- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

Lagasca 19: neotapas para comer, callar y gozar

Lagasca 19: neotapas para comer, callar y gozar

LAGASCA 19

COCINA

Tapas reinterpretadas

PRECIO POR PERSONA

50-55€ pp. aprox (con vino y postre)

♥︎ ♥︎ ♥︎

‘Producto, práctica y sencillez. Yo no vengo aquí a colársela a nadie: la cocina que ves es la que hay’. Y menuda cocina hay, ¿eh? Cuando viene un chef de la talla de Daniel Roca y te dice esto solo te queda callar y comer. Y lo llevamos tan a raja tabla que apenas abrimos la boca si no era para gozar con sus platos. Por eso hoy queremos chivarte un secreto que no podemos guardar más: Lagasca 19 ha llegado a Madrid dispuesta a quedarse en nuestros corazones. Una propuesta que se ha traído toda la magia de Barra Alta (el restaurante de Barcelona de Daniel Roca y César Guillén) en forma de honestidad y buena materia prima. Un lugar de tapeo reinventado con tintes a Perú, México y Asia, pero sobre todo un espacio para celebrar que nos gusta la comida y que nos gusta comer bien. Atento al nuevo fichaje del barrio Salamanca: vienen curvas (y están cargadas de sabor). ¿Te lo contamos? ¡A por ello!

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Habíamos oído hablar de Barra Alta y de Masala 73 en Barcelona, pero en los últimos años la vida nos ha llevado muy poquito por la condal, así que nunca llegamos a probarlos. Ahora, o hace bien poquito, se nos ha presentado la oportunidad: Daniel Roca y César Guillén aterrizaban en Madrid con una nueva propuesta en pleno barrio Salamanca que continúa con su misma filosofía gastronómica en Lagasca 19. Un proyecto delicioso de una cocina sencilla, sin secretos, pero de las que te deja con ganas de probar más. Y es que de un equipo que ha pasado por los fogones de Tickets (de Albert Adrà), Saüc, el Celler de Can Roca, Dos Cielos y Hermanos Torres, ¿qué otra cosa podíamos esperar?

Cuando cruzas su puerta te encuentras con un local súper amplio, con bastantes mesas y varias estancias. Al principio una zona un poco más informal con su barra y su parte de mesas y sofá, y al fondo un salón con unas preciosas vistas a un jardín interior por donde se cuela la luz natural. Todo el espacio tiene un aura de misterio, con las luces bien bajitas y una decoración sencilla y elegante a la vez. Lo que vas a ver aquí no es una oda a todos esos restaurantes extravagantes que se ponen de moda en la ciudad, sino un lugar sobrio, donde la absoluta importancia la tiene la comida.

¿Y cuál es la propuesta grastro de Lagasca 19? Nos cuenta Daniel que su intención no era hacer un restaurante ‘rompedor’ en pleno barrio Salamanca: sencillamente buscaban traer su buen hacer de Barcelona a Madrid para que todos pudiésemos disfrutar de una cocina genuina, sin artificios y de calidad bestia. Nada de tonterías: aquí lo que importa es el sabor de ese producto tan tan bien seleccionado y al que tanto respetan, a un precio que la mayoría de la gente pudiese disfrutar. Así que aquí encontrarás un concepto muy variado de tapas clásicas reinterpretadas capaces de convertirse en raciones si lo que uno quiere es venir a compartir. ¿Y a qué sabe? A guiños internacionales que verás en ingredientes típicos de México, Perú y Tailandia.

¿Y su carta? Dividida: por un lado tenemos la opción de probar su propuesta de tapas, pero también ofrecen 3 menús degustación diferentes para conocer la propuesta de forma más completa. Han apostado por platos como el ceviche de sepia, la ensaladilla al momento con daditos de salmón Carpier, unas croquetas melosas de carne rustida y foie rougié o el brioche de patitas fritas de bogavante con roast pork de bellota. Pero además no se olvidan de los guisos, entre ellos las albóndigas de presa ibérica de bellota Joselito con sepia, el jarrete de ternera blanca a baja temperatura o la manita y oreja de cerdo deshuesados con bacalao. Para rematar con un golpe dulce tienen bocados para todos los gustos:  Chocolatada (de la que te hablamos más abajo) o la tarta de queso en el formato más tradicional, o la sopa de piña con fresas osmotizadas y espuma de chocolate blanco para los que se atreven con finales más inesperados.

Pidas lo que pidas hay una cosa que podemos asegurarte, y es que estará bueno (así, tal cual). Daniel y todo su equipo son encantadores y además, si alguno de vosotros tiene alergias, intolerancias o necesita un menú diferente (vegano, vegetariano…) con avisarlo con un poco de tiempo al hacer tu reserva ellos te preparan un menú que se ajuste a la perfección. Carlos es vegetariano y siempre tenemos que avisar cuando vamos a un local, y en Lagasca19 pudieron hacer todas las versiones de los platos de Bea pero en vegetariano, ¡y estaba de vicio!

No nos enrollamos más y vamos a lo importante: nuestra experiencia con ‘platillos y señales’ en Lagasca 19, un concepto del que salimos encantados de la vida y con muchas muchas ganas de volver. ¡Vamos a ello!

 

-LAGASCA 19, PLATO A PLATO-

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Pan de cristal con tomate y AOVE

Una comilona no es comilona si cuando pides el vino no traen aperitivo. En Lagasca 19 supieron romper el hielo haciéndonos felices desde el minuto uno. El godello llegó a la mesa bien fresquito y con él unas aceitunas y este pan de cristal con tomate que, por muy sencillo que sea, entró que daba gusto. Un buen aperitivo no necesita de nada más, ¿no?

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Tartar de vieira y bogavante

Empezamos a engrasar el buche con este Tartar de vieira y bogavante. Venía sobre una tortita crujiente con aguacate, cebolla morada, sésamo y un toque picante perfecto. Cada mordisco merecía la pena y esto no había hecho más que empezar. Nos sorprendió que un plato tan sencillo tuviera tanto sabor. Súper recomendable.

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Ceviche de sepia

Seguimos con este ceviche de sepia: una bocanada de sabor a lima y picante que en boca daba gustazo. El calamar venía bien acompañado de la cebolla morada y maíz mote (el mítico maíz latino). El sabor a Perú cañero y muy currado. Ah, pero no te olvides de comerlo con cuchara para que entre caldo (está que te mueres). Otro acierto seguro.

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Ensaladilla de bogavante azul

La ensaladilla vino a apagar el fuego que teníamos en el paladar (fuego soportable, ¡no te asustes!), y es que este es el plato más sencillo y de sabor equilibrado que probamos en Lagasca 19. Una ensaladilla al momento que cambia el clásico atún por la cola de bogavante azul. Un plato suave, nada que ver con el toque avinagrado que suelen tener la ensaladilla rusa.

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Nem de papada crujiente a baja temperatura

Lo siguiente que probamos fue este delicioso Nem de papada crujiente a baja temperatura. Si eres foodie de manual ya sabrás lo que es, y si no, te lo decimos: este rollito es un plato típico vietnamita y consiste en utilizar una hoja de lechuga para envolver los ingredientes que le quieras poner. Este que probamos nosotros tenía un sabor final espectacular: la mezcla de la grasa de la papada ultra jugosa y crujiente a la vez, con los frutos secos y el resto de ingredientes nos dejó enamorados. Bueno, a Carlos le enamoró la versión vegetariana, ¡claro!

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Huevo a baja temperatura

Para ir cerrando la parte salada pedimos un plato que nos recomendó Dani y que no pasó desapercibido: el huevo a baja temperatura con parmentier, butifarra y jugo de bogavante. ¿El resumen? Gloria Bendita hecha plato. Ahí en ese cuenco de piedra tan mono sacó esta receta en la que aparece la magia al meter la cuchara y removerlo todo. Con suavidad, eso sí, no te vayas a perder las texturas. El huevo en su punto, el parmentier muy cremoso (increíble, i swear) y la butifarra coronando un sabor de 10 en forma de capas muy finas. Mezclar, probar y salir volando. ¡Qué buen viaje!

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Chocolatada con aceite y sal

Llegó el momento dulce y no pudimos evitar pedir su Chocolatada. Una crema de chocolate muy intenso, con bizcocho del mismo sabor, otra crema más cremosa por encima y más chocolate con leche rallado. Una bomba que hará derretirse a cualquier amante del cacao.

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

Tarta cremosa de queso

Para terminar por todo lo alto nos metimos entre pecho y espalda uno de sus postres más tradicionales: la tarta de queso. Cremosa a morir y con esa capa más hecha que viene en la parte de arriba y que da hasta placer mezclar antes de probar. Otro acierto seguro perfecto para compartir.

 

Lagasca 19

Fotografía: @carlosalbaphoto

 

Hacía un tiempo que no nos gustaba tanto una propuesta de tapas firmadas por un chef de altura. ¡Gracias al equipazo de Barra Alta de Barcelona por traernos este local taaaaan rico! Estamos deseando volver. Y tú, disfrutón, si te animas ya sabes: cuéntanos cómo ha ido. Lagasca 19 es un lugar perfecto para celebrar un momento especial o darse un capricho foodie de vez en cuando sin dejarnos un riñón y saliendo más contentos que Chupín. Por eso estamos tan seguros de que te va a encantar (ojalá tanto como a nosotros).

Y con esto y otro bocado a la tarta cremosa de queso… ¡nos despedimos hasta la próxima! 😉

Bea&Carlos

 

LET’S GO, BABY!

DIRECCIÓN

Calle Lagasca, 19 (Metros Serrano, Velázquez y Retiro)

RESERVAS

Tlf. 910 05 35 32

 


TE VA A ENCANTAR...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares