- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

La Colmada: un bar de ultramarinos viejuno (y muy cool)...

La Colmada: un bar de ultramarinos viejuno (y muy cool) en Malasaña

LA COLMADA

EL FLECHAZO

TIENDA DE ULTRAMARINOS – BAR

PRECIOS

Colmadas 3,50 – 6,50€

Conservas 10 – 12€ / Tablas 10 – 17€

¿Conoces la sensación de ir a un sitio y sentir que has descubierto un tesoro? Pues eso es lo que nos pasó el día que cruzamos las chirriantes puertas de La Colmada. Un local con solera que rinde homenaje a las antiguas tiendas de ultramarinos, pero que además es un bar viejuno y cool a la vez. De esos que te enganchan desde el minuto uno y al que siempre vuelves cuando necesitas refugiarte entre amigos y una buena copa de vino. Para nosotros uno de los conceptos más especiales de Malasaña, donde saborear ibéricos en tabla con un vermutazo en mano, o volverte loco eligiendo alguna de sus latas de conservas artesanas súper especiales que inundan (y decoran de miedo) el garito. Atento, porque este proyecto con tanta chispa de Alejandro Abades no tiene un solo hueco reservado a la mediocridad. Y saben, como pocos, elevar un momento tan trivial y desordenado como el aperitivo al punto cumbre de tu fin de semana. ¿Te vienes?

 

La Colmada

 

La Colmada

 

La Colmada

 

La Colmada

 

La Colmada

 

 

La Colmada

 

La Colmada

 

eat&lovers

¿Quién está detrás de este proyecto tan molón? Pues Alejandro Abades, un burgalés de morro fino que junto a dos colegas, Carlos Dorrego y Lucía Loureiro, decidió abrir este bar que homenajea a las antiguas tiendas de ultramarinos. No les venía la cosa grande, sobre todo a Alejandro, que ya tiene dos tiendas de productos muy high level en Quevedo y en Chueca, llamada La Vieja Castilla (en Burgos está la primera, claro). Solías encontrarlo furulando entre ambos locales y sus clientes, en un arrebato jaranil muy de barrio le pedían que se marcase una copilla con aperitivo para echar el rato. Cuando vio la capacidad que tenía de preparar jolgorios de tarde en un plis plas, apostó por abrir La Colmada. Un espacio mitad tienda mitad bar, viejuno pero cool, con chispa, y capaz de encaramarte a la barra para no soltarte en horas.

El local nos chifla: tiene varias estancias, perfectas para ir unos pocos amigos o un grupete más majo. La primera sala pintada de azul en su particular oda al mar y a sus conservas marinas, pero presumiendo también de una mega estantería rebosante de botellas de vino. La segunda verde, representando las conservas de la tierra, además de un mostrador lleno de productos listos para llevarte a casita.

 

food&love

Si tuviéramos que quedarnos con un solo producto de La Colmada no podríamos, porque todos son lo más. Viniendo sus dueños cargados de experiencia en este tipo de tiendas, no podía ser de otra forma. Todo lo que vas a encontrarte es muy especial y está seleccionado a conciencia. Destaca el buen producto de conserva, de tierra o de mar, que va desde unas clásicas anchoas de Santoña o unos piquillos de Lodosa, hasta una selección de latas súper originales. Y es que, como los portugueses nos sacan un poquito de ventaja en el tema latas, aquí no falta un buen palé de preciosas y monísimas conservas. Unas más tradicionales, como el atún Santa Catarina (de lo mejorcito que hay en Portugal) o el bacalao Alkorta en ajo y peregil, y otras más especiales y rebuscaditas, como las ostras en escabeche o las sardinas en salsa teriyaki (ojo porque cuando las terminas, mojas el pan y lo flipas).

Algunas combinaciones se las inventan ellos y les salen redondas, como es el caso de sus alcachofas con zamburiñas, pero pídeles la carta y echa un ojo a lo que tienen porque todo merece la pena. Está llena no solo de conservas artesanas (rabo de toro estofado, lentejas con verduras y foie, marmitako de bonito con patatas…), sino de colmadas (tostadas de ibéricos y quesos sobre pan artesano, como la de sobrasada y brie). Además triunfan con sus tablas, ideales para pillar junto a una buena botella de vino, y en las que mezclan cositas ricas como el manchego de oveja curado con la cecina de vaca ahumada de León y el salchichón ibérico de Guijuelo, entre otros. No faltan las raciones en frío, como la fresquita y cremosa burrata con tomate y pesto que tomamos nosotros.

Ojo al momento bebercio: si quieres que te tiren una caña en condiciones, lo hacen, pero aquí se viene a por una de sus 10 etiquetas de vermú (de Barcelona, Tarragona y Burgos) o a por las 70 que atesoran de vino. Chivatazo: si compras botella de vino entera para abrirla en el local en vez de pedir por copa, te hacen un descuento en el picoteo. Y renta, ¿eh? Palabrita del eatandlover 😉

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle del Espíritu Santo, 19 (Metro Tribunal – Noviciado)

Tlf. 910 17 65 79


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares