- COME Y AMA, LO DEMÁS YA VENDRÁ -
LEYENDO

12 (+1) locales imprescindibles para adictos al ramen e...

12 (+1) locales imprescindibles para adictos al ramen en Madrid

Recibir a la ola de frío no es que nos haga dar saltos de alegría. Menos mal que los disfrutones tenemos un pretexto para sonreír de papila a papila gustativa en casi cualquier época del año, incluso en invierno: un cocido glorioso -de esos que te prepara tu abuela-, una cena frente a la chimenea, una taza de chocolate caliente o, por qué no, un delicioso ramen calentito. Si todavía no te has ‘bautizado’ en esta tendencia foodie que desde hace más o menos un año causa sensación en Madrid, esta es la tuya. Te recomendamos 8 locales en los que vas a gozar descubriendo el ramen, el plato nipón de moda: fuera guantes, ¡que empezamos!

[Psst! Antes de empezar, breve lección foodie: el ramen es un plato japo relativamente moderno nacido de la fusión con la cultura gastronómica china (sí, sí, ¡como lo lees!), y que incluye de forma básica caldo, fideos de trigo y distintos ingredientes. La gran diferencia entre un ramen y una sopa china está en su caldo, elaborado con infinito mimo y, a veces, durante días, por quienes saben hacerlo como Dios manda. Un caldo de ramen puede hacerse a base de carne, pescado o vegetales, y puede ser frío o caliente (lo más común). Por cierto, curiosamente, también existe el ramen sin caldo (encontrarás ejemplos en el post). Además, el ramen incluye otros ingredientes a gusto del chef como carne, pescados o mariscos, vegetales, especias y aliños varios (soja, curry…). Ahora que ya te has licenciado en ramen, tienes permiso para seguir leyendo ;)]

 

Ramen Madrid Killer Sobo

Killer Sobo: el ramen de la abuela punky que la va a petar en Madrid

Sí, Killer Sobo acaba de abrir y ya lo está petando. Y nosotros tan felices, claro, y es que esta taberna japocastiza de La Latina es el último proyecto de nuestro estudio de marcas ‘foodies’  eat&love Studio. Así es como este espacio ha cambiado los aires de grandeza de su anterior local y ha adoptado una personalidad más canalla. Un sitio pequeño pero matón, bien gamberro, con una carta súper original de tapeo castizo-nipón elaborada con productazo de aquí (o de allá) que va desde un torrezno con salsa de chile casera hasta unas alitas de pollo en pepitoria con sake y toque spicy. Pero, sin duda, la estrella de la casa es su Killer ramen. Para llorar. Un plato que puedes tomar de tres formas diferentes: el de cocido de la abuela, el de estilo khao soi -sopa de curry del norte de Tailandia- o el clásico de tonkotsu ramen. Este último lo preparan con un brutal caldo de tuétano, con fideos artesanos, claro, panceta tostada que se te deshace en la boca, cebolleta, alga nori, setas enoki y huevo. Uno de los mejores ramen (por no decir el mejor) que vas a sorber en Madrid. Palabra. (Echa un ojo a nuestra experiencia en Killer Sobo plato a plato).

Precio: 15-20€ pp. aprox
Calle Redondilla 7 (Metro La Latina)

RESERVA EN KILLER SOBO

 

Ramen Madrid Hattori Hanzo Asia street food

Hattori Hanzo: el culpable de todo

Hubo un día en el que Madrid ya no fue la misma y fue el día en que Hattori Hanzo abrió su restaurante. Esta izakaya -taberna tradicional japonesa- ubicada detrás de Gran Vía abrió la veda del ramen en la capital hace ya unos años, por eso no podía faltar en esta lista (te contamos todos los detalles de nuestra experiencia en Hattori Hanzo en este post). A los fogones está Borja García, chef que aprendió de los locales y hogares más auténticos del archipiélago nipón. Su carta se compone de raw bar (pescado crudo más allá de los makis y nigiris), tapas japonesas (street food), especialidades de la casa (versiones de platos típicos de distintas regiones del país) y postres (tienen su propia pastelería japonesa, Panda). ¿Y su ramen? Su especialidad es el Hakata Black Ramentonkotsu ramen, una variedad típica de la zona de Hakata que en Hattori sirven con un caldo hecho a base de cerdo y ajos caramelizados hasta transformarse en un aceite negro (de ahí el nombre). Una joyita foodie que no puedes permitir que tus papilas gustativas se pierdan ; )

Precio medio: 25€

Calle Mesoneros Romanos 15 (Metros Gran Vía y Callao)

 

Ramen Madrid Nakeima fusión Asia

Nakeima: el tipo duro también hace ramen

A Nakeima lo mismo lo ponemos en nuestra lista de gallegos rebeldes como en la de dónde encontrar el mejor ramen de la capital. Y es que, aunque tenemos que reconocer que lo de las colas de espera de dos horas para entrar (no admiten reservas) nos echa para atrás, es innegable que aquí dentro se hacen maravillas. Volvimos para visitarlo hace muy, muy poquito, y el festín terminó con un ramen que nos conquistó como pocos. Era sin caldo, pero no lo necesitaba: tenía un sabor de escándalo. Llevaba neavi (cebollino japonés), shichimi togarashi (un condimento japonés muy típico que combina varias especias), ali-oli de ajo y jengibre, naruto, shiitake encurtido, yema, alga nori y katssobushi. Sencillo, pero riquísimo. Para rematar, el ambiente ahí dentro se cuece a fuego lento. Es desenfadado, sin artificios y muy informal: la atención ya la ponen ellos en cada plato. Nuestra primera experiencia hace unos añitos largos ya te la contamos con ”platos y señales” aquí. ¡Toma nota!

Precio medio: 50€ (con vino y postre).
Calle Meléndez Valdés 54 (Metro Arguelles)

 

Ramen hotpot Konnichiwa Madrid

Konnichiwa: el ramen en cazuela, por favor

Konnichiwa significa “hola” en japonés y en “madrileño” es el nombre de la nueva izakaya de la calle Fuencarral de la que te hablamos aquí. Allí probamos y aprobamos su ramen, que es el plato estrella de la casa y que preparan laboriosamente y frente a tus ojos  durante no menos de diez minutos. En Konnichiwa se sirve en un hornillo hotpot donde vierten la base de sopa miso, los noodles, el huevo, los vegetales, las setas, queso, tofu, picante y otras salsas. ¿Y ahora? A servirlo en el cuenco y a comerlo sin derramar gota (deberían declararlo deporte olímpico). Para el precio que tiene, está más que logrado. Así que, eat&lovers, ¡a disfrutar!

Precio medio: 20-25€ (con cerveza y postre)

Calle Fuencarral 98 (Metro Bilbao)

 

Peko peko: el ramen fusión de Rocío

Peko Peko significa en japonés ”rugir de tripas” y eso es lo que nos pasa a nosotros cuando recordamos los platos de Peko Peko. Rocío Persson, la cocinillas del local, vivía con una familia nativa en Japón y estudió en la Tokio Sushi Academy (sí, existe). Además, Rocío también se pateó las calles de Japón, donde conoció muy de cerca su deliciosa street food. De toda esa inspiración y de la vena creativa de Rocío nace Peko Peko, un local que aunque tiene el bao por bandera (ellos mismos elaboran el pan al vapor), ofrece cocina del sudeste asiático en platos de inspiración callejera con un twist creativo (no apto para puristas). Su ramen estrella, el de curry es toda una declaración de intenciones. A medio camino entre una sopa thai tradicional de Chiang Mai (con leche de coco) y un ramen japonés (con sus clásicos fideos) apenas tiene caldo y resulta súper cremoso (o lo amas, o lo odias: no hay términos medios). Además, Peko Peko también ofrece dos ramen más, de estilo un poquito más clásico: el Chongqing ramen con caldo de especias picantes con bok choi y huevo (sólo apto para valientes) y el vicioso Bulgogi ramen, con carne macerada y verduras (también sin caldo).

Precio medio: 15€
Calle Colmenares 13 (Metros Chueca y Banco de España)

 

Yokaloka Madrid ramen

Yokaloka: el Japón más honesto

Si hay alguien en Madrid que sabe como preparar un ramen, esa es Yoka. Cuando por aquí no sabíamos ni deletrear la palabra sushi ya estaba ella arrasando en su puestecito en el Mercado de Antón Martín (Yokalokacon sus rolls.  El puesto (que con los años se ha hecho leyenda y ha ido creciendo progresivamente) se camufla entre otros de fruta y embutido. Eternamente abarrotado, en él vas a encontrar la esencia del street food asiático más auténtico, con muy buena materia prima. La carta ofrece gyozas, sushi (la especialidad de Yoka) y, cómo no, ramen. Tienen el wafu ramen, una rareza (incluso en Japón) elaborada con caldo de bonito elaborado con mimo durante una semana, sin aditivos artificiales y con huevo y algas. Además, si se te antoja este plato (y con este frío es más que probable que sí) ve un martes o un miércoles y podrás probar el tonkotsu ramen,  elaborado con caldo a base de huesos de cerdo. ¡Una auténtica joya!

Precio medio: 25-30€
Calle Santa Isabel 5, planta baja del Mercado de Antón Martín (Metros Antón Martín y Lavapiés)

 

Chuka Ramen Bar Madrid Asiático Japonés

Foto: Chuka Ramen Bar

Chuka Ramen Bar: China convertida en Japón

A Chuka Ramen Bar vas a viajar: con un espacio que te transporta a Asia de cabeza y con un ramen que te eleva al cielo y más allá. Ya te contamos nuestro paso por este local aquí, y nos gustó tanto que se nos ha colado de nuevo en el blog (y lo seguirá haciendo). Este local no solo triunfa por su ramen (también puedes comer baos, gyozas y platos de temporada) pero es el claro rey de su carta. Lo ofrecen de formas muy variadas, desde el más clásico hasta la fusión más atípica. Elaboran el Tori Paitancaldo de pollo contundente y cremoso, servido con chashu de panceta de cerdo asada, pack choy, seta enoki, cebolleta, aceite de sésamo negro y huevo cocido-; el Shio -sopa clara a base de pescado ahumado, marisco y alga con pollo y cerdo asado- y el Hiyashi chuka -con un aliño de aceite de chille, salchicha cantonesa, anacardos garrapiñados con curry, berros y huevo cocido- (súper ñam). Este último se sirve frío y sin caldo. Nosotros ya estamos contando las horas para volver 🙂 -Aviso: veganos y vegetarianos, aquí también hay un ramen para vosotros. ¡Entrad y preguntad!-

Precio medio: 20-25€ (con cerveza y postre)
Calle Echegaray 9 (Metro Sevilla)

 

Ramen Kagura Madrid centro asiático japonés

Foto: Ramen Kagura

Ramen Kagura: el ramen que enamoró a Madrid (y preparó colas de infarto)

Los morros finos del ramen ya han pasado por Ramen Kagura (y repetido varias veces) sí o sí. Es un local sencillo y auténtico en medio del turisteo más hardcore que invade la calle Mayor y Arenal, pero merece la pena adentrarse en el meollo para calentarse un rato las papilas gustativas con esta delicia. Aquí ofrecen una carta muy básica con cuatro tipos de ramen elaborados a base de caldo de cerdo y verduras (y fideos handmade), el original, el aderezado con salsa de shouyu o el de miso. Pero, al igual que en otros de esta lista, puedes decantarte por el Mazesoba (ramen sin caldo frío o caliente) aderezado con distintas salsas o en su versión vegetariana. Además, para los sin fondo de la casa, está la opción de añadir extras como huevo, nori, o más cantidad de carne y fideos. También ofrecen ramen de temporada, tantanmen picante y Montaña Fuji (como dicen ellos, ”con un monte de verduras”). Los puedes pedir como plato único o dentro de un menú al que añaden una guarnición. El sitio perfecto para un día de paseo por el centro. Además ellos son muy resalados 🙂

Precio medio: platos 5-9€ / menús 12-13€
Calle de Las Fuentes 1 (Metro Ópera)

 

Ramen Madrid Malasaña Asiático

Foto: Ninja Ramen Bar

Ninja Ramen: tradición nipona en Tribunal

Ninja Ramen te va a teletransportar al Japón de los antiguos samurais con sus tres espacios diferentes: la zona de mesas y bancos (con bar y cocina abierta), un reservado con tatami -capacidad máxima de 8 personas- y una terraza -esto casi mejor que lo aparcamos hasta mayo ;)-. En este local de cocina tradicional japonesa vas a encontrar un concepto de bar de tapas tipo izakaya sin  sushi o al sashimi: el plato estrella aquí es el ramen (además tienen gyozas, baos… pero bastante normalitos. Puedes echar un ojo a su carta aquí). Solo te vamos a decir que ellos mismos elaboran y amasan los fideos, así que ya estás tardando en probarlo. Lo tienen con base de sopa de misocaldo especial de soja, con sabor a currypicante (para los más valientes),  sin caldo  y frío -ideal para tomarlo en verano y no asarte cual pollo frito-.

Precio medio: 15€
Calle Barceló 1 (Metro Tribunal)

RESERVA EN NINJA RAMEN

 

Ramen Madrid Kuraya

Foto: Yummy Barcelona

Kuraya: De los creadores de Ramen Kagura llega…

Sí, era imposible que lo hicieran mal en un segundo local después de armar esas colas en Ramen Kagura. Por eso el Grupo Hanatokura decidió abrir Kuraya. Ahora su propuesta cambia solo un pelín: te ofrecen además del ramen de siempre, una versión diferente llamada tsukemen. Una variedad muy popular en Tokio que empezó a petarlo hace unos añitos por Japón y ahora viene a Madrid de la mano de uno de los mejores. Este japo plato lo elaboran con fideos más gruesos y consistentes que hacen la sopa mucho más espesa, y que además sirven en cuencos separados para que los vayas mojando directamente en la sopa caliente de cerdo o pollo. Gloria. Y por cierto, si amas las gyozas tanto como nosotros, este también es tu sitio 😉

Precio: 15€ pp. aprox
Plaza de Herradores, 7 (Metro Ópera)

 

Ramen Madrid Ran Ran Tei

Foto: Madrid Free

Ran Ran Tei: de Nagoya a Madrid con amor

Ran Ran Tei es un peque local nipón que grita ‘autenticidad’ a los 4 vientos. Este restaurante no ha abierto de nuevas y sin saber lo que hacía: son el quinto local (primero en Madrid) de una saga de 4 (3 en Nagoya, Japón, y otro en Shangái, China). El sitio es cutre como muuuchos locales de Madrid, pero el ramen casero al estilo Yokohama le Kei es de lo mejorcito del barrio. Los preparan con caldo tonkotsu hecho con huesos de cerdo, pero a veces también lo hacen de pollo. Un plato que triunfa en cualquiera de sus 3 variedades y en tamaño pequeño o grande: lo hay con sésamo y sal, con salsa de soja o con miso, y cada uno con diferentes ingredientes. Tienen un menú del día por 15€ bien aclamado, ¡ojito!

Precio: 15€ pp. aprox
Calle de Orense, 26 (Metro Santiago Bernabéu)

 

Ramen Madrid Yakitoro

Foto: Yakitoro

Yakitoro: el ramen ibérico de Chicote

Pues sí, a estas alturas de la vida todos conocemos el restaurante Yakitoro (by Chicote, baby) y la gran inmensa mayoría lo hemos catado en algún momento de nuestras aventuras madrileñas. Pues hoy venimos a contarte que tienen una saga de ramen que no puedes pasar por alto si eres amante de este cuenco. En su carta se llaman los Yaki-Ramen Ibéricos, y ojito porque tienen mucha tela. Primero está el de callos con chorizo, morcilla y udon; después tenemos el estofado a la madrileña con tangliatelle yuyao; seguimos con el fricasè de pollo con fideos e chang; y terminamos con el de bacalao guisado y espinacas.

Precio: 10-15€ pp.aprox
Calle Reina 41 (Metro Banco de España)
Paseo de la Castellana 130 (Metro Santiago Bernabéu)

 

Ramen Madrid Morikaen

Foto: Madrid Free

Morikaen: cero florituras, mucho ramen

Morikaen es uno de esos locales que no está de moda en Madrid (mola). En su carta no solo vas a encontrar entrantes o acompañamientos como el sushi o las brochetas. Estos son solo la punta del iceberg, porque lo que aquí triunfa es la sencillez con la que elaboran unos 16 tipos de ramen (por lo menos) con distintos caldos. Podrás zamparte algunos como el que lleva su nombre, Morikaen, que preparan con caldo de hueso de pollo, jengibre y ajo, o el miso ramen, con carne de cerdo, naruto, huevo, algas verdes, soja fermentada y pasta de miso.

Precio: 15€ pp. aprox
Calle Hilarión Eslava 17 (Metro Moncloa)
Calle General Oraá 49 (Metro Avenida de América)

 

Y con esto y un bizcocho (de matcha y chocolate), ¡nos despedimos hasta la próxima!

 

– MAPA DEL MEJOR RAMEN EN MADRID –


TE VA A ENCANTAR...

  1. Avatar
    Anacaona

    21 diciembre

    Me encata el ramen, y justo el martes fui a Chifu Ramen, en la caye Ayala, y salimos muy contentos con todo lo que comimos. El ramen es delicioso y abundante. Probablemente el mejor que he probado. Recomiendo que lo visiten.

  2. Avatar
    Anacaona

    21 diciembre

    **Corrección: Ramen Shifu. Sorry

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario nos autorizas a que almacenemos tus datos.

INSTAGRAM
eat&love en Instagram
Shares