Fabio

Somos Susana y Fabio, foodies empedernidos, viajeros y diseñadores de experiencias gastro (eat & love studio). Te recomendamos los mejores locales de Madrid. ¿Te apuntas a comer y amar con nosotros?


  1. Begoña

    22 diciembre

    ¡¡Abrumador!! ¡Muchas gracias por el trabajazo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram