- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
Leyendo

Mejillón: ¿A qué no puedes comer sólo uno?

Mejillón: ¿A qué no puedes comer sólo uno?

MEJILLÓN

COCINA

BELGA

PRECIO POR PERSONA

20-25 € (con cerveza y postre)

♥︎ ♥︎ ♡

Nos encantan los pequeños placeres ‘tontunos’ del día: mordisquear el ‘currusco’ del pan de camino a casa, picotear de la sartén mientras cocinas, rechupetearse los dedos después de un bocado glorioso y, por qué no, atiborrarse a mejillones. Sí, has leído bien. Atiborrarse a mejillones con patatas fritas es una experiencia gloriosa, de esas que merece la pena regalarse de cuando en cuando. Nosotros lo experimentamos por primera vez en Bélgica (donde los moules frites han sido elevados a la categoría de delicia nacional) y repetimos hace bien poquito en el lugar que te recomendamos hoy, Mejillón, en Alonso Martínez. Un restaurante informalón, divertido y con sabor a mundo en que vas a pasar un buen rato seguro. ¿Vamos?

 

restaurante Mejillón Madrid

 

El año pasado volvimos de Bélgica enamorados de sus pueblos y ciudades de cuento, su ambiente y, por supuesto, su deliciosa gastronomía, protagonizada por las mejores birras de Europa (con perdón de los alemanes), el chocolate (mmm…), los gofres (OMG!) y, cómo no, los “moules-frites” (sí, como oyes: mejillones con patatas fritas), que arrasan en restaurantes ‘finos’ y en puestecillos callejeros (también en Francia) por igual.

Y es que, hay que decirlo, los moules son puro vicio: una vez que hincas el diente al primero, ya estás enganchado de por vida. Las almas perdidas, por suerte, ahora tenemos Mejillón, un local que se une al  Atelier Belge (el belga de referencia en Madrid), eso sí, abriendo fronteras (sus moules están inspirados en las cocinas más icónicas de todo el mundo).

 

restaurante Mejillón Madrid

 

¿Y cómo es Mejillón? Es un restaurante amplio, con toques vintage-chic y aires marineros situado en el barrio de las Salesas, a un paso de Alonso Martínez.

¿Y la carta? No se andan con rodeos, aquí se viene a una sola cosa: a armarse con un babero a comer mejillones de roca seleccionados, preparados en cocotte con la salsa que prefieras (a la mexicana con chipotle, a la japonesa con salsa de soja, hindúes con curry rojo, a la francesa con vino blanco o a la tradicional receta belga con apio y cebolla)  acompañados de patatas fritas caseras y cervezas artesanas (de Bélgica y algún que otro lado).

 

restaurante Mejillón Madrid

 

Si traes a algún amigo anti-mejillones engañado, calma, porque podrás salvar el tipo con algunas de las alternativas de la carta: sus platos de pasta o el steak tartar que ofrecen de entrante, por ejemplo, son muy recomendables. Si no cuela, siempre puedes tentarle con su apetecible carta de cócteles, diseñada por Joel Jamal, Premio Nacional de coctelería: nada como un poco de alcohol para abrir el paladar más reacio 😉

Y ahora, como siempre, te contamos nuestra experiencia con “conchas y señales”.

– MEJILLÓN, “MEJILLÓN A MEJILLÓN” –

 

tomate corazón de buey Mejillón Madrid

Tomate corazón de buey con albahaca crujiente y AOVE

En Mejillón suelen tener como entrante alguna que otra sugerencia del día preparada con productos frescos del mercado. Nosotros empezamos con un delicioso tomate corazón de buey, de esos gigantes con abrumador sabor a tomate, aderezado con aceite de oliva virgen y hojitas crujientes de albahaca. Un plato sencillo, ligero y refrescante.

 

mejillones curry Mejillón Madrid

Mejillones con curry rojo indio

Llegamos al plato fuerte, los moules. Antes de empezar el festín, dos consejos: 1) revuelve como si no hubiese un mañana (sino, la salsa se queda en el fondo y la cosa pierde toda la gracia) 2) Procura no picotear de demasiadas cazuelas, o acabarás con el gusto aturdido (nosotros, por supuesto, fuimos incapaces de hacerlo).

Dicho esto, ya podemos empezar a chuperretear a gusto ; ) Nosotros arrancamos con los mejillones hindúes, con aderezo de curry rojo indio (ojo, que este es un curry indio, nada que ver con los mejillones con curries thais que sirven en otros restaurantes). Muy ricos (de los mejores), con un aderezo que no enmascara el sabor del producto principal y el puntito picante justo. Mmm!

 

mejillones nata vino blanco Mejillón restaurante Madrid

Mejillones ‘a la francesa’ con salsa de vino blanco y nata

Estos moules marinières à la crème se encuentran en casi todos los pueblos de la costa atlántica de Francia, y están buenísimos. Le dan una vuelta a la típica salsa marinera de vino blanco, cebolleta y puerros añadiendo un toquecillo untuoso de nata que les queda de vicio. Mucho más suaves que los indios, los comerás uno detrás de otro como pipas. Por supuesto, tanto estos mejillones como los anteriores vienen acompañados de frites: riquísimas patatas fritas caseras, acompañadas de kétchup y, cómo no, de mayonesa.

 

crepe Mejillón restaurante Madrid

Postre: crepe con salsa de fresas

Para cerrar con algo dulce en Mejillón no pueden faltar los gofres y las crepes, que puedes elegir con chocolate, nutella, dulce de leche o salsa de fresas. Nosotros optamos por traicionar los míticos gofres belgas e irnos a por una crepe con fresas. Un clásico, rico, pero que no emociona (quizás lo más flojito de la carta).

Y con esto, y un bizcocho, nos despedimos hasta la semana que viene.

Con cariño,

Susana & Fabio

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

C/ Orellana 1 (Metro Alonso Martínez) – Ver en Google

RESERVAS

Tlf. 911 37 57 85
(haz clic para llamar)

Susana & Fabio
Somos Susana y Fabio, foodies empedernidos, viajeros y diseñadores de experiencias gastro (eat & love studio). Te recomendamos los mejores locales de Madrid. ¿Te apuntas a comer y amar con nosotros?

TE VA A GUSTAR...

  1. Angeles

    16 octubre

    Fui al ” mejillón ” y es una pena que los mejillones no sean de mejor calidad siendo tan baratos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
34 Compartir
Twittear
Compartir32
+12
Compartir